Aquí podrás encontrar todas las noticias relacionadas con tu deporte favorito.

martes, 30 de septiembre de 2008

Desigualdad en el grupo A e interés en el B.

Arrancó el Campeonato del Mundo de Fútbol Sala 2008, que se celebrará en Brasil hasta el 19 de Octubre, con el estreno de la anfitriona ante Japón y de la subcampeona, Italia, que sufrió más de lo previsto ante Tailandia.

En el Grupo A, Brasil machacó a Japón por 12-1 sin demasiadas complicaciones. El cuadro dirigido por Paulo César Oliveira no tardó en inaugurar el marcador en el Nilson Nelson de Brasilia por medio de Lenisio, que batió a Kawahara con un disparo duro, raso y pegado al poste. Una vez abierta la lata, todo fue cosar y cantar. Marquinho hizo el segundo y Falcao, que había comenzado el partido desde el banquillo, fuel el encargado de transformar el tercer tanto de penalti. Antes del descanso, Osodo consiguió el gol de la honra para el conjunto asiático. Tras la reanudación todo fue aún si cabe más sencillo, y Wilde, Betao, Lenisio, Ciço, Falcao, Ari (2) y Schumacher (2) consiguieron los goles restantes. Sólo se quedaron sin 'mojar' Vinicius y Gabriel.

Cuba no tuvo muchos problemas para deshacerse de las exóticas Islas Salomón, una selección que siempre ha permanecido a la sombra de Australia y que cuenta como figura con Elliot Ragomo, que dos años atrás militó en el filial del Playas de Castellón. Precisamente éste fue el encargado de poner por delante al país oceánico, que no resistió el asedio de los caribeños y Olivera y Madrigal, de libre directo, materializaron la remontada. El goteo de tantos fue constante y, como dato, decir que Morales acabó el encuentro con cuatro tantos. Ragomo también hizo el segundo de las Islas Salomón, que recibieron un doble parcial de 5-1.
En el Grupo B, por su parte, Italia, gran favorita, trabajó más de la cuenta para doblegar a Tailandia, que mostró una correosa defensa. La 'azzurra' llevó el peso del juego, pero no lograba superar el entramado defensivo de la selección asiática, que gozó de sus mejores oportunidades al contraataque. El combinado transalpino, liderado por Zanetti y Foglia, encontró el camino del gol a falta de cinco minutos para el descanso, de la mano de Nando Grana, que transformó un penalti. el cuadro italiano decidió abandonar la tarea ofensiva y se limitó a defender la portería de Feller. Más contundente fue Paraguay, que barrió a Estados Unidos. Los sudamericanos supieron contrarrestar el aluvión de ocasiones que llegaron en los primeros cinco minutos, y con el gol de Santander, a los siete minutos, el equipo norteamericano se vino abajo y Paraguay se limitó a buscar los espacios con paciencia y aumentar poco a poco el marcador hasta el 5-0, con goles de Alcaraz, Robson Fernández, Chilavert y Villalba.
En la próxima jornada, Brasil se enfrentará a las Islas Salomón y Rusia debutará ante Cuba (Grupo A), mientras Italia se medirá a Estados Unidos y Portugal con Paraguay (Grupo B), todo esto el día 2, por Teledeporte.

lunes, 29 de septiembre de 2008

Festín de goles


La cuarta jornada liguera fue bastante espectacular, con muchos goles y un juego bastante vistoso en casi todos los estadios de Primera.



Destaca sin duda el caso del Bernabéu, donde el Real Madrid abusó de un Sporting desmoralizado tras su pésimo arranque liguero, aunque también hay que decir que ha sido de lo más duro. Vencieron los de Schuster por 7-1, en un partido en el que la afición madridista pudo disfrutar del buen juego de Van der Vaart, que anotó tres goles, uno de ellos de tacón, y de la 'vuelta' de Raúl, que marcó dos. Un Higuaín enrachado y el holandés Arjen Robben cerraron la goleada ante los pupilos de Preciado, que pudieron maquillar el resultado por medio de Kike Mateo.



También el Barcelona sigue con su mejora, aunque continúa sembrando dudas allá donde juega. Esta vez venció en el Camp Nou por 3-2 ante un Betis que se mostró combatitivo como pocos. Samuel Eto'o, por partida doble puso por encima al club local en la primera parte, pero, tras el descanso, los de Guardiola se durmieron y el lateral Monzón y Jose Mari empataron el choque en un abrir y cerrar de ojos. Así, el Barça se animó un poco, y finalmente logró anotar el tercero. No fue ni Messi, ni Bojan, ni Eto'o ni Henry quien lo anotó, sino Eidur Gudjohnsen, un jugador con el que, aunque se cuenta poco, siempre suele cumplir.

El Atlético de Madrid es otro de los que avanza a paso firme en esta Liga, y parece decidido a querer dar la sorpresa a la larga. Se ve al bloque motivado, seguro en sí mismo, y en definitiva, concienciado de que pueden hacer algo grande. Esta vez ganaron en el Coliseo Alfonso Pérez al Getafe en un partido sin mucho brillo, en el que dos genialidades de Sinama, que se está saliendo esta Liga, dieron el triunfo al Atlético ante un Getafe que mereció más. El propio Sinama, aprovechando un gran pase de Ujfalusi desde el medio campo, con despiste de Lucas Litch incluído, fue quien adelantase al Atlético al filo de la media hora de juego. Pero Albín, ya en el 75', logró empalmar un excelente derechazo para igualar el choque. El 'Geta' se creció y, tras marrar Uche una ocasión clamorosa para haber sentenciado el partido, apareció Sinama para tras un gran centro de Maxi, incordiar a un Cortés que, descolocado, envió el balón a su propia portería.

El Valladolid logró bajar de la nube al Almería en un José Zorrilla a rebosar logrando una merecida victoria por dos goles a cero. En el minuto 68' de juego, Álvaro Rubio lograba poner por delante al club de Mendilibar, y pocos minutos después, el linier vapuleó a los de Arconada al anularles un gol por un supuesto fuera de juego de Natalio Lorenzo que solo él pareció ver. Medunjanin, que está teniendo un gran comienzo liguero, sentenció el choque en el descuento.

Jose Manuel Jurado, por su parte, forjó el camino de la victoria de su club, el Mallorca, ante en Numancia de Soria. El mediapunta, cedido al club bermellón por el Atlético, tumbó en el 12' al club de Kresic gracias a un jugadón personal que sumió al club soriano en la más absoluta de las impotencias. El camerunés Webó, a la salida de un córner, amplió la renta local, que pudo haber sido mucho mayor de no ser por la gran actuación del portero Juan Pablo. El colegiado, Mateu Lahoz, estuvo correcto, ya que anuló dos goles a cada equipo de forma merecida.

También Villareal y Sevilla se impusieron en casa por 2-0 ante Racing y Espanyol respectivamente. Ambos equipos demostraron su condición de 'grandes' y, aunque no tuvieron que esforzarse demasiado, lograron cómodos triunfos ante rivales que apenas impusieron resistencia. Capdevila y Llorente, al filo de la media hora, sentenciaron para los de Pellegrini, y Maresca y Chevantón anotaron los tantos para el club que dirige Manolo Jiménez.

En la Rosaleda, el Valencia, nuevo líder de la Liga se impuso a un Málaga que, tras 360 minutos, aún no conoce el gol en Liga, algo que no ocurría desde la temporada 91-92, con la Real Sociedad. El resultado, de 0-2, no concuerda con lo que fue el partido en sí ya que, de no ser por el meta Renan, Adrián López y Duda habrían puesto en muchos apuros al Valencia. Pero bueno, siempre quedará Villa. Ese jugador capaz de matar un partido con una sola que tenga. En este caso tuvo dos, y el 'guaje' no perdonó a Arnau. También está el hecho de que Juan Mata se está saliendo y que cuando aparece por la izquierda, como ocurrió, te 'mata'. Sin duda, el joven interior es lo único bueno que dejó Koeman en el Valencia.

En Huelva, hubo reparto de puntos entre el Recreativo, club local, y el Athletic, que sigue sin despegar y sin jugar bien. Como se puede esperar entre estos dos equipos que, de momento no están, para nada, maravillando con su juego, fue un encuentro aburrido, engañoso para el aficionado y con un gol por equipo que supo a mucho. Javi Guerrero adelantó a los de Zambrano en el 71', poco antes de que David López empatara para los bilbaínos. Pese a la monotonía del encuentro, hay que destacar que el meta rojiblanco Gorka Iraizoz jugó un gran partido, despejando constantemente el poco peligro de los Javi Guerrero, Marcos Rubén, Camuñas o Adrián Colunga, a quien sacó una mano prodigiosa en el 88' que pudo significar la debacle final para los de Caparrós.


Para terminar, destacar el empate sin goles en el Reyno de Navarra entre Osasuna y Deportivo. Pese al resultado final, el partido no fue, ni de lejos, aburrido, y de no ser por la pareja defensiva de moda, la formada por Lopo y Zé Castro, Aranzubía se hubiera visto en más apuros de los deseados frente a los ataques de los de Ziganda. Para más inri, de Guzmán fue expulsado, aunque ni aún así los Portillo, Juanfran, Delporte y compañía lograron traspasar la muralla formada por Lotina. Por su parte, los delanteros deportivistas Bodipo y Juan Rodríguez, y más tarde Mista, pasaron desapercibidos.


Eso es todo lo que nos ha deparado la cuarta jornada de la Liga BBVA. Esperemos que la siguiente nos traiga, por lo menos, lo mismo que esta. Desde luego podrán seguirla aquí.

Llueven las acusaciones.


Tras los incidentes producidos el pasado sábado, llueven las críticas de un club hacia el otro.

Hacia tiempo que no se veía e España un escenario de violencia en un campo de fútbol, pero como es habitual en estos partidos la tensión de los más radicales propició este alboroto y destrozo cuando los "boixos" lanzaron sucesivas bengalas sobre la grada inferior, donde se encontraban los seguidores del Espanyol, fue entonces cuando Medina Cantalejo decidió suspender el partido momentaneamente, para que los Mossos paliaran los problemas de la grada.

Después de esto, como es obvio ambos clubes se culpan mutuamente, pero nadie sabe quien lleva razón. Algunos medios de comunicación han captado como Laporta lucha contra las críticas de los responsables del Espanyol diciendo que él no les deja entrar en el Cam Nou, y que si han entrado ha sido por consentimiento del Espanyol. Pero es cierto, que los que han ocasionado este alboroto han sido los más radicales del Barça por lo que la culpa debería ser del equipo blaugrana, así que la fiscalía ha pedido el ingreso en prisión preventiva para estos cinco boixos.

Pero para hacer más sangre en el tema el Espanyol ha denunciado las provocaciones de los jugadores del Barcelona, al celebrar los goles en la grada de los aficionados del Espanyol.

En definitiva se debería condenar a los violentos porque son los máximos responsables de este problema, y en relación a lo de las provocaciones, estamos cansados de verlas una y otra vez, y son al fin y al cabo algo relativamente habitual en el fútbol. La culpa no la tienen ninguno de los clubes sino estos energumenos que empañan la verdadera identidad del fútbol, quitándole todos sus encantos.

domingo, 28 de septiembre de 2008

Ballan se hace profeta en su tierra por una nefasta gestión de España.

Mejor poco y de calidad que mucho y sin demasiado valor. Esa es la máxima en la que debe basarse Alessandro Ballan, profesional desde 2004, de palmarés escueto pero selecto. Apareció tarde en la máxima categoría, actuando de gregario de Bortolami y Vainsteins. Sus características anatómicas le colgaban el cartel de rodador potente. Abrió su colección de trofeos en los Tres Días de la Panne, logrando un triunfo parcial. Su habilidad sobre el adoquín quedó refrendada en el Tour de Flandes de 2005, donde finalizó sexto. Añadió una etapa del Eneco Tour a la buena temporada cuajada. En 2006 se adjudicó la victoria en el Trofeo Laigueglia, y pese a la ausencia de triunfos firmó una temporada excelente, con la tercera plaza en la Tirreno Adriático, el quinto puesto en el Tour de Flandes y el tercer lugar en la París-Roubaix. Fue 2007 su gran año, con la victoria en los Tres Días de la Panne, el Tour de Flandes y HEW Classics de Hamburgo, además del tercer puesto en la París-Roubaix.
Su año pasado parecía insuperable, pero en el curso presente Alessandro Ballan está agrandando en calidad su palmarés. Su primera victoria en una de las grandes se produjo en la Vuelta Ciclista a España. Ballan se anotó un épico triunfo en La Rabassa y vistió de oro durante un día. La culminación ha llegado hoy, con un gran triunfo ante su afición que le sitúa en el estrellato ciclista. Gran culpa del insultante dominio de Italia en las clasificaciones es de España, que con un horrible planteamiento táctico ofreció en bandeja las medallas al combinado 'azzurro'. El circuito, de 17, 350 kilómetros, constaba de quince vueltas que sumaban un total de 260, 25 kilómetros de circunvalación a Varese. Las mayores dificultades del recorrido eran las ascensiones al Montello (1,150 kilómetros al 6,5% de desnivel medio) y al Ronchi (3,130 kilómetros al 4,5 %) ubicado a apenas cuatro kilómetros de la línea de meta, colocada en el Hipódromo de la localidad.

La ausencia en la salida fue Levy Lepheimer, cuarto en la prueba contrarreloj, que regresó a Gerona a la conclusión de la competición. Las selecciones sin opciones de alcanzar preseas buscaron protagonismo televisivo en la escapada. Oleg Chuzhda (Ucrania), ganador de la Vuelta a Madrid, Richard Ochoa (Venezuela) y Christian Poos (Luxemburgo), que durante las primeras cinco vueltas alcanzaron una ventaja de dieciocho minutos. El equipo local, Italia, asumió la responsabilidad y, con Marzio Bruseghin al alza, emprendió la labor de caza cuando el terceto acumuló dicha ventaja. El curtido corredor de Lampre ocupó la cabeza del pelotón durante casi seis vueltas, menguando claramente la diferencia de los fugados. Oleg Chuzhda fue el más combativo y arañó un paso por meta más en cabeza que sus compañeros de aventura. Una vez se llevó a cabo la neutralización empezaron los engañosos y peligrosos ataques de los 'outsiders'. Francia quemó naves con mucho movimiento, pero sin ningún fruto. Hasta el momento, España respondía bien a los demarrajes, pero siempre eran Juanma Gárate y Joaquim Rodríguez. Valverde, Freire y Samuel Sánchez se obsesionaron con Paolo Bettini y Antequera permanecía pasmado en el coche sin percatarse de la peligrosidad de la situación.

La clave de la derrota de España estuvo en su falta de ambición. En una de las ascensiones al Ronchi se presentó en cabeza un grupo de una treintena de ciclistas entre los que estaban Freire, Valverde, Samuel Sánchez, Joaquim Rodríguez y Juanma Gárate. Pero nadie asumió las responsabilidades, pues como estaba Bettini al señor Antequera no le gustó una situación de carrera inmejorable. Se esfumó esa oportunidad y cuando llegó el momento, Italia no perdonó. Freire y Valverde continuaban obstinados en marcar a Bettini, y Gárate había reventado ya después de un ‘’carrerón’’. Joaquim Rodríguez era el único que respondía. Contador, Mosquera y Noval habían dejado la carrera como la habían empezado: sin hacer nada.

Un corte de peligrosísimos 'outsiders' fue el que dio origen al corte definitivo. Alessandro Ballan, Davide Rebellin, Joaquim Rodríguez, Matti Breschel, Andriy Grivko, Greg Van Avermaet y Fabian Wegmann se marcharon en busca de la victoria. Con cuentagotas fueron llegando más corredores a un grupo que quedó conformado por dieciocho unidades. Mientras, continuaba la nefasta táctica de vigilancia intensiva a Bettini. Definitivamente, la carrera se jugó en el último descenso del Ronchi, en el que el grupo cabecero se fragmentó ligeramente dejando a los tres italianos (Ballan, Rebellin y Cunego), Chris Sörensen, Joaquim Rodríguez y Christian Pfannberger en cabeza. Los locales atacaron por turnos ya en las calles de Varese, y la tentativa buena fue la de Alessandro Balan, que a dos kilómetros de la llegada lanzó un ataque demoledor que le permitió saborear como se merece el gran momento. Joaquim Rodríguez lanzó la llegada demasiado pronto y sólo pudo ser sexto, superado finalmente por Cunego, Breschel, Rebellin y Grivko.

Cinco minutos después cruzaban por última vez la línea de meta dos grandes, Paolo Bettini y Erik Zabel, que se despiden del ciclismo profesional dejando una huella imborrable.

El próximo año será el turno de Mendrisio, localidad suiza que tradicionalmente acoge la salida del Giro de Lombardía.

Clasificación del Mundial de ciclismo en ruta.

1. Alessandro Ballan (ITA) 6h 37.30
2. Damiano Cunego (ITA) 3''
3. Matti Breschel (DIN) m.t
4. Davide Rebellin (ITA) m.t
5. Andriy Grivko (UKR) m.t
6. Joaquim Rodríguez (ESP) m.t
7. Fabian Wegmann (ALE) m.t
8. Christian Pfannberger (AUS) m.t
9. Nick Nuyens (BEL) m.t
10. Robert Gesink (HOL) m.t
11. Jurgen Van Goolen (BEL) m.t
12. Thomas Lövkvist (SUE) m.t
13. Chris Anker Sörensen (DIN) 6''
14. Assan Bazayev (KAZ) 58''
15. Philippe Gilbert (BEL) m.t
22. Samuel Sánchez (ESP) 1:22''
28. Paolo Bettini (ITA) 4:53''
29. Erik Zabel (ALE) m.t
37. Alejandro Valverde (ESP) m.t
38. Tom Boonen (BEL) m.t
39. Óscar Freire (ESP) m.t

sábado, 27 de septiembre de 2008

Cansado de esperar.

Once años han pasado desde que Paolo Bettini saltase al profesionalismo. Sólo hubo de pasar un año para que 'El Grillo' inaugurase su palmarés con la cuarta etapa del Tour de Romandía. En vista de su calidad, Mapei le fichó en 1999 y consiguió varias victorias: en la Tirreno Adriático, de la que se llevó una etapa, el Giro de Lucca y una etapa. Rellenó el cupo de victorias del año con la primera etapa de la Vuelta a Galicia y otra etapa en el Memorial Cecchi Gori.

El cambio de siglo le sentó bien y estalló en la primera temporada del siglo 21, conquistando su primer 'Monumento', la Lieja-Bastogne-Lieja y la etapa del Tour de Francia que concluía en Dax, junto al Trofeo Soler (Challenge de Mallorca) y el Memorial Cecchi y Gore (junto a dos etapas).

El primer encuentro de Bettini con el Campeonato del Mundo no fue demasiado agradable, en 1998, cuando finalizó en la 63ª plaza. Sin embargo, el 'Grillo' no se rindió y en 2000 volvió para finalizar en noveno lugar.

Empezó 2001 como un tiro con dos etapas en el exótico Tour de Langkawi. Su progresión se frenó y apenas apareció durante el resto de curso, volviendo a las portadas con su plata en el Mundial de Lisboa. Finalmente, Bettini recuperó el tiempo perdido ganando una etapa en el Giro de Lucca y el Campeonato de Zúrich. En el último año de Mapei, Paolo ganó mucho y de calidad: el Giro de Liguria y dos etapas, una etapa de la Tirreno Adriático, la Lieja-Bastogne-Lieja, el Tour de Valonia y una etapa, el Giro del Lazio, la Copa Sabatini, una etapa del Giro de Lucca y la general final de la desaparecida Copa del Mundo.

Y fue en 2003 cuando Paolo Bettini pasó a ser el mejor clasicómano del momento. Fue afinando la puntería en el Tour del Mediterráneo, cuya general ganó. Pronto le salieron las cosas y se hizo con el triunfo en la Milán-San Remo y el Campeonato de Italia en ruta. Terminó el año con sendos triunfos consecutivos en la HEW Classics de Hamburgo y en la Clásica de San Sebastián, además de revalidar la victoria en la Copa del Mundo. Sólo le faltó la medalla en el Mundial de Hamilton, donde Astarloa, Valverde y Van Petegem coparon el podio y él fue cuarto.

2004 era el año señalado, con el Mundial en casa. Las expectativas se acrecentaron con sus triunfos: una etapa en el Tour del Mediterráneo, la Tirreno Adriático y dos etapas, el GP de Camaiore y una etapa de la Vuelta a Suiza. El éxtasis llegó con el oro en los Juegos Olímpicos de Atenas. Todo pintaba bien... pero entre un coche de acompañamiento y el incómodo invitado, Óscar Freire, le apartaron del triunfo en Verona. Cerró la temporada con su tercera Copa del Mundo consecutiva.

En 2005 se estrenó en el Giro de Italia y la Vuelta a España, con una etapa en cada una. Fracasó de nuevo en el Mundial de Madrid, donde fue decimotercero. Encorajinado, Bettini ganó el Giro de Lombardía y el Campeonato de Zúrich sin lugar a réplica.

La fe ha sido una constante en la carrera del pequeño corredor de Cecina, y volvió a una de sus carreras predilectas, Tirreno Adriático, de la que se llevó un par de etapas, buscando la preparación ideal para el Mundial de Salzburgo. Vovlió a ser el mejor en el Campeonato de Italia, y ganó una etapa en el Giro de Italia. En la Vuelta terminó su test de cara al Mundial, anotándose un triunfo parcial. Y llegó el oro, en Salzburgo, la ciudad de la música, que premió al mejor clasicómano del siglo con el arco-iris. Por desgracia, la maldición del arco-iris cayó sobre él y lloró la muerte de su hermano poco después, vengándole en Lombardía.

No obstante, la maldición no se aparto de él, y durante todo el año padeció de una preocupante falta de pegada. Sólo una triste etapa del Tour de California le acompañaba, pero en la Vuelta volvió a recuperar el olfato: una etapa y para casa. Algo pasaba, 'el Grillo' volvía. Y Bettini recuperó el remate en Stuttgart, manteniendo el arco-iris un año más.

Por último, en 2008 se ha hecho con el triunfo en el GP de Namur y en el Trofeo Matteotti. En la Vuelta ha ganado en Toledo y Suances, mostrando una gran forma, y busca en casa agrandar aún más su leyenda.

De esta forma, Paolo Bettini decide poner punto y final a su carrera deportiva a sus 34 años, aburrido de aguardar a una oferta de renovación de Quick-Step. Se va uno de los grandes, uno de los mejores corredores de principio de siglo, y si cabe aún mejor persona que corredor, que ya es difícil.

Freire busca el cuarto en casa del campeón.

Es una lástima que sólo dure un día, y que se celebre una vez al año. El ambiente que rodea al Campeonato del Mundo de Ciclismo le hace único. Todos quieren ganarlo. Y casi todos pueden. No es como un Tour, sólo apto para escaladores. Aquí tienen cabida todos. El duelo es siempre el mismo, Italia-España, pero las demás selecciones acuden con la misma ilusión. Siempre hay algún invitado sorpresa. Pocos son los corredores que se niegan a acudir al Mundial. Es un gran espectáculo ver a hombres como Alberto Contador rebajándose al rango de gregario en favor de, por ejemplo, Óscar Freire.
Como en los últimos años, se plantea el eterno duelo: Freire-Bettini. Bettini juega como local, Freire como visitante. Tan sólo se vivió en Lisboa, en aquel sprint que se llevó Freire por delante del italiano y del Hauptman. Bettini siempre había estado gafado en las citas mundialistas. En Verona, en 2004, en casa, ante la afición transalpina, un golpe en la rodilla con el cuadro de la bicicleta le apartó de la lucha por las medallas. Poco después, Óscar Freire se proclamaba campeón del mundo en un memorable sprint junto a Alejandro Valverde contra el dúo teutón de Zabel y Hondo. Esta vez fue la última en la que ambos se ligaron con distinta suerte al Campeonato del Mundo. En Madrid Bettini falló, Freire no estuvo. El destino le había reservado la gloria para 2006. La ciudad de Mozart fue el lugar elegido para que el 'Grillo' iniciase su romance con el Mundial. Ni Zabel ni Valverde pudieron hacer nada. El año fue horrible para Bettini, que comparecía en Stuttgart sin casi victorias y dio una lección de ciclismo controlando la carrera con suficiencia y rematando con mucha clase.

Para lograr la medalla de oro y vestir de arco-iris, contarán con el apoyo de dos potentísimos equipos:

Por España, serán de la partida Alejandro Valverde (doble subcampeón mundial, doble ganador de la Lieja-Bastogne-Lieja, subcampeón de la Vuelta a España 2006...), Samuel Sánchez (campeón olímpico), Alberto Contador (campeón de Giro, Tour y Vuelta), Juanma Gárate (campeón de España en 2006), Joaquim Rodríguez (campeón de España el pasado curso), Luis León Sánchez (ganador en Aurillac-Tour 2008- y campeón de España en contrarreloj), Ezequiel Mosquera (cuarto clasificado en la Vuelta a España) y Benjamín Noval (bronce en el Campeonato de España de 2003), un plantel de auténtico lujo.

Para Italia, competirán Davide Rebellin (campeón de Lieja-Bastogne-Lieja, Amstel Gold Race, Flecha Valona, subcampeón olímpico...), Alessandro Ballan (ganador del Tour de Flandes 2007), Damiano Cunego (ganador del Giro de Italia 2004 y Amstel Gold Race 2008), Luca Paolini (bronce en el Mundial de 2004 y ganador de etapa en la Vuelta 2006), Marzio Bruseghin (tercero en el Giro 2008 y ganador en Urbino), Gabriele Bosisio (ganador del giro del Lazio 2007 y ganador de etapa y líder en el Giro 2008) y Matteo Tosatto (ganador de etapa en el Giro 2001 y en el Tour 2006), un bloque de absolutas garantías.

Pero no estarán solos, ni mucho menos. El tercero en las apuestas es Tom Boonen, campeón en 2005, que ha completado un año de luces (París-Roubaix y dos etapas en la Vuelta) y sombras (problemas con la cocaína). El tronquilargo corredor belga contaría con muchas opciones en una llegada masiva. Sus compañeros de selección, Gilbert, Nuyens y Van Avermaet pueden ser recambios fiables en caso de emergencia. El tridente de la selección australiana, Allan Davis, Stuart O´Grady y Robbie Mc Ewen también inquieta. En Francia, destacan Pineau y el peleón Chavanel, pero no es un país candidato a la máxima presea. Muy peligroso será Luxemburgo, que presentará a uno de los candidatos claros al triunfo, Kim Kirchen, junto a los dos Schleck. El defensor del metal de bronce, Stefan Schumacher, contará con un gran respaldo, Ciolek, Wegmann y por supuesto, Erik Zabel. Holanda no presentará un bloque demasiado potente, con Kroon y Moerenhout al alza, sin olvidar a De Jongh. Rusia será uno de los 'cocos', con Kolobnev, Trufimov, Ivanov y Pavel Brutt como jefes. En Suiza destaca Fabian Cancellara, capaz de cualquier cosa, y grandes segunda fila como Albasini, Elmiger, Rast o Marcus Zberg. En Dinamarca confían en el potencial de Matti Breschel y la colaboración de Chris Anker Sörensen. Gran Bretaña presenta un equipo algo deficiente con Steve Cummings y David Millar como estandartes. Por Polonia destaca Sylvester Szmyd. Sin Paaulinho, Portugal presenta a Nelson Vitorino como baza poco fiable. Janez Brajkovic y Gorazd Stanglej intentaran dejar en buen lugar a Eslovenia. Robert Hunter será el centro de atención en Sudáfrica. Ucrania llevará un buen equipo sin rematador, quizá Andriy Grivko u Oleg Chuzhda. Estados Unidos acude sin peligro, con Tyler Farrar buscando dar la sorpresa apoyado por Leipheimer y Zabriskie. Christian Pfannberger portará los galones en Austria, y Michael Barry hará lo propio en Canadá. Vladimir Miholjevic buscará algo de gloria para Croacia. Colombia acude con un bloque corto pero espectacular; Rigoberto Urán, Leonardo Duque y Mauricio Soler. Frantisek Rabon será el jefe en la República Checa y Veikkanen en Finlandia. Estonia cuenta con buenas bazas como Tombak y Pütsep. Irlanda llevará como jefes a Deignan y Roche. Kazajstán contará con Bazayev como hombre fuerte, y en Nueza Zelanda lo serán Henderson y Julian Dean. Arvesen intentará dar el honor a Noruega y los hermanos Velits ser héroes en Eslovaquia. Suecia llevará a la eterna promesa Lökvist, Gustav Erik Larsson y Ljunqvist. El modesto equipo de Uzbekistán presenta a Serguey Lagutin como jefe de filas, y Bielorrusia irá con Kuschynski y Siutsou.

La resolución, mañana a partir de las 10. 30 h, en un circuito fácil, que coronará a alguno y hundirá a muchos.

GP Italia: Vettel sorprende y se exhibe en un auténtico monzón. Alonso de nuevo 4º.


De nuevo y, tras un largo periodo de ausencia, la Fórmula 1 vuelve al blog para volver a ser analizada con todo detalle. Pero antes de ofrecerles lo sucedido en el pasado GP de Italia, procedemos a narrarles lo acaecido en las carreras anteriores de las cuales no pudimos hablarles por diversos motivos:


"GP Europa: Nakajima acabó con las ilusiones de triunfar de Fernando Alonso en el primera carrera disputada en Valencia al embestirle en la primera vuelta. Massa se llevó una merecida victoria en una carrera en la que rozó la perfección. Hamilton y Kubica completaron el podio en este nuevo trazado urbano. Kovalainen fue cuarto, y Heidfeld, con una carrera llena de altibajos, no entró en puntos y fue noveno. Trulli, 5º, un sorprendente Vettel, 6º, Timo Glock, 7º, y el Williams de Rosberg completaron los puntos."


"GP Bélgica: Hamilton y Raikkonen protagonizaron un final de carrera agónico, que acabó con el finés contra las vallas y con el británico, que ganó, relegado a la tercera plaza tras ser penalizado. Se puso a llover en la última vuelta tras una carrera seca en su totalidad, y el aguacero final propició que Heidfeld y Alonso entraran en boxes y pusieran ruedas de mojado para asegurar un buen puesto. El alemán finalmente fue segundo, tras el brasileño Massa, que, en plan hormiguita, se alzó con la victoria tras la sanción a Lewis. Alonso finalizó cuarto, y tras él, Vettel, Kubica, Bourdais y Webber completaron los puntos. Kovalainen, que se tocó con Heidfeld en la primera curva, no finalizó la carrera y quedó sumido en el aguacero final."


"Así, Hamilton, con 76 puntos, era líder a dos de Massa, y Kubica, con 58, cerraba un trío de cabeza del que se había despegado Raikkonen, con 57 puntos. Heidfeld era quinto con 49 tantos en su casillero".



En Italia, sin embargo, saltó la sorpresa. El alemán Sebastian Vettel (Toro Rosso) se ha impuesto en la prueba de Fórmula 1 disputada sobre el trazado italiano de Monza. Sorprende, y mucho la victoria del joven teutón, porque aunque su equipo hubiera mejorado bastante en los últimos tiempos, no hay que olvidar que la escudería resurgió de los escollos de Minardi hace tres años. Vettel, que también logró la 'pole position', entró por delante del finlandés Heikki Kovalainen (McLaren), y del polaco Robert Kubica (BMW), dominó una carrera marcada de principio a fín por la lluvia.


El joven alemán, que logró una meritoria primera posición el sábado (aunque, todo hay que decirlo, no estaban ni Hamilton, ni Raikkonen, ni Kubica, eliminados en la Q1), pero no por ello hay que restarle mérito. Se convertía así en el piloto más joven en lograr una 'pole', y al día siguiente, se convertiría en el más joven en ganar una carrera, arrebatándole dicho logro a Fernando Alonso. También es el primer alemán que gana tras la retirada de Michael Schumacher, pues ni Heidfeld, quien más cerca ha estado de la victoria, ni Ralf, ni Glock, ni Sutil, han logrado subir a lo más alto del podio tras el adiós del 'kaiser'.


El alemán, que correrá en Red Bull la próxima temporada, realizó una carrera propia de un veterano en Monza. La carrera prometía emoción desde el principio por la situación de la parrilla. Hamilton y Raikkonen estaban obligados a remontar. Además, llovía sobre Monza, lo que obligaba a realizar una salida con Safety Car. La tensión se podía cortar con cuchillo. En cuanto se retiró el Safety Car, Vettel comenzó su camino hacia la victoria, poniendo tierra de por medio sobre sus perseguidores y dejando claro desde el comienzo que no se le escaparía.
Hamilton y Raikkonen comenzaron su ardua tarea, adelantando posiciones desde la primera vuelta. El inglés, que se maneja como pez en el agua en este tipo de situaciónes, se colocaba octavo antes de que comenzasen a parar en boxes. A Raikkonen le costaba más. La carrera de Hamilton fue, una vez más, extraordinaria. A mitad de carrera, el actual líder y Raikkonen ya estaban entre los diez primeros.


Pero entonces ocurrió lo inesperado. Dejó de llover y la carrera cambió radicalmente. Fernando Alonso, al que la suerte para escoger la estrategia le ha fallado durante toda la carrera, acertó esta vez. El español, junto a Heidfeld, entró en boxes antes que todos los demás. Se la jugó con las gomas intermedias y la apuesta le salió bien. Comenzaba a remontar posiciones a medida que el resto de pilotos iban entrando a cambiar neumáticos. Cuando finalizaba la ronda de paradas, Alonso ya era cuarto, por delante del alemán de BMW, y sólo tuvo que mantener, no sin esfuerzo, la posición.


El duelo Hamilton-Raikkonen lo ganó el de McLaren, que finalizó séptimo, pero que pudo haber luchado por la victoria si no hubiese tenido que parar a cambiar ruedas. Kimi se quedó fuera de los puntos, y probablemente de la lucha por el Mundial. Lucha en la que sigue Massa, que finalizó sexto y que, en la misma situación de Hamilton, tuvo el liderato en sus manos. Kubica, tercero en Monza, donde logró su primer podio hace dos años, se afianza también en la tercera posición de la clasificacion de pilotos. Webber, con su octava plaza, completó los puntos. Destacar que solo hubo un abandono, el del italiano de Force India, Giancarlo Fisichella, que cuando por fin parecía que lo estaba haciendo bien, fue embestido por Coulthard.


El Mundial se despide de Europa. La próxima carrera será en la noche de Singapur y la emoción será doble: Primero porque se estrena un nuevo circuito urbano, el tercero ya del calendario tras Mónaco y Valencia. Y segundo, porque el campeonato sigue igual de apretado. Hamilton (78 puntos) y Massa (77) están separados por un solo punto y si continúan a este ritmo, el título se decidirá en las últimas carreras. Un título del que ya ha comenzado a despedirse Raikkonen (es 4º, con 57) y al que se está acercando Kubica, ya tercero en la general (con 64 puntos). Heidfeld y Kovalainen se mantienen 5º y 6º, con 53 y 51 puntos respectivamente. Alonso, por su parte y con otro cuarto puesto más, se sitúa séptimo, con 27 puntos bien merecidos, convirtiéndose así en el mejor de los peores.


Ferrari domina el campeonato de constructores con 134 puntos. 129 tiene McLaren, segundo clasificado, y BMW cierra el trío de cabeza, con 117. En cuarta posición se encuentran empatados a 41 puntos Renault y Toyota.


(Realizado con aportaciones de www.telecinco.es, www.marca.com, y www.as.com)


Veamos como se desenvuelve el campeonato en estas cuatro carreras que nos quedan.

El Madrid vence sin brillo y el Villarreal saca un valioso punto de Old Trafford



El 'submarino amarillo' es cada vez más difícil de hundir. Sus hazañas ya se prolongan hasta Inglaterra. Hasta el mítico 'Teatro de los Sueños', feudo del vigente campeón de Europa, el Mancester United de Cristiano Ronaldo, tuvo que rendirse ante la solidez de los de Pellegrini, que viajaron a por un empate y lo consiguieron. El uruguayo dio descanso a dos de sus más importantes hombres, Senna y Cazorla, y montó un armazón defensivo capaz de augantar el interminable potencial de los de Sir Alex. Los Rooney, Tévez, Nani y más estrellas inglesas fueron incapaces de derribar la muralla formada por el 'submarino', aunque lo intentaron, no cabe la menor duda.


Los 'red devils' salieron directos a por la victoria desde los primeros minutos, y arrinconaron a un desconocido Villarreal en su campo. Las ocasiones se sucedían, y sólo la falta de acierto en los metros finales impidió que el United se adelantara. El estado del partido era preocupante. Los de Ferguson inquietaban a Diego López una vez sí y otra también, y el Villarreal no parecía entrar en el partido.

Así, terminaron los primeros 45 minutos y Van der Sar no había recibido ni un sólo tiro entre los tres palos.

Los de Pellegrini reaccionaron ligeramente a la vuelta de los vestuarios, pero el Manchester seguía teniendo el control total del partido. La zaga del Villarreal era lo único destacable de un equipo que no parecía hacer nada, pero que estaba plantando cara al mismísimo campeón de Europa. Sin embargo, a los 15 minutos de la reanudación llegó la ocasión más clara del partido, por raro que parezca, protagonizada por los visitantes. Angel centró desde la derecha tras una gran jugada colectiva, y Guille Franco remató de tacón en un detalle de calidad de los 'amarillos', pero su disparo fue repelido por la madera. Era el primer disparo a puerta de los de Pellegrini y, paradójicamente, la jugada más peligrosa del partido.
Ferguson observó que el encuentro se le complicaba, por lo que decidió dar entrada a toda su artillería pesada. Cristiano Ronaldo volvió a los terrenos de juego tras más de dos meses apartado, y los aficionados le recibieron con una sonora ovación (inmerecida, yo creo).
El luso dio algo de aire a los 'red devils', y por sus botas pasaron las ocasiones más claras de su equipo. Sin embargo, Gonzalo primero y el poste más tarde evitaron el gol del United, que veía desquiciado cómo se le escapaban dos puntos.

En el otro partido del grupo, el Celtic no pudo en Escocia con el débil Aalborg danés (0-0), complicando seriamente sus opciones de pasar a octavos . Los de Strachan demostraron una preocupante falta de ideas y se estrellaron ante el débil equipo danés, cuyo único objetivo es quedar tercero para disputar la UEFA.

Así, el Aalborg lidera el Grupo E, con los mismos puntos que el resto de equipos.



En el Grupo H, el Madrid venció con solvencia al Bate bielorruso (2-0) y la Juventus también logró los tres puntos en su regreso a la Champions frente al temible Zenit de San Petersburgo (1-0).

El Real Madrid de Bernd Schuster pasó sin apuros el trámite de su encuentro ante el Bate Borisov bielorruso sin nivel para plantar cara. El portero visitante evitó que la goleada fuera mayor con varias paradas de mérito, pero no pudo evitar la sobrada victoria blanca.
Poco hay que contar de este partido, ya que había un equipo claramente superior que borró del campo al contrario aún jugando mal. Sergio Ramos abrió la lata a los diez minutos tras una jugada de estrategia y Van Nistelrooy amplió diferencias en la segunda parte. Van der Vaart e Higuaín pudieron hacer el tercero, pero se toparon con el portero bielorruso.

Por otro lado, la 'Vecchia Signora' logró una valiosísima victoria en Delle Alpi ante uno de los 'cocos' del grupo, el Zenit de Advocaat. Los rusos son los supercampeones de Europa y meten miedo allá donde vayan, pero los italianos no se arredraron y, con el apoyo de su incondicional público, lograron la victoria gracias a un golazo de Del Piero de libre directo a quince minutos de la conclusión.
Los de San Petersburgo, sin embargo, dominaron gran parte del partido, pero les faltó eficacia ante la portería de Buffon. Arshavin y el fichaje Danny (30 millones) dejaron destellos de calidad, pero no lograron batir al internacional italiano. Pogrebnyak, máximo goleador de la UEFA el pasado año, también estuvo a punto de abrir el marcador, pero tampoco supo definir.
Al final, la Juve se hizo con el partido gracias a su mayor efectividad de cara a la portería rusa, postulándose como claro favorito a primero de grupo.

Con estos resultados, Madrid y Juve lideran la clasificación con tres puntos, mientras que Zenit y Bate, con cero, son tercero y cuarto respectivamente.


En la próxima jornada del Grupo E, el 30 de Septiembre, el Villarreal recibirá en el Madrigal al Celtic de Glasgow, mientras que el Manchester viajará a Dinamarca para medirse al Aalborg.

El mismo día, el Madrid se enfrentará al Zenit en San Petersburgo y la Juve jugará frente al débil Bate en Bielorrusia.

Veremos qué sucede.

jueves, 25 de septiembre de 2008

Grabsch da la campanada y gana la CRI en Varese.

Ausente Fabian Cancellara, todo es posible en las contrarrelojs. Sin ir más lejos, una de las campanadas de estos Mundiales de Varese ha acontecido en la prueba de contrarreloj. Las apuestas señalaban a Levy Leipheimer como gran favorito para vestir el jersey arco-iris durante la próxima temporada, pero el norteamericano sólo pudo ser cuarto. Por el contrario, Bert Grabsch, un corredor que en un principio podría aspirar a finalizar en el 'top ten', se acabó colgando la presea de oro con una gran autoridad. El alemán, de treinta y tres años, es campeón de Alemania contrarreloj desde hace un par de años. Sus victorias más importantes llegan desde el año pasado, cuando se impuso en la desoladora contrarreloj de Cariñena en la Vuelta a España.


Al igual que sucediese en los Juegos Olímpicos, Svein Tuft, corredor que comparte la carretera con el velódromo, registró un tiempo impresionante en meta. Allí, sólo pudo ser séptimo, pero en Varese su tiempo le proporcionó la plata, la mayor conquista de este veterano ciclista canadiense que hasta ahora contaba con cuatro Campeonatos de Canadá en la disciplina como mayores éxitos.


El último cajón del podio lo ocupó David Zabriskie, un gran contrarrelojista venido abajo en la ultima temporada, que ya fue plata en el Mundial de Salzburgo. Zabriskie, que ha ganado en las tres grandes, comenzó a escalar peldaños en 2004, cuando se convirtió en campeón de Estados Unidos en contrarreloj y después se anotó la etapa de Caravaca de la Cruz en la Vuelta a España. Un año después ganó en el Giro y en Tour, donde fue líder tras el prólogo. En 2006 se salió en la Dauphiné Libére y fue segundo en el Campeonato del Mundo de la especialidad. 2007 rompió la tónica y apenas hizo ruido. Tampoco fue uno de los protagonistas en la lucha contra el cronómetro de los Juegos Olímpicos finalizando en duodécima posición. La resurrección ha llegado en Varese, donde se ha colgado el bronce.

El papel español dejó mucho que desear. Iván Gutiérrez, subcampeón en 2005, sólo pudo ser decimosexto a casi dos minutos de Grabsch. Al corredor de Caisse d´Epargne se le hizo larga la prueba y perdió mucho fuelle en el tramo final. Rubén Plaza, la apuesta de Paco Antequera, firmó una contrarreloj pésima finalizando en trigésimo segundo puesto y, si bien es verdad que su orden de salida le perjudicó, nunca anduvo cerca de los mejores tiempos y en meta se dejó tres minutos y medio.

El pequeño de los hermanos Grabsch firmó una contrarreloj estratosférica y no bajó el pistón durante todo el trayecto, de 43,7 kilómetros. El teutón, novato en una situación de este estilo, vivió uno de los peores ratos de su vida mientras competían Leipheimer y Gustav Erik Larsson. Sin embargo, ninguno logró poner en apuros al alemán, que distanció en cuarenta y dos segundos al segundo clasificado, Tuft.

Con este brillante triunfo, Bert Grabsch recupera el cetro perdido por Alemania, un país que siempre ha tenido una gran tradición contrarrelojista pero al que, sin embargo, le ha faltado remate en los Campeonatos del Mundo. Únicamente Jan Ullrich ha sido capaz de colgarse el oro en un Mundial, en Verona (1999) y Lisboa (2001). No consiguieron la victoria ni Michael Rich (triple subcampeón y una vez bronce) ni Uwe Peschel (con un subcampeonato un bronce).

Clasificación del Campeonato del Mundo de CRI.

1. Bert Grabsch (GER) 52:01
2. Svein Tuft (CAN) 42''.
3. David Zabriskie (USA) 52''.
4. Levy Leipheimer (USA) 1:05''.
5. Gustav Erik Larsson (SWE) m.t.
6. Stijn Devolder (BEL) 1:15''.
7. Tony Martin (GER) 1:16''.
8. David Millar (GBR) 1:25''.
9. Janez Brajkovic (SLO) m.t.
10. Sylvain Chavanel (FRA) m.t.
11. Vladimir Gusev (RUS) 1:27''.
12. Michael Rogers (AUS) 1:33''.
13. Marco Pinotti (ITA) 1:34''.
14. Manuel Quinziato (ITA) 1:36''.
15. Serhiy Honchar (UKR) 1:38''.

Glorioso retorno



El título de este artículo define perfectamente la vuelta del Atlético de Madrid a la máxima competición continental. Los de Aguirre disiparon todas las dudas generadas tras la derrota en Liga ante el Valladolid con un contundente 0-3 ante el campeón de Holanda. Gran parte de la culpa de este resultado la tuvo el estandarte del equipo, el heredero del trono de Torres, el 'Kun' Agüero. El argentino volvió a mostrar su mejor cara y culminó una semana de ensueño con dos goles de 'killer'. Maniche certificó la goleada con otro gran gol, demostrando que el 'Vasco' no se ha equivocado al volver a contar con sus servicios.
Luis García fue otro de los más destacados con dos asistencias, pero también la zaga estuvo sólida y Leo Franco, espectacular.



Se notaba que los atléticos tenían ya ganas de escuchar las notas del himno de la Champions, y según el árbitro echó mano de su silbato, desplegaron todo su arsenal ofensivo sobre el césped holandés.
Muy poco tardó en llegar el primer aviso, exactamente 40 segundos. Agüero recogió un gran pase de Luis García pero no acertó a definir sólo ante Isaksson. Era el principio de lo que les iba a caer encima a los de Stevens, que en el minuto 9 ya habían encajado el primer gol. De nuevo los mismos protagonistas de la jugada anterior: Agüero y Luis García. El ex del Liverpool controló un balón en el área, se escoró hasta la línea de fondo y soltó un gran pase para que el argentino sólo tuviera que empujar el balón a la red.
Un minuto después pudo llegar el segundo, pero Isaksson se lució con una gran parada a disparo de Simao. El PSV no existía, y el dominio del Atleti era tan abrumador que por un momento pareció que eran los rojiblancos los que jugaban en casa, mientras que los holandeses lo hacían fuera. Pero, por suerte o por desgracia, no era así. Los de Aguirre no bajaron la guardia, y continuaron con la misma intensidad hasta el segundo gol (azo), obra también de 'Maradonita' Agüero. El 'Kun' controló un balón de espaldas a la portería de Isaksson, giró bruscamente desenvolviéndose de su defensor y batió a Isaksson con un potente zurdazo.


Era el minuto 36, y la primera parte finalizaba con una única mala noticia para el Atlético: la lesión de Forlán, que estará un mes de baja.


El inicio del segundo periodo modificó un poco el guión general del partido, ya que el PSV realizó varios acercamientos a la portería de un inconmensurable Leo Franco. Sin embargo, Maniche y, de nuevo, Luis García, se encargaron de rematar la faena. El omnipresente extremo metió un balón imposible entre la zaga para la llegada del luso, que batía por bajo a Isaksson.
El extásis rojiblanco era total, y los seiscientos seguidores que se dieron cita en el Phillips Stadion se hicieron notar más que los 30.000 aficionados locales.
El resto del partido se sucedió sin grandes incidentes, aunque el PSV pudo recortar diferencias en varias ocasiones.


Así, el Atleti se coloca líder del Grupo D con tres puntos, los mismos que un Liverpool que venció a domicilio frente al Marsella.



Los 'reds' volvían al Vélodrome marsellés tras el 0-4 del pasado año con el único objetivo de repetir victoria. Los aficionados 'bleus' todavía se acordaban todavía del extraordinario tanto del 'Niño' Torres tras dejar sentados a dos defensas.
Este partido no quería ser menos, y los locales volvieron a encajar un golazo, esta vez obra de Steven Gerrard, tras una gran recuperación de Torres. El todocampista inglés aprovechó un pase de Kuyt para colocar impecablemente el balón en la escuadra derecha de la portería defendida por Mandanda. Era el empate tras el tanto de Cana a los 23 minutos de juego. Cinco minutos después, Babel fue derribado en el área por Zubar, y Gerrard se apuntó el segundo en su cuenta particular.
El partido transcurrió sin muchas alteraciones, aunque el Marsella apretó en los minutos finales y sólo la gran actuación de Reina impidió el empate.

La próxima jornada, el 1 de Octubre, enfrentará a Atlético y Marsella en el Calderón y a Liverpool y PSV en Anfield.







Por otro lado, en el Grupo C , el Barça venció justamente al Sporting de Lisboa en el Camp Nou (3-1), en un partido dominado de principio a fin por los de Guardiola, que acabaron llevándose su premio con la victoria final.
Desde el primer momento se pudieron ver las intenciones de los azulgrana, que salieron a tener el esférico. Sin embargo, cuando la pelota se acercaba al área rival, se les acababan las ideas. Aún así, y a pesar de la ausencia de oportunidades, el Barça aprovechó una de las primeras que tuvo.
Apenas habían pasado 20 minutos cuando Márquez cabeceó a la red un córner botado por Messi.
El gol dio algo de aire al partido, ya que los de Guardiola comenzaron a crear ocasiones con más facilidad y el Sporting salió ligeramente de su campo.
La culpa la tuvo, entre otros, Leo Messi. El argentino, acusado días antes por Maradona de ser 'individualista' (aunque el estilo del mito era el mismo), se echó al equipo a las espaldas, y realizó varios regates inverosímiles.
Así, los jugadores se retiraron a los vestuarios con el 1-0, aunque el dominio del Barça había sido abrumador.

El Sporting pareció salir más enchufado a la segunda parte, y estuvo a punto de empatar en dos ocasiones. Sin embargo, el gol llegó por el bando contrario, tras un penalti que sólo vio Duhamel.
Eto'o cayó en el área tras un leve empujón y el colegiado señaló la pena máxima. El propio Eto'o fue el encargado de transformarla engañando a Rui Patricio.
El partido parecía encarrilado, pero los lusos no se rindieron y, tras varios avisos, Tonel acortó diferencias en posición dudosa.
Todo el trabajo del Barça se vino abajo, y los aficionados vivieron algunos instantes de pánico en los que el Sporting pudo empatar.
Al final, Xavi sentenció la contienda al aprovechar un pase de Iniesta al corazón del área.
Los de Guardiola hacían justicia y respiraban aliviados tras la primera victoria de la temporada.



En el otro partido, el Shaktar sorprendió al Basilea en Saint-Job Park (1-2) mostrando una pegada infalible. Fernandinho adelantó a los ucranianos con un golazo de libre directo y Jadson amplió el marcador al filo del descanso.
Los suizos sólo pudieron maquillar el resultado en el minuto 93 con el tanto de Abraham.


Así, el Barcelona queda como líder de grupo con tres puntos, seguido por el Shaktar, también con tres.
La próxima jornada nos dejará los cruces de los dos ganadores en Ucrania y el Sporting-Basilea en feudo portugués.




Mañana, las crónicas de los Grupos E y H, en los que se encuentran los otros dos representantes españoles, Madrid y Villarreal.

Futuro prometedor


No es uno de los deportes más solicitados, y es más, hay quien no lo considera un deporte. Pero aunque esté en decadencia, el ajedrez es una de las ramas 'deportivas' que más talentos está dando. El último de ellos es español, concretamente de Barcelona. Se llama Xavier Vila, y, con solo 16 años y medio, se ha proclamado en la ciudad montenegrina de Herceg Novi, nuevo campeón de Europa Sub-18 en ajedrez. Vila, que hizo tablas en la última ronda con el ruso Alexander Kopylov en una partida que duró más de seis horas, añade así otro título más a su cuantiosa colección (destaca el Campeonato del Mundo Sub-16 que logró en 2006), logrando ser ya Gran Maestro, y se confirma como la apuesta futura española para, en un porvenir no muy lejano, lograr llegar a ser el número uno mundial en la máxima categoría, siguiendo así los pasos de su ídolo, Miguel Illescas. De momento, está pisando fuerte, y no tengan duda de que, en un tiempo, podrá llegar a convertirse en uno de los grandes de este ejercicio mental.

El Manchester City se rinde a la calidad del kun, y le quiere para la próxima temporada.


Al nuevo dueño multimillonario del Manchester City no se le ha pasado por alto la calidad del Kun Agüero, y estaría dispuesto a pagar la cláusula de 60 millones que tiene el jugador argentino.

Ayer sin ir más lejos en las gradas del Alfonso Perez, se advirtió la presencia de dos ojeadores del equipo inglés para ver a su objetivo, aunque, solo pudieron ver de él, un extraordinario pase a Maxi que propició el segundo gol para el conjunto colchonero.

Esta es sin duda una mala noticia para el Atlético, pero ¿ustedes creen que el kun dejará un gran club para jugar en un equipo que ni siquiera entrará en liga de campeones, y que el 24 de septiembre fue eliminado de la Carling por un tercera división?

Debería decirle alguien a este señor con tanto dinero, que con estrellas mundiales sobre el campo no se gana nada, sino que se lo digan a otro equipo inglés como el Chelsea, o al Barcelona de los "cuatro fantásticos" que ha tenido que jugar la previa de la Champions, y como no al Madrid de los "galacticos", estos son algunos equipos hechos a base de talonario, que más bien que un equipo parecía un portal de belén , en el que hay muchas figuras pero ninguna se mueve.

Esperemos que el kun sea sensato para no dejarse seducir por el dinero y piense en su carrera futbolística, especialmente en el Atlético, donde va a estar rodeado de compañeros, que son muy buenos, que trabajan y que se dejan la piel en el campo para hacer brillar su fútbol.

Así que nunca olvides kun que este club te ha descubierto y te ha hecho tocar la gloria.

martes, 23 de septiembre de 2008

Maneras de ganar


Buen juego. Esa podría ser la palabra determinante de la tercera jornada de Liga. O por lo menos en algunos equipos, como Atlético, Villarreal, Barcelona, Valencia o Almería, que siguen forjando su futuro esta temporada gracias al 'jogo bonito' que despliegan partido sí, partido también.



Los rojiblancos, que desde que vapulearon por 0-3 al PSV en Eindhoven en la Champions están imparables, echaron mano del buen fútbol ante su público, logrando endosarle un 4-0 al Recreativo de Huelva que invita a soñar. Los de Manolo Zambrano no fueron rivales para un Atlético que se adelantó desde el minuto 7 gracias a un gol de su estrella, el 'Kun' Agüero, tanto al que sucedieron los logrados por un renacido Maniche, y el doblete de Sinama Pongolle, delantero destinado a suplir la importante baja de Forlán (el uruguayo, que se lesionó en Holanda, estará más de un mes de baja), y que de momento, está cumpliendo con creces.



El Villarreal también creó mucho juego y ocasiones en Soria, donde venció al Numancia de Kresic por un gol a dos. Gorka Brit adelantó a los locales al filo del descanso (en fuera de juego, todo hay que decirlo), pero Cazorla en el 50', y Joseba Llorente a falta de un cuarto de hora para el final, dieron la vuelta al marcador para el club de Pellegrini. Ojo al Numancia, que, pese a ser uno de los clubes más modestos de la categoría (por no decir el más), está plantando cara y jugando de un modo organizado y vistoso.



Pero sin duda, el partido más espectacular de la jornada liguera fue el que tuvo lugar en El Molinón gijonés, donde el equipo local, el Sporting, cayó derrotado por un gol a seis ante el Barça de Guardiola que, a base de buen fútbol, comienza a remontar ese bache por el que parecía estar pasando. Gran partido de la entidad azulgrana, que no dejó jugar a los de Preciado (que pese a todo merecieron más y ofrecieron buenas sensaciones). Xavi y Eto'o marcaron seguidamente al filo de la media hora de partido, y el sportinguista Jorge amplió la renta azulgrana con un gol en su propia portería que sorprendió al meta Sergio Sánchez. El ex-bético Maldonado redujo un minuto después la distancia, que se vio ampliada en el 70' por Iniesta. Messi, con dos goles de bandera, puso el broche final al partido en los minutos 85 y 88.



También el Valencia de Emery se apuntó a la fiesta futbolera de la jornada venciendo en Mestalla ante el Osasuna por un gol a cero, marcador que pudo ser más abultado de no ser por la notable actuación del meta rojillo Ricardo López. Juan Mata, que últimamente llama con fuerza a las puertas de la selección, hizo el único gol del partido en el 83', que el Osasuna no supo remontar, mermado por la expulsión del lateral Azpilicueta en el 65'. Así, el club del Turia, que continúa invicto en Liga, se convierte en improvisado líder de la competición.



Colíder es el Almería que se impuso por un gol a cero en su estadio, el feudo Juegos Mediterráneos, al Málaga de Antonio Tapia que aún no sabe lo que es marcar un gol esta temporada en Primera. Los de Gonzalo Arconada, con un juego directo y una férrea defensa, supieron sobreponerse al club de la Costa del Sol, que, aparte de algún detalle de los Luque, de Barros, Miguel Ángel y compañía, no ofrecieron excesiva resistencia. El Almería sigue sin conocer la derrota en Liga y todo parece indicar que Antonio Tapia deberá cambiar, y mucho, su esquema de cara a las próximas jornadas si no quieren pasar problemas de descenso al final de año (por ejemplo, Goitia ha de jugar por Arnau, en portería).



También el Athletic, que venció por dos goles a cero al Valladolid en San Mamés, hizo ademán de buén juego, y se impuso con autoridad a un rival del que se esperaba bastante más, y que pudo recibir un castigo mayor de no ser por la gran actuación de su portero, el joven Sergio Asenjo, que continúa maravillando a todos y todas, incluído a Vicente del Bosque. Fernando Llorente y Andoni Iraola (de penalty) hicieron los goles bilbaínos en la segunda parte. Los pupilos de Joaquín Caparrós ganaron así su primer partido del campeonato liguero, disipando así algunas de las muchas dudas creadas en torno al club rojiblanco según transcurrían las primeras jornadas.


En la cara opuesta de la moneda encontramos al Real Madrid, que hizo valer su hegemonía en Santander con una victoria por 0-2 en un partido de lo más aburrido, en el que el Racing mereció más, pero no supo remontar los tantos de De la Red y Van Nistelrooy en la segunda mitad.


El Espanyol, por su parte, pasito a pasito continúa invicto, y es líder junto a Almería y Valencia. Esta vez empató a un gol en el Coliseum Alfonso Pérez ante el Getafe, en un partido en el que tanto Jacobo, meta local, como Kameni, meta espanyolista, tuvieron que sacar a relucir sus reflejos en varias ocasiones. Manu del Moral (Getafe) y Sergio Sánchez (Espanyol) anotaron los goles del partido de nuevo en el segundo tiempo.


El derbi sevillano con menos morbo de los últimos tiempos se saldó con un triste empate a cero en el Ruíz de Lopera entre Betis y Sevilla. Parece que la tragedia de Antonio Puerta continúa presente entre ambos equipos, aunque fue el Betis quien tuvo más pegada, aunque no acertó ante Andrés Palop. Casto Espinosa, portero verdiblanco, ni siquiera tuvo que despeinarse. Pese a la gran cantidad de ocasiones de las que dispuso, el Betis de Chaparro sigue siendo, junto al Málaga, el único equipo que aún no ha logrado un gol en liga. Tampoco hubo goles en el Deportivo-Mallorca, jugado en Riazor, donde los locales, pese a que intentaron el gol por todos los medios para resarcirse de la derrota en UEFA ante el Brann noruego, se encontraron con un Moyá sobresaliente. El árbitro, Ayza Gámez, se cargó un partido que iba como la seda a partir del minuto 55', sacando el brazo a pasear a base de cartulinas y cartulinas y expulsando injústamente tanto al punta deportivista Omar Bravo como al defensa mallorquín David Navarro. Cada día está más claro que los colegiados también deberían ser sancionados por sus actos.


Esto fue todo lo que nos deparó la Jornada 3 del Campeonato Nacional de la Liga de Fútbol Profesional. En breve les ofreceremos el análisis más completo de la cuarta jornada, que se disputará entre semana, concretamente el miércoles y el jueves.

lunes, 22 de septiembre de 2008

Pantano, flamante ganador del Campeonato de la GP2


El piloto italiano Giorgio Pantano, del equipo Racing Engineering, donde comparte escudería con el español Javi Villa, ha logrado, tras varios fallidos intentos, adjudicarse el campeonato de las 'GP2 Series', el último escollo antes de la Fórmula 1, donde el italiano ya militó en 2004, a lomos de un Jordan y junto a Nick Heidfeld, aunque la experiencia no fue, ni mucho menos, agradable, pues fue sustituído a mitad de temporada por Timo Glock.


El italiano llegó al equipo Racing Engineering con un objetivo muy claro: convertirse en el Campeón de las GP2 Series 2008. Tras 19 carreras, el piloto Repsol ha cumplido su ambicioso objetivo, exhibiendo a una gran consistencia forjada manga tras manga. Siete visitas al podio, cuatro de ellas en el escalón más alto, le han permitido llegar a la última cita del campeonato con todas las cartas en su mano para adjudicarse el título de este certamen, auténtica antesala de la Fórmula 1.


A sus 29 años, Pantano es uno de los más experimentados pilotos de esta competición, una condición que ha aprovechado para hacer un duro trabajo en los entrenamientos y conseguir una gran eficiencia en las carreras. El piloto Repsol consiguió hacerse con el liderato del campeonato en la segunda cita del año. En la siguiente prueba, disputada en Mónaco dos semanas después, Pantano no terminó ninguna de las dos carreras y cedió momentáneamente la primera posición de la general, empatado a puntos con un rival. Sin embargo, tres victorias seguidas en las carreras largas disputadas los sábados por la tarde, permitieron el piloto Repsol encarrilar una temporada que ha sabido controlar hasta el final.


El campeonato comenzó con un balance esperanzador en el Circuit de Cataluña, donde el sábado se hizo con una positiva cuarta posición, y el domingo consiguió subirse por primera vez al podio. Dos semanas más tarde, en la segunda cita del año celebrada en el circuito turco de Estambul Park, el piloto Repsol logró subir a lo más alto del podio. Pantano consiguió el mejor tiempo de entrenamientos, y en cuanto se dio la salida, puso tierra de por medio y se encaminó hacia el triunfo. Al día siguiente fue cuarto, y el total de quince puntos sumados ese fin de semana, le confirmó como uno de los claros aspirantes al título.


Mónaco, el trazado urbano del Principado, fue una vez más una trampa para muchos pilotos, y el italiano del equipo Racing Engineering no pudo escaparse de los incidentes. Tanto en la carrera larga, como en la prueba al sprint, Pantano se tocó con otros rivales acabando fuera de combate y dejando su casillero a cero puntos. Sin embargo, no fue más que un pequeño tropezón, ya que en la cita siguiente celebrada en el trazado francés de Magny Tours, el piloto Repsol se hizo con una nueva victoria y recuperó un liderato en solitario que ya no cedió hasta final de temporada. Un accidente le dejó sin puntuar en la carrera del domingo, pero una vez más, en la prueba larga disputada en Silverstone, volvió a sacar todo su talento para hacerse con una nueva victoria. Al día siguiente, en una carrera bajo la lluvia, Pantano consiguió remontar hasta la tercera posición y confirmarse como el más fuerte de la primera parte del campeonato.
La sexta prueba del calendario llegó a mediados del mes de julio en Alemania. Pantano terminó la carrera segundo tras dominar en entrenamientos y buena parte de la carrera, cuando a cinco vueltas del final se puso a llover. Tras llevarse un par de sustos debido a que todos seguían con neumáticos lisos, fue adelantado por Grosjean. El piloto Repsol decidió asegurar el resultado, para terminar la carrera y sumar nuevamente un buen número de puntos. Pero el premio fue mayor cuando minutos después de finalizar la prueba, una sanción al francés otorgó al piloto Repsol la cuarta victoria de la temporada. El domingo, un nuevo incidente con otro piloto cuando luchaba por la tercera posición le volvió a dejar en la cuneta.
Dos semanas después el campeonato se trasladó a Hungría. Allí se quedó sin puntuar en la carrera del sábado al terminar en decimocuarta posición, y recuperó hasta el quinto lugar en la prueba del domingo. En la carrera disputada en el circuito urbano de Valencia, Pantano iba camino de adjudicarse nuevamente une brillante victoria. Tras conseguir la pole y liderar de principio a fin la carrera, la mala suerte se cebó en el piloto Repsol, que se quedaba sin gasolina en la última vuelta. La carrera del domingo fue testigo de una nueva remontada del italiano, que saliendo desde la decimocuarta posición, pasó por meta cuarto. En esta ocasión, por segunda vez en la temporada, una sanción a un piloto de delante le permitió recuperar una nueva posición, que le acercaba un poco más al título.
La penúltima carrera del año tuvo lugar en Bélgica. Pantano fue progresando vuelta a vuelta hasta colocarse primero, pero un problema con el coche le hizo caer hasta la décima posición. En su intento por recuperar el terreno perdido, se tocó con un rival y acabó pasando por meta en vigésimo primera posición. Una maniobra que le costó cara, ya que además, fue excluido de la carrera del domingo. Afortunadamente, sus principales rivales en la clasificación general tampoco consiguieron puntuar, y pudo viajar hasta la última cita, en Italia, con un margen de trece puntos.


Ante su público, el piloto Repsol hizo perfectamente su trabajo en entrenamientos, consiguiendo la pole y demostrando su clara intención de sentenciar el campeonato el sábado. Desde el comienzo de la primera carrera, Pantano tomó el mando de la misma y se ha mantenido primero hasta el cambio de neumáticos. En ese momento ha cometido el error de pisar la línea blanca al salir de boxes, y ha sido penalizado con un drive-through, viéndose retrasado en la clasificación. Al final ha sido décimo, pero el único piloto que podía arrebatarle el título, Bruno Senna, no logró los puntos necesarios para posponer el campeón final a la carrera del domingo. Así, Giorgio Pantano, mostrando una vez más su consistencia, sangre fría y regularidad, se ha convertido en flamante Campeón de las GP2 Series 2008.
(Artículo realizado con aportaciones de www.eurosport.com)

Varios equipos de Fórmula 1 han manifestado interés por hacerse con sus servicios. En principio se hablaba de Force India, aunque las opciones de Toyota, Toro Rosso o Renault son las que más llaman la atención del veterano corredor. Veremos que ocurre, y lo único seguro a día de hoy es que Giorgio Pantano es el mejor piloto de la antesala de la Fórmula 1. Le pese a quien le pese.

domingo, 21 de septiembre de 2008

Gran faena y a la final.

Cuatro años después del éxito cosechado en La Cartuja, y ante el mismo rival, España regresa a la final de la Copa Davis. Y como no podía ser de otra manera, el gran artífice de la clasificación ha sido Rafael Nadal, que ganó el primer y el cuarto punto de la eliminatoria, que se deacntó del lado local por 4-1.

En el encuentro inaugural, Rafael Nadal, numero uno de España, derrotó no sin trabajo al número dos estadounidense, Sam Querrey, que puso en serios aprietos a un Nadal que, con el apoyo del público de Las Ventas, se repuso y remontó el set inicial para ganar por 6-7, 6-4, 6-3 y 6-4 el partido y colocar la eliminatoria con 1-0 favorable a España.

David Ferrer cerraba la jornada inaugural de la semifinal ante Andy Roodick, el 'cañonero de Nebraska'. Ambos protagonizaron un duelo vibrante que David Ferrer dejó escapar la ventaja obtenido en el primer set y tuvo que remar contra viento y marea para conseguir el segundo punto en la quinta manga (7-6, 2-6, 1-6, 6-4 y 8-6).

Los chicos del dobles, Feliciano López y Fernando Verdasco, tuvieron el primer 'match-ball' para sentenciar la eliminatoria, pero la improvisada pareja norteamericana, compuesta por Mike Bryan y Mardy Fish, gran protagonista del encuentro, salvó los muebles para su país imponiéndose en un intenso encuentro por 4-6, 6-4, 6-3, 4-6 y 6-4.

El domingo debía decidirse el devenir de la semifinal, pero el día amaneció negro: llovía y Nadal tenía problemas físicos. Pero con la recuperación del manacorí salió el sol y sobre Madrid. Con un magistral juego, digno de recordar, Nadal se deshizo de Roodick por 6-4, 6-0 y 6-4 dando paso al júbilo en la plaza de toros más mítica de la capital de España.

Como postre, Feliciano López, que no había podio celebrar a lo grande su cumpleaños, el día anterior, se regaló un victoria únicamente simbólica ante Querrey, con un doble 7-6.

Así pues, España disputará a finales de Noviembre la final de la Copa Davis ante el vencedor del Rusia-Argentina, en la que buscará su tercera Ensaladera.

En el club de las 'grandes'.

Gimondi, Anquetil, Merckx, Hinault y Contador. Cinco nombres que son y serán recordados siempre por los seguidores del ciclismo. Los cinco corredores que ha sido capaces de conquistar las tres grandes vueltas del ciclismo por antonomasia. Uno, en ''menor'' medida, Felice Gimondi, que luce en su brillante palmarés, un ejemplar de la Vuelta y otro del Tour, por tres del Giro. Otro, Eddy Merckx, cuenta con cinco de cada en Francia e Italia y uno en España. Y el 'nuevo', que tiene sólo veinticinco primaveras tiene ya una de cada.


Oteando el horizonte, ¿quién puede pararle? Le sobra calidad y le faltan rivales. En el Giro se presenció un duelo a cara de perro que parecía marcar el inicio de una histórica rivalidad, pero el Tour nos devolvió a la realidad con el previsible fraude de Riccò. Quizá los hermanos Schleck, más Andy que Frank. No parece factible la posibilidad de Bernhard Köhl, al que ya han tachado como flor de un día. También está señalado Stijn Devolder, con un gran porvenir. Destaca entre el abanico de aspirantes Robert Gesink, con un futuro prometedor. Sus compatriotas Thomas Dekker y Laurens Ten Dam se postulan como relevos a los Menchov, Evans, Leipheimer o Sastre. Otros bien situados son Pozzovivo, Van den Broeck, Oliver Zaugg, Igor Antón, Vincenzo Nibali y Roman Kreuziger, todos aún por pulir.

Pero ahora mismo el corredor de Pinto disfruta de un año magnífico, que amaneció con el pie izquierdo y ha acabado con varios derechos. Le quitaron el Tour de Francia y ahora tiene el Giro de Italia y la Vuelta a España. Dominó la carrera a su antojo. Controló en los Pirineos y sentenció en Asturias. La ''ampolla'' le salió en casa, pero Leipheimer se comportó como un auténtico profesional y no dio guerra. Acató las órdenes del jefazo, un joven madrileño que el pasado Tour irrumpió descaradamente en el club de los grandes sin pedir permiso.

Casi se me olvida, pero Matti Breschel ganó bajo la atenta mirada de la diosa Cibeles, que había presenciado unas horas antes como medio Pinto coreaba el nombre del ganador en sus aledaños, y también había sido testigo del nerviosismo de los empleados de Unipublic, que no acertaban a colocar las vallas, pues se agotaba el tiempo, llegaba el campeón.

Clasificación de la última etapa.

1. Matti Breschel (CSC) 2:44:39
2. Alexandre Usov (ALM) m.t.
3. Davide Vigano (QST) m.t.
4. Koldo Fernández (EUS) m.t.
5. Greg Van Avermaet (SIL) m.t.

Clasificación general final.

1. Alberto Contador (AST) 77:55:29
2. Levy Leipheimer (AST) 46''
3. Carlos Sastre (CSC) 4:12''
4. Ezequiel Mosquera (XAG) 5:19''
5. Alejandro Valverde (GCE) 6:00''
6. Joaquim Rodríguez (GCE) 6:50''
7. Robert Gesink (RAB) 6:55''
8. David Moncoutié (COF) 10:10''
9. Egoi Martínez (EUS) 10:57''
10. Marzio Bruseghin (LAM) 11:56''

Leipheimer completa el doblete y Contador acaricia la Vuelta.

En la rampa de salida ubicada en la localidad madrileña de La Granja de San Ildefonso todos le esperaban. Sólo le separaban diecisiete kilómetros de la gloria. El primer español en ganar las tres grandes. Nadie pensaba en su compañero Levy, al que quizá fue ese rango el que le privó de hacer algo más. Antes de salir se santiguó y la jugada le salió.

Inalcanzable la etapa, se limitó a disfrutar del calor del público agolpado en las Siete Revueltas de Navacerrada. Otra de las hazañas la protagonizaba Carlos Sastre, que con el Tour en las piernas y el ambiente poco respirable de CSC defendía exitosamente su posición de podio ante Ezequiel Mosquera. También Valverde se marcó una subida espectacular, hecho muy meritorio si tenemos en cuenta que ya por Marzo ganaba en su tierra y desde entonces no ha descansado.

Leipheimer campaba a sus anchas por Navacerrada, buscando como último consuelo la segunda etapa en la carrera. Tampoco le inquietó a Contador, probablemente porque la estrategia del equipo no daba lugar. Pero no le quitemos mérito a Contador, pues aunque el norteamericano hubiese corrido en otro equipo no hubiera podio con él, porque es un genio.

Clasificación de la etapa.

1. Levy Leipheimer (AST) 33:06
2. Alberto Contador (AST) 31''
3. Alejandro Valverde (GCE) m.t.
4. Carlos Sastre (CSC) 1:02''
5. David Moncoutié (COF) 1:09''
6. Ezequiel Mosquera (XAG) 1:15''
7. Joaquim Rodríguez (GCE) 1:16''
8. Marzio Bruseghin (LAM) 1:31''
9. Robert Gesink (RAB) 1:37''
10. Andreas Klöden (AST) 1:57''

Clasificación general provisional.

1. Alberto Contador (AST) 77:55:29
2. Levy Leipheimer (AST) 46''
3. Carlos Sastre (CSC) 4:12''
4. Ezequiel Mosquera (XAG) 5:19''
5. Alejandro Valverde (GCE) 6:00''
6. Joaquim Rodríguez (GCE) 6:50''
7. Robert Gesink (RAB) 6:55''
8. David Moncoutié (COF) 10:10''
9. Egoi Martínez (EUS) 10:57''
10. Marzio Bruseghin (LAM) 11:56''

Arroyo es el más astuto y gana en Segovia.

El que la sigue la consigue. Ayer, con una gran estrategia, David Arroyo (Caisse d´Epargne), gran escalador y lugarteniente de Valverde, logró en Segovia la victoria en la antepenúltima etapa de la Vuelta Ciclista a España 2008.


En la tierra de Perico Delgado se esperaba con ansia la llegada de la carrera, y lo hizo de la mejor manera posible: con un paisano alzándose con la victoria. El trayecto desde Las Rozas constaba de los puertos de Navacerrada y Navafría (1ª), lugares idóneos para la batalla. El conjunto de Eusebio Unzué, Caisse d´Epargne, quería pelea, pero la presencia de cuatro de sus hombres en la escapada, entre ellos Joaquim Rodríguez, obligó a Xacobeo y CSC a ponerse manos a la obra.

Quienes sí tuvieron el visto bueno fueron Julien Loubet (AG2R), David Arroyo (Caisse d´Epargne) y Vasil Kiryienka (Tinkoff), que soltaron amarras en el descenso de Navafría. Loubet no pudo seguir al dúo y Kiryienka pecó de ingenuo, llevando en volandas a Arroyo hasta la recta de meta, en la cual el toledano le rebasó con insultante superioridad. Cuestión de astucia.

Clasificación de la etapa.
1. David Arroyo (GCE) 3:27:03
2. Vasili Kiryienka (TCS) 05''
3. Nick Nuyens (COF) 11''
4. Alejandro Valverde (GCE) m.t.
5. Greg Van Avermaet (SIL) m.t.
Clasificación general provisional.
1. Alberto Contador (AST) 73:54:38
2. Levy Leipheimer (AST) 1:17''
3. Carlos Sastre (CSC) 3:41''
4. Ezequiel Mosquera (XAG) 4:35''
5. Robert Gesink (RAB) 5:49''


Sastre estalla y Erviti gana.

Al pobre Inmanol Erviti le aguaron la fiesta. La noticia del día no fue su triunfo de etapa en Las Rozas, sino la 'rajada' de Carlos Sastre. El abulense estalló e increpó a su director, el tramposo y polémico Bjarne Riis, su falta de colaboración durante la Vuelta a España.


'' Me ha puesto al equipo en contra'' decía Sastre. ''Los compañeros han hecho lo que han podido, pero cuando el que manda no quiere, no se puede'' aclaraba. ''Hay una persona que malmete y hace un gran daño al equipo'' afirmaba. ''Estoy deseando que se acabe la Vuelta'' sentenciaba acalorado.

El día había comenzado movidito, y en carrera también hubo mucha actividad. Los 167 kilómetros que separaban Valladolid de Las Rozas dieron lugar a una numerosa fuga de dieciocho integrantes de la que salieron vivos Erviti (Caisse d´Epargne), David Herrero (Karpin Galicia), Vasil Kiryienka (Tinkoff) y Nicolas Roche (Crédit Agricole). La 'photo finish' tuvo que resolver el acto final, pues hubo máxima igualdad entre el navarro, posterior ganador, y el hijo del mítico Stephen, un polivalente corredor que puede dar mucho que hablar.

Clasificación de la etapa.

1. Inmanol Erviti (GCE) 3:53:17
2. Nicolas Roche (C.A) m.t.
3. David Herrero (XAG) 01''
4. Vasili Kiryienka (TCS) 05''
5. Karsten Kroon (CSC) 10''
19. Heinrich Haussler (GST) 7:29''

Clasificación general provisional.
1. Alberto Contador (AST) 73:54:38
2. Levy Leipheimer (AST) 1:17''
3. Carlos Sastre (CSC) 3:41''
4. Ezequiel Mosquera (XAG) 4:35''
5. Robert Gesink (RAB) 5:49''



sábado, 20 de septiembre de 2008

Este Liverpool sí va en serio


Atrás quedan cuatro años de sufrimiento, derrotas y decepciones. Rafa Benítez ha vencido al Manchester United. El aparentemente invencible campeón de Europa sucumbió el pasado sábado ante el Liverpool de Bénitez (sin Fernando Torres), que dio un repaso táctico y físico a los pupilos de Sir Alex, dejándoles en la decimocuarta posición con apenas cuatro puntos. Un lugar muy retrasado poco común para los 'red devils', que tendrán que remontar varios puntos (Liverpool y Chelsea están en 10) para luchar por el campeonato. El partido también sirvió para demostrar que este Liverpool sí va en serio.

El encuentro, sin embargo, comenzó como venía siendo habitual los últimos años. El Manchester arrasaba a un Liverpool inexistente en ataque y desdibujado en defensa. Así, el primer gol no tardó en llegar. Corría el minuto 3 de partido cuando Tévez culminaba una buena jugada por la banda del ex del Tottenha Berbatov, fichado a última hora por 37 millones. El búlgaro, todo hay que decirlo, vale eso y mucho más, y se ha convertido en uno de los jugadores más desequilibrantes de la Premiership tras afianzarse la temporada pasada con Juande.

Sin embargo, y para sorpresa general, el Liverpool no se vino abajo, y se precipitó con más ímpetu aún sobre la portería de Edwin Van der Sar. El esfuerzo, al final, obtuvo recompensa, y, tras varios intentos fallidos protagonizados por el decepcionante Robbie Keane (25 millones pagaron los 'reds' al Tottenham por su fichaje y no ha hecho ni un gol), fue el lateral del Manchester Brown el que introdujo el balón en su propia portería, tras un malentendido con Van der Sar. El Liverpool no podía dejar pasar la ocasión, y apoyados en un magnífico Riera asediaron la portería rival, aunque con poca suerte.

Así, se llegó al descanso con el 1-1 en el marcador, pero los de Benítez sabían que era el momento idóneo para dar de una vez por todas un golpe sobre la mesa. Y vaya que si lo hicieron.

Los 'reds' comenzaron la segunda mitad como un vendaval, con un dominio todavía superior al de los primeros cuarenta y cinco minutos. El Manchester no lograba cruzar la línea divisoria de los dos campos, y los de Benítez se lanzaban hacia la portería contraria con una velocidad pasmosa. Sin embargo, entre unas cosas y otras, el gol se les seguía resistiendo.Benítez mandó calentar a Gerrard y Torres, tocados, y el público coreó sus nombres. El tiempo se iba consumiendo, y los 'reds' no lograban el más que merecido tanto del triunfo, por lo que el español dio entrada al gran capitán. Steve llevó en volandas a su equipo, y añadió un plus de talento y velocidad al juego del Liverpool. El equipo lo notó, y allá por el minuto 80, tras otra de las múltiples combinaciones de los 'reds' por la banda, Kuyt sirvió en bandeja al recién entrado Babel el gol de la victoria. El público enloqueció, y los de Benítez aguantaron el resultado sin excesivos problemas. Pudo haber un tercero, pero Van der Sar sacó a relucir sus reflejos con un paradón a disparo de Kuyt.


De todas formas, no era necesario. Habían vencido, cinco años después, el gran Clásico inglés.

jueves, 18 de septiembre de 2008

Continúan las sorpresas


Las sorpresas siguen sucediéndose en la segunda jornada de la Liga BBVA. Sin ir más lejos, el Espanyol, con su victoria ante el Recreativo en el Nuevo Colombino (O-1, Luis García) es el nuevo líder de una liga en la que Barça y Madrid siguen sin convencer, y en la que todo parece indicar que tanto Atlético como Sevilla, Valencia y Villareal, entrarán en la lucha por la conquista de la Copa de la Liga.


Pero como ya digo, esta liga tiene toda la pinta de ser sorprendente para todos, pudiéndose colar arriba uno de los equipos por los que nadie apostaba. Es el caso del Espanyol, que con sus dos victorias y dos goles comanda la Liga en solitario, previamente mencionado, aunque también podríamos incluir aquí a Deportivo o Almería.


Barcelona y Atlético naufragaron por completo ante Racing y Valladolid. Quizá lo hicieron porque sus cabezas estarían puestas en la primera jornada de la Champions. El club catalán empató a un gol en casa ante el Racing de Muñiz que plantó cara seriamente. Messi adelantó a los de Guardiola en el 70', pero solo seis minutos después, Jonathan Pereira igualaría el partido de manera definitiva.


El Atlético de Javier Aguirre, por su parte, cayó derrotado en el José Zorrilla de Valladolid, por dos goles a uno, ante el equipo local, al que lleva ya 11 años sin ganar en tierras castellanas. Vivar Dorado (con la mano) adelantó a los pucelanos a los cinco minutos de juego, que vieron aumentada su renta con un penalty muy dudoso cometido por Paulo Assunçao y que materializó Javi Baraja en el 30'. Los rojiblancos, con un 2-0 en contra, no supieron aprovechar la expulsión del lateral Pedro López, y solo el 'Kun', que entró en la segunda parte a consecuencia del cansancio que supone llegar dos dias antes de un partido de tu país, pudo maquillar el resultado en el 55' gracias a una gran jugada.


El Real Madrid, por su parte, sufrió de lo lindo para doblegar al recién ascendido Numancia, que maravilla allá por donde pasa, por cuatro goles a tres. Los numantinos salieron sin ningún tipo de complejos ante un rival sobrado y en el minuto 6, Moreno adelantaba a los de Kresic. El Madrid, dormido en todo momento, empató gracias a un gol de Guti (el 5000 en la historia del madridismo en liga), pero un golazo de Barkero devolvía a la realidad a los de Schuster, que, en un momento de achuchón, lograron pasar de ir perdiendo 1-2 en el 25', a ponerse 4-2 encima en el 39' (goles de Higüaín, Van der Vaart y Domingo Cisma en propia puerta). Moreno, en la segunda parte volvió a meter al club de Soria en el partido, y, pese a que la victoria visitante fue merecida en todo momento, los tres puntos se quedaron en el Bernabéu.


También hicieron los deberes Villareal y Sevilla. Vencieron ambos en sus respectivos campos ante Deportivo y Sporting, respectivamente. Los de Pellegrini vencieron de manera merecida al conjunto coruñés, gracias a un solitario gol de Cazorla, aunque la férrea defensa de los Zé Castro o Lopo y las intervenciones de Aranzubía evitaron más goles. El Sevilla, por su parte, las pasó canutas para ganar al Sporting de Gijón por 4-3. Los de Preciado, al igual que el Numancia en el Bernabéu, salieron a por todas y sin miedo a perder nada. El Pizjuán, que esperaba una goleada sobrada, se estrelló de bruces contra el croata Mate Bilic, que en el minuto 20 ya había puesto al club gijonés 0-2 arriba. La reacción sevillista no se hizo esperar, y en el 21', Chevantón volvía a meter a su equipo en el partido, y dos goles muy rápidos obra de Kanouté y Maresca, ambos en el 36', ponían al Sevilla de nuevo delante. Otra vez Bilic igualó el marcador de penalty al filo del descanso y, lo que parecía iba a ser un segundo tiempo de infarto, se zanjó con un solitario tanto de Kanouté en el 60' que hacía que los tres puntos permaneciesen en Nervión.


Almería y Valencia firmaron un interesante 2-2 en el Mediterráneo almeriense y dejaron vigentes, tanto por el juego de Arconada como el de Emery, que son equipos a tener en cuenta. Piatti y Negredo adelantaron por partida doble al club local, pero Alexis y Villa zanjaron las tablas finales. Sosos empates sin goles firmaron Málaga y Athletic en La Rosaleda y Getafe y Betis en el Alfonso Pérez, dejando vidente que la Liga Española últimamente está exhenta de buen juego. El otro empate de la jornada se vivió en el Ono Estadi, donde Mallorca y Osasuna empataron a un tanto (Aduriz adelantó a los de Goyo Manzano, y Portillo empató casi en la conclusión del encuentro para los pamplonicas).


Eso fue todo lo que nos deparó la segunda jornada de la Liga BBVA española. Muy pronto, el análisis de la Champions, la UEFA, y la tercera jornada liguera. Síganlo aquí.

miércoles, 17 de septiembre de 2008

Weylandt se impone en Valladolid.


Era la oportunidad para los 'outsiders', con Boonen, Bennati, Freire y Zabel fuera de combate, y no la desaprovecharon. La victoria no se fue de Quick Step, pues fue uno los 'motores' de Boonen, Wouter Weylandt, quien se llevó el gato al agua en el apretadísimo sprint en la capital pucelana.

Esta vez era el turno del escudero de Freire, Pedro Horrillo (Rabobank), que probó fortuna junto a José Ruiz (Andalucía-Cajasur) conformando la escapada de la jornada.

De nuevo fue el Euskaltel de Koldo Fernández el responsable de la labor de caza. Ni Zabel ni Boonen pudieron disputar la 'volata', y el desorden se apoderó del pelotón. Un desorganizado sprint se saldó con un final muy ajustado entre Weylandt, Breschel y Usov. El belga tuvo que aguardar para conocer el resultado, pero en el podio dio rienda suelta a su alegría descargando tantos días de trabajo para su líder, que aprovechaba para dejar la Vuelta en su decimoséptima etapa.

Clasificación de la etapa.

1. Wouter Weylandt (QST) 3:18:48
2. Matti Breschel (CSC) m.t.
3. Alexandre Usov (ALM) m.t.
4. Koldo Fernández (EUS) m.t.
5. Heinrich Haussler (GST) m.t.

Clasificación general provisional.

1. Alberto Contador (AST) 69:53:52
2. Levy Leipheimer (AST) 1:17''
3. Carlos Sastre (CSC) 3:41''
4. Ezequiel Mosquera (XAG) 4:35''
5. Robert Gesink (RAB) 5:49''

Boonen se apunta la segunda en una jornada soporífera.


Después de la tormenta, calma. Tras el festival de Alberto Contador en Asturias, tocaba 'relax'. El trayecto entre Ponferrada y Zamora de la Vuelta a España 2008 no será recordado por su actividad y movimiento por parte de los corredores. Media hora para recorrer apenas veinte kilómetros. Tampoco los escapados obligaron mucho al pelotón. Walter Pedraza (Tinkoff) y Jesús Rosendo aportaron la voluntad pero las fuerzas se quedaron en el hotel.


Desde luego, no era el día del espectador. Las bicicletas parecían de plomo. Tres horas, cuatro, cinco, cinco y cuarto...y al fin hubo vencedor. Perfecto sprint organizado por Quick Step, estudiado al milímetro, que remató Boonen sin problemas.

Clasificación de la etapa.

1. Tom Boonen (QST) 5:21:16
2. Filippo Pozzato (LIQ) m.t.
3. Heinrich Haussler (GST) m.t.
4. Mickael Delage (FDJ) m.t.
5. Tomas Vaitkus (AST) m.t.

Clasificación general provisional.

1. Alberto Contador (AST) 66:35:04
2. Levy Leipheimer (AST) 1:17''
3. Carlos Sastre (CSC) 3:41''
4. Ezequiel Mosquera (XAG) 4:35''
5. Robert Gesink (RAB) 5:49''

David García culmina la gran Vuelta de Xacobeo con su triunfo en Ponferrada.

La polémica que suscitó el ataque de Alberto Contador en San Isidro y que tanto malestar había producido en el seno de Xacobeo- Galicia ha pasado a un segundo plano con la gran victoria que ha logrado David García en Ponferrada.

A Contador y Astaná se les achacaba falta de ética al no relevar a Mosquera durante la subida y luego atacarle en los últimos coletazos de la misma. En cualquier caso, las críticas de Pino y sus pupilos no iban a cambiar el resultado de la etapa, y ni siquiera sirvieron para enfrentar a Astaná.

La caravana de la Vuelta abandonaba el Principado de Asturias con el puerto de Somiedo como postre. No obstante, su lejanía a la meta le hizo intrascendente. El triunfo de etapa estaba reservado para los fugados. El grupo de escapados era demasiado numeroso. La primera criba quiso hacerla el veterano Arrieta (AG2R) en el Alto de Ocero (3ª). Puso en jaque a sus compañeros de fuga durante bastantes kilómetros. Pero la oportunidad era demasiado buena y la aventura del español fue abortada. El baile de demarrajes fue constante hasta el Alto de Lombillo, pero el grupo de cabeza apenas perdía unidades. Tuvo que ser la trampa de la organización la que seleccionase a los elegidos. El Lombillo, durísimo y agreste, permitió el paso en cabeza de Arroyo (Caisse d´Epargne), Gárate (Quick Step), David García (Xacobeo) y Nuyens (Cofidis).

Mientras, Alberto Contador sufría una caída tonta sin consecuencias pero que asustó a todo el mundo. La etapa, por supuesto, no andaba por el pelotón, pues el cuarteto delantero marchaba a un cuarto de hora. En él, Nuyens fue víctima de una encerrona y David García el afortunado.

Clasificación de la etapa.

1. David García (XAG) 5:02:27
2. Nick Nuyens (COF) 17''
3. Juan Manuel Gárate (QST) m.t.
4. Paolo Tiralongo (LAM) 33''
5. Mikel Astarloza (EUS) 36''
6. David Arroyo (GCE) 39''
7. Matti Breschel (CSC) 1:38''
8. Xabier Zandio (GCE) m.t.
9. Philippe Gilbert (FDJ) 1:39''
10. Sébastien Minard (COF) 2:38''
11. Olivier Bonnaire (BTL) m.t.
12. José Luis Arrieta (ALM) 2:40''
13. Mikhail Ignatiev (TCS) 5:15''
14. Alessandro Vanotti (LIQ) 5:58''
15. Pieter Jacobs (SIL) 6:59''
16. Heinrich Haussler (GST) m.t.
17. Kevin De Weert (COF) 14:23''
18. Sergio Paulinho (AST) m.t.
19. Andreas Klöden (AST) m.t.
20. Alberto Contador (AST) m.t.

Clasificación general provisional.

1. Alberto Contador (AST) 61:13:48
2. Levy Leipheimer (AST) 1:17''
3. Carlos Sastre (CSC) 3:41''
4. Ezequiel Mosquera (XAG) 4:35''
5. Robert Gesink (RAB) 5:49''

Otro año sin Puerta