Aquí podrás encontrar todas las noticias relacionadas con tu deporte favorito.

domingo, 26 de abril de 2009

Siempre Grandes: ¡Adiós Ferri!

Tremendo recital de juego que ha dado hoy el Alta Gestión Fuenlabrada ante el Tau Cerámica. Los naranjas han sabido hacer frente al imparable ataque del equipo vasco consiguiendo 103 puntos. Muchos triples, y la resurrección de Oleson, han dado una victoria al Fuenlabrada que le deja muy cerca de los Playoffs a falta de lo que haga el Manresa.

La mala noticia ha venido después, cuando en rueda de prensa, Ferrán López, el capitán del Fuenlabrada ha anunciado su retirada al finalizar la temporada. En la emotiva rueda de prensa en la que el base catalán acabó con los ojos bañados en lágrimas, ha agradecido al anterior presidente del Fuenlabrada (Juan Antonio Jiménez) y al actual (José Quintana), así como a todos los entrenadores que han pasado por el club, la confianza que han depositado en él, permitiéndole permanecer nueve años en el club.

También han comunicado que, una vez se retire, se hará cargo de la dirección deportiva del club. Parece mucha casualidad que José Quintana le dé este cargo, después de hacerse pública la relación que mantiene con la hija del presidente.

Ferrán ha tenido muchos alagos para su actual equipo: "Yo empecé a jugar al baloncesto a los 6 años en la cantera del Joventut y allí estuve hasta los 19. Después la vida me ha ido llevando a muchos sitios pero aquí he encontrado la felicidad y la prueba es que ha sido el club donde más tiempo he permanecido; se puede decir que soy y seré siempre del Fuenla".

El base catalán ha sido tres veces internacional absoluto y 25 en categoría júnior, selección con la que obtuvo las medalla de bronce del europeo en Groningen Holanda en 1990, donde fue incluido en el quinteto ideal.

Su trayectoria profesional se resume en la siguiente lista:

Cantera Joventut Badalona.
1989-90 ACB. RAM Joventut.
1990-91 ACB. Montigalá Joventut.
1991-92 ACB. TDK Manresa.
1992-93 ACB. TDK Manresa.
1993-94 Primera División. Cajabilbao.
1994-95 Segunda División. C.B. Gramanet.
17/11/1994 ACB. Taugrés Vitoria. Entra por Juan Pedro Cazorla.
1995-96 ACB. Taugrés Vitoria.
1996-97 LEB. Lucentum Alicante.
11-1996 ACB. Cáceres C.B. Entra en la jornada 15.
1997-98 LEB. Baloncesto Fuenlabrada.
1998-99 ACB. Baloncesto Fuenlabrada.
99-2000 ACB. Jabones Pardo Fuenlabrada.
2000-01 ACB. Jabones Pardo Fuenlabrada.
2001-02 ACB. Tau Cerámica.
10-2001 ACB. Tau Cerámica. Finaliza su contrato temporal. Juega tres partidos.
11-2001 ACB. Cáceres C.B.
2002-03 ACB. Cáceres C.B.
2003-04 ACB. C.B. Polaris World Murcia.
2004-05 LEB. Baloncesto Fuenlabrada.
2005-06 ACB. Alta Gestión Fuenlabrada.
2006-07 ACB. Alta Gestión Fuenlabrada.
2007-08 ACB. Alta Gestión Fuenlabrada.
Actual. ACB. Alta Gestión Fuenlabrada.

En ella, destaca principalmente su periplo en Vitoria, aunque no disfrutó de muchos minutos en el TAU.

Respecto a su palmarés se observan los siguientes títulos:

1988-89 Campeonato de España Junior. Joventut Badalona. Campeón.
1990 Eurobasket Junior. Selección de España. Groningen. Medalla de Bronce.
1990-91 ACB. Joventut Badalona. Campeón.
1994-95 Copa del Rey. Taugrés Vitoria. Campeón.
1995-96 Copa de Europa. Taugrés Vitoria. Campeón.
2004-05 LEB. Baloncesto Fuenlabrada. Campeón.
2004-05 Copa Príncipe de Asturias. Baloncesto Fuenlabrada. Campeón.

Aunque para muchos este jugador pasase desapercibido, para los aficionados del Fuenlabrada no, ya que nos ha dado muchos minutos de calidad, y siempre podrá presumir de que cuando coincidieron en Fuenlabrada Prigioni, Calderón y Ferrán, él era el base titular.

sábado, 25 de abril de 2009

VERGÜENZA


Martes 21 de Abril de 2009. Santiago Bernabéu. Real Madrid - Getafe. El Madrid luchando por no perder comba con el todopoderoso Barça de Guardiola, y el Getafe jugándose el tipo por no flirtear más todavía con los puestos de descenso. Minuto 88. Empate a dos. Todo abierto. Los merengues, desapercibidos, jugando a la contra, y los de Víctor Muñoz maquinando sin cesar contragolpes y jugadas letales. La tensión es máxima cuando Casquero recibe un gran pase en la frontal del área y se planta solo delante de Casillas. Pero ahí aparece el central madridista Pepe para apoyarse en el hombro del centrocampista azulón, tirarle al suelo y obligar al colegiado a decretar la pena máxima. Ahí comienza la locura. El defensa brasileño comienza a patear el cuerpo de Casquero, que se encuentra inmovil en el suelo, y justo después, cuando ve que Delgado Ferreiro le muestra una más que merecida cartulina roja, decide acercarse al mediocentro para pisarle en el pecho y tirarle de los pelos. Inminentemente, los jugadores de ambos conjuntos deciden ir a poner paz, pero Pepe, en injustificado estado de descontrolamiento, lanza primero un tenaz empujón a Gavilan y culmina con un enérgico puñetazo al rostro del centrocampista getafense Juan Albín, que únicamente trataban de separarles. Entonces Gago intenta persuadirle, mas a punto está de recibir otro cate por parte de su compañero, al igual que Casillas, que al grito de '¡Estás loco, tío!' logra sacarle del terreno de juego. Sin embargo, la insensatez del paulista no acababa ahí. Mientras se marchaba del campo, se acercó al cuarto árbitro, dejando un recuerdito a su madre y al de todo el colectivo arbitral allí presente. Para más inri, el futbolista, lejos de marcharse al vestuario tras su expulsión, decide permanecer en el Bernabéu, y no conforme con eso, opta por salir al Bernabéu a celebrar el gol de Higuaín en el descuento que decretaría la victoria madridista tras la estupidez de Casquero al intentar marcar el penalty a lo Panenka. Sin duda, muestras de un deshonroso comportamiento que no debería tener un hombre que ha costado nada menos que 30 millones de euros y que se supone es medianamente profesional.

Y aunque todo ello merecería una sanción tal como no volver a jugar al fútbol en muchísimo tiempo, al jugador solo le han caído 10 partidos de suspensión. Sanción excesivamente leve que demuestra la parcialidad que sienten los Villar y compañía. Encima, los medios deportivos que recogen un claro sensacionalismo madridista tratan de defender a Pepe, relatando que el jugador estaba muy nervioso en ese momento y que pese a que se le fuese la olla, se encontraba tan arrepentido que no acudió al entrenamiento voluntario de los de Juande al día siguiente no porque no fuera obligatorio y no le apeteciese nada, sino porque estaba tan apesadumbrado que no quería volver a jugar al fútbol. Ya claro. Si fuese la primera vez que este hombre hiciese algo así, pues vale. Pero lo cierto es que el año pasado ya tuvo sendos encontronazos similares primero con Robinho y luego con Balboa, de los que obviamente nadie dice nada. También recogen que el zaguero llamó a Casquero tras el incidente, pero que el canterano del Atlético no le contestó al teléfono. ¡Qué malo eres Javier, que no aceptas el perdón de semejante angelito! Las cosas cambian, pero las personas no, y lo mínimo que puede hacer el mundo madridista es darse con un canto en los dientes y dejar de criticar la sanción que ellos entienden como dura. Porque vamos, si la Federación Española de Fútbol hubiese interpretado los hechos en conjunto y no uno por uno, como lo ha hecho, podríamos estar hablando de una pena descomunal, y si en lugar de ser un jugador del Madrid, hubiera sido uno del Numancia o precisamente del Getafe el protagonista de dicha afrenta, seguramente las campanas ya estarían más que lanzadas al vuelo.




Así que paren de quejarse, y contentese con lo que hay. Con los diez partidos de castigo que bien podrían haber sido el triple, y con que la impertinencia, sinvergonzonería y chulería de Marcelo al acabar el partido cuando comenzó a provocar al mundo getafense ha pasado desapercibida a los ojos de la Federación. Considérense muy afortunados.

martes, 21 de abril de 2009

El problema



El Atlético de Madrid es una montaña rusa constante. Tan pronto tutea la elegancia del Barça o la efectividad del Madrid como es humillado por la racanería del Mallorca o la simplitud de Osasuna.


En los últimos años, el conjunto rojiblanco ha demostrado ser un insistente sube-baja sea cual sea su rival. Capaz de lo mejor y de lo peor en cada partido, el 'Pupas' se ha convertido de un tiempo a esta parte en la auténtica bomba de las quinielas.


Y es que en nada se parece este Atleti a aquel que deslumbraba en Europa a lo largo del s.XX, y fijándonos en un predecesor cercano, está muy, muy alejado del equipo de la última década de dicho siglo. Ni Petrov, ni Nano, ni Galletti ni mucho menos Musampa han sabido siquiera toser la gracia del gran Milinko Pantic; la torpeza de Pablo o de Perea no es siquiera comparable al liderazgo de 'Súper' López o Toni Muñoz; la sosería de Raúl García y la irregularidad de Maniche ni se asemejan al genio que emanaba el 'Cholo' Simeone; y solo Forlán, Torres, Correa y Agüero han podido ensombrecer al magnífico terceto Penev-Vieri-Kiko.

Estamos ante el Atlético más bacheado de la historia. Tanto Gil, a quien Dios tenga en su gloria (¡grande Don Jesús!) como Enrique Cerezo han sumido al equipo en un rizar continuo del extraño bucle de la locura. Todos los años es lo mismo. “¡Éste año sí!” Reza un hipócrita Cerezo antes de cada temporada. Pero, ¿éste año sí qué? ¿Será otro año de futbolistas frustrados que se hacen llamar fichajes estrella? ¿Otro año de Mistas, Costinhas, Coupets, Musampas, Luccines, Pernías o Seitaridis que tanto prometen hasta que llegan aquí? ¿Otro año de mentiras, de falsas promesas, de engaños? ¿Otro año viendo como su talentosa cantera triunfa en todas partes menos en el Manzanares? ¿Otro año buscando culpables por todas partes sin ver que el problema está dentro? ¿Otro año de Ferrandos, Aguirres, Pitarchs, Abrahames Vegas, Manzanos o Amorrortus? ¿Será otra vez más un año de tenaz sufrimiento?
Por inusual que parezca, esas son las preguntas que se plantea cualquier aficionado que ha visto como el prestigio de su equipo se ha ido al garete en los últimos años. Por eso no es de extrañar que el club destile tanta inconstancia. Porque otro año más serán el segundo equipo de Madrid, menospreciado de un modo persistente por la cada día más parcial prensa. Porque otro año más tendrán probablemente que contentarse con la UEFA. Porque de nuevo figurarán en un plano secundario. Porque Miguel Ángel Gil sigue empeñado en incordiar al club hasta la saciedad. Porque su marioneta, el presidente Cerezo, se muestra más desconfiado que otra cosa. Y porque otro año más se volverá a sondear el mercado en busca de un '10' que extraordinariamente tenemos muerto de risa en Mallorca.


He de hacer un inciso aquí. El de los cedidos es un tema bastante peculiar. Todos los años parten desde el Manzanares muchos jugadores rumbo a otros equipos para que cojan experiencia y ser posteriormente demacrados pasado un tiempo por la parroquia rojiblanca. Ésta temporada, le ha tocado el turno a otros cuantos, pero que están haciendo más ruido que nunca. El caso más peculiar es el de Jose Manuel Jurado, que se está saliendo en las Baleares, como ya relataba antes, y al que este año están lloviendo aclamaciones y vitores por todos los lados. El gaditano ha terminado de curtirse en la Primera División y toda España parece haberse dado cuenta de ello. Bueno, todos menos un hombre. Justo quien más cuenta debería darse. Irónicamente, solo Cerezo parece cerrar los ojos ante semejante perspicacia. Al igual que está pasando con Zé Castro. El central portugués, en préstamo al Deportivo de la Coruña, se ha ganado un puesto en el renacido once gallego. La crítica hacia él es buenísima, pero de nuevo, Don Enrique responde con desprecio, deshechándole para abaratar el fichaje del zaguero a quien precisamente el portugués mandó a la banca, el catalán Alberto Lopo. De risa.

Pero de todos los cedidos, no solo ellos dos parecen fascinar. No hay que quitar mérito ni a Juan Valera, que se ha ganado a base de casta un puesto en el lateral derecho del Racing de Santander, ni a Diego Costa, que no deja de asombrar día sí día también en Albacente, ni al extremo andaluz Jose Antonio Reyes, cuyo rol en el Benfica comienza a rescatar ese derroche de velocidad y talento que parecía haberse dejado en Sevilla, ni al meta Iván Cuéllar, indiscutible en el Sporting de Gijón, ni a Mario Suárez o Cléber Santana, asiduos en la alineación de todo un Mallorca, en especial el segundo, líder junto a Jurado del club isleño.


Todos ellos se están mereciendo a pulso un hueco en el club rojiblanco de cara al año que viene. Pero lo cierto es que da rabia pensar que Cerezo, poco entendido en esto del fútbol, volverá a pagar una pasta por un mediapunta que luego resultará ser una auténtica gaseosa, cerrando a Jurado las puertas del club en el que desea triunfar; por otro centrocampista de corte defensivo, ignorando que con la veteranía de Assunçao, las ganas de Camacho, y el coraje de Cléber o Mario Suárez el cupo estaría más que completo; por un defensa central; relegando a Zé Castro; por un lateral derecho, pasando olímpicamente de Valera; por un delantero que sepa suplir a Forlán y a Agüero (que esperemos no se vayan), ante el fracaso de Sinama Pongolle, pero que a buen recaudo no será Diego Costa.; o por otro Coupet en la portería, dando de bruces a los Cuéllar o Roberto Jiménez, sin fijarse en las garantías que otorgan todo un pericioso Leo Franco, de cuya experiencia, si le dejan, se endurecerá claramente el chaval De Gea, a quien habrá que disponer con el paso de los años para que acabe ocupando la portería del equipo titular rojiblanco. Aquí llegamos a otro punto importantísimo de inflexión. La cantera. La preciada pero cada vez más delicada cantera colchonera. Lo cierto es que en los últimos años, coincidiendo con la llegada de Amorrortu y Abraham Vega a la coordinación del fútbol base de la entidad, su evolución ha descendido en picado. La mala planificación y gestión de cada filial, y la indolencia del cuerpo técnico, han provocado grandes debacles en lo que a lo deportivo se refiere. Por ejemplo, el Atlético B, sin ir más lejos, ha pasado de ser uno de los cocos de nuestra división de Plata, a luchar por mantenerse en 2ªB, y el Atlético C, en idéntica situación pero en esa última división, a guerrear por la permanencia un año más en la Tercera. Ante esto, es lógico que las joyas opten por tomar un camino dispar al de la sociedad rojiblanca. Y así pasa lo que pasa. Que si nadie lo evita, será obvio que los Domínguez, Cédric, Koke, Rubén Ramos o De Gea continuarán con sus carreras lejos del Paseo de los Melancólicos. Pero nada, una vez más, solamente Cerezo parece dejarlo estar. ¡Desde luego, vaya directiva!


Otro problema es el de la estructuración que se hace de la plantilla año a año. Es evidente que desde que se marchó Fernando Torres, el equipo, aunque ha mejorado a nivel deportivo, ha perdido todo ese sentimiento hacia la entidad que el fuenlabreño dimanaba sin reparos. Solo Antonio López, Leo Franco, Simao, Forlán y en ocasiones Agüero parecen sentir este equipo en sus venas. Del resto, casi nanai de la China. Desde Seitaridis hasta Pablo Ibáñez, pasando por Raúl y Luis García, Pernía, el capitán Maxi, Maniche o Coupet, están demostrando el por qué en muchas ocasiones a los jugadores se les tilda de caraduras y mercenarios. ¿Dónde ha quedado ese espíritu que Kiko, Pantic, Aguilera o el propio Torres desplegaban en cada partido hace no tanto? ¿Dónde ha quedado el respeto que aquellos jugadores que ganaron el Doblete rendían a Radomir Antic? ¿Dónde ha quedado esa fidelidad hacia el rojo y el blanco? Nadie lo sabe. Debe haberse quedado en algún recóndito lugar, porque lo que es en el Calderón no queda nada de nada. Desde la parsimonia de Seitaridis, el poco ímpetu de Sinama, la falta de disciplina de Maniche, hasta el desdén con el que Maxi Rodríguez lanza asiduamente contra el suelo un brazalete de capitán que hasta una piedra merecería más que él cuando es sustituido, para que Antonio López lo recoja, se demuestra la falta de respeto que el Atlético achaca.


Ante este caótico drama, solo me viene a la mente una solución. Que Miguel Ángel Gil y Enrique Cerezo hagan de una vez un favor al club y vendan su paquete accionarial, dejando que sean los socios quienes decidan qué es lo que quieren. Sin duda, el nuevo presidente sería alguien que confiase ciegamente en la cantera; que exigiese un compromiso vital; que hiciera una limpia rotunda de un plantel en el que solo quedarían quienes de verdad merezcan y deseen estar aquí. Con Forlán, Paulo Assunçao, Agüero, Antonio López, Simao, el prestado Banega (que seguro vuelve a final de temporada a Valencia pese a su eficaz rendimiento, muy superior al de Maniche y Raúl García siempre que le han dejado reivindicarse), el chaval Camacho, el meta Leo Franco, o el defensa Ujfalusi, aparte de los cedidos, de los que volverían la mayor parte, algún canterano, y un interior imaginativo como podría ser David Silva; que se dejase de Amorrortus o Abrahames Vega en las categorías inferiores, que a la larga únicamente perjudican al club; que largase de inmediato al mediocre Pitarch como director deportivo; que castigara con dureza los comportamientos arrogantes de los Maxi, Maniche o Seitaridis (el griego está en todas); que contratase a un entrenador con el que se recupere la constancia perdida, la confianza y se practique un fútbol ejemplar; y que lograse, en definitiva, superar el badén por el que el equipo vaga incesante desde hacen ya casi diez años. Ese hipotético presidente, que se colmaría de alabanzas, se llevaría las elecciones de calle, además de que sería de fijo alguien que realmente sintiese los colores del conjunto en su linaje. Mas no nos engañemos, los milagros son muy difíciles, y este en concreto está muy, muy lejano. Desde aquí, a un servidor solo le queda pedir a los señores Cerezo y Gil Marín que si algún día leen esto, se planteen que el problema de este equipo lo tienen más cerca de lo que creen. No hagan más daño al Atlético, caballeros, y deslíguense por fin de sus filas. Es lo mejor que pueden hacer.

domingo, 19 de abril de 2009

La que se avecina...


Con las elecciones a la presidencia del Real Madrid a la vuelta de la esquina, mucho se está especulando acerca de quien podría ser el próximo presidente blanco. Las elecciones, pese a la impaciencia de los socios motivada por el golpe de timón que esperan tras el nefasto mandato primero de Ramón Calderón y después de Vicente Boluda, se han programado en principio para el próximo 14 de Junio a la espera de nuevos cambios. Y ahora, a falta de casi dos meses, se está empezando a hablar de quién será el hipotético nuevo mandatario blanco.


A priori, hay varios candidatos en liza: el socio Eugenio Martínez, el ex-mandatario blanco (que una vez más volverá a presentarse) Lorenzo Sanz, el empresario Eduardo García, la vuelta de un Ramón Calderón que podría tener en el bote cerca de 17.000 votos... y por último, de Florentino Pérez, conocido popularmente como Doña Perfecta. El hombre que todo lo hizo bien, el mítico precursor de la generación de Zidanes y Pavones, el hombre que reunió en su equipo a los treintañeros más precoces del viejo continente, es, a día de hoy, quien tiene más papeletas a llevarse el gato al agua.


Y es que la gran mayoría de los aficionados madridistas piden al unísono su vuelta. La vuelta de quien ascendió al Madrid al cielo de Glasgow y le descendió solo dos años después a la más absoluta de las miserias tras una sonada derrota en Mallorca. La vuelta de quien dejó al club de Concha Espina justo cuando más necesitaba un cable. La vuelta de quien abandonó al equipo justo cuando el himno del Barça comenzaba a campear en nuestro país. La vuelta de quien le pasó todo el escambroso fango en el que estaba sumido el madridismo a un Ramón Calderón que tampoco hizo mucho por evitarlo. La vuelta de aquel presidente que destituyó a Don Vicente del Bosque, mejor entrenador del Madrid en lo que va de siglo, para traer primero a Queiroz y luego a Luxemburgo, entrenadores poco dignos del entonces mejor equipo del mundo. La vuelta del hombre bajo cuyo mandato el Madrid ganó dos ligas cantadas y una Champions en la que se rozó la gloria sin llegar a jugar del todo bien. La vuelta de quien reunió en su equipo a jóvenes promesas como eran los Figo, Beckham, Zidane, Ronaldo, Hierro, Raúl o Roberto Carlos, descartando a un joven brasileño a quien apodaban 'Kaká' por considerarle poco apto. La vuelta del hombre que se fijó casi por decreto en aislar y menospreciar al barcelonismo, en lugar de centrarse únicamente por su equipo. La vuelta de quien convirtió al Madrid en el principio de lo que luego sería una auténtica debacle por mucho que se empeñen nuestros amigos de 'As' y 'Marca' en negarlo. La vuelta de quien envejeció al que por entonces era uno de los cocos del continente. La vuelta de quien, en definitiva, continuó la quinta de Ramón Mendoza y Lorenzo Sanz en la labor de destrucción del prestigio que el club se había ganado a pulso a lo largo de la historia.


Sean inteligentes, madridistas. Y tengan muy en cuenta que ya que pueden elegir, deben tomar la mejor decisión. Y el mayor acierto que tendrían sería el de evitar que este personajillo volviese a dirigir a un equipo ya de por sí en una situación bastante delicada. Veremos qué ocurre.

viernes, 17 de abril de 2009

Siempre Grandes: la lluvia del sur


En los últimos años hemos vivido el auge de las estadísticas en la información deportiva. Quizá contagiados con la moda NBA , nos encontramos con estos números que parecen llenarlo todo. El automovilismo deportivo y la Fórmula 1 en concreto no se salvan de esta tendencia: estamos cansados de oir que Michael Schumacher es el mejor piloto de la historia, haciendo honor a sus 7 títulos mundiales, 91 victorias, 68 veces primero en la parrilla, etc. Pero estoy convencido de que los fríos números no representan todo lo que un deportista ha dado al mundo en el que ha competido.

Un ejemplo claro es Ayrton Senna da Silva, el piloto brasileño "sólo" tres veces campeón del mundo.
Ayrton Senna nació en Sao Paulo en 1960. Cuando vino a Europa era el último producto de la cantera paulista, la que dio a Carlos Pace, a la familia Fittipaldi y hoy en día a Massa y Barrichello entre otros. Empezó corriendo en karts en su país, como casi todos los pilotos de su generación. Después lo hizo en Italia, la meca del karting, donde destacó especialmente, llegando a simultanear la fórmula Ford británica y Europea ( donde sumó varios títulos) con estos pequeños y apasionante vehículos. Curiosamente, no logró ningún título importante en el kart europeo, ya que siempre le fallaba la mecánica.
Fue en aquellos años, a primeros de los 80, cuando leí la primera noticia de Senna. La revista Autopista mencionaba a un joven y brillante brasileño que mezclaba la fórmula Ford con los karts y estaba preparado para entrar en la fórmula 3. En 1983 ganó, a la primera, la fórmula 3 británica, que era entonces la mejor carta de presentación para cualquier piloto con aspiraciones. Sólo Martín Brundle, otro gran piloto valiente y sin suerte, pudo arrebatarle la victoria en varias carreras.






De ahí pasó a la fórmula 1 en 1984, al equipo Toleman. Este este era un equipo modesto y singular (que había marcado el año anterior una pole con Teo Fabi, en una de las sorpresas más grandes de la fórmula 1), donde logró un punto en su primera carrera con un sexto puesto. Posteriormente vino el segundo puesto en Mónaco y el tercero en Estoril, el día que Lauda ganó su tercer Mundial. Después pasó a Lotus en el 85, a McLaren en el 88 y a Williams en el 94. Ganó los Mundiales del 88, 90 y 91, pilotando para Mc Laren. Si queréis saber todo sobre la vida de este genio os recomiendo la página http://www.ayrton-senna.com.ar/. Ahí tenéis datos, historia, opiniones, fotos, ... (Estos argentinos no tienen precio cuando se habla de motor).Ayrton llegó como un viento fresco a la máxima disciplina. Rápidamente se ganó el puesto de primer piloto en Toleman. Esto ocurre siempre en los buenos equipos, que no en vano son profesionales y reconocen el talento, como le pasó años después a Schumacher en Benetton y a Alonso en Renault. En Lotus ocurrió lo mismo, eclipsando a Elio de Angelis, un piloto de talento. En McLaren se encontró con su gran rival Alain Prost.
Pero creo que vale la pena hablar de sus mejores carreras. De la primera vez que subió al podium en Mónaco a los mandos del Toleman, en el 84, cuando el director de carrera (un tal Jacky Ickx, ¿os suena?) paró la carrera por la lluvia cuando iba de cabeza a por Alain Prost. Que ganara un novato en Mónaco sonaba a golpe de estado. Aún así quedó la impresión de que algo nuevo estaba naciendo en la fórmula 1. Y terminó esta temporada con el tercer puesto en Estoril, cuando Lauda, en el camino hacia el segundo puesto que iba a darle su último mundial, tuvo que subir a tope la presión del turbo del motor Porsche del McLaren y pasarle en la recta, ¡qué carrera, cuántas emociones aquel extraordinario domingo de octubre!
No pasaron muchos meses. Gran Premio de Portugal 85, que cambiaba de fecha y se celebraba en Abril. Era la segunda carrera que disputaba con Lotus, en la última temporada que los monoplazas de Colin Chapman llevaban los preciosos colores negro y oro de John Player Special. Senna partía de la primera posición tras unas sesiones de entrenamiento que se disputaron con un tiempo primaveral. Justo a la hora del Gran Premio, empezó una fuerte lluvia que hizo montar ruedas de agua a todos los participantes. Nada más darse la salida dos cosas destacaban con claridad: los coches calzados con Pirelli se retrasaban irremisiblemente porque no disponían de gomas para pista inundada y entre los de Goodyear había uno que se distanciaba a más de segundo y medio por vuelta, de forma constante, mientras el cielo terminaba de lanzar la mayor tormenta conocida por la Fórmula Uno hasta entonces. Ayrton confirmaba las expectativas, las superaba. Metió un minuto al segundo, Alboreto, y una vuelta al tercero, Tambay. El aguacero, que duró las dos horas de carrera, fue de tal calibre que el circuito se vació, exceptuando la zona cubierta de tribunas y un puñadito de aficionados (entre ellos tres madrileños) que aguantaron calados hasta los huesos en la pelouse. Pero valió la pena: habían presenciado la mejor carrera de un piloto de F-1 en agua de la historia (cómo me acordé el día de Alonso en Hungría, cuando el "tuercas" se cargó la victoria, o cuando Vettel arrasó en Monza el año pasado) .
Ayrton logró muchos triunfos en su vida deportiva y no sólo cuando llovía. Es el piloto que más veces ha ganado en Mónaco, en el circuito más difícil del campeonato, superando con seis victorias las cinco de Graham Hill o Michael Schumacher. Me resisto a llamarle simplemente estadística, pues si ganar en Montecarlo requiere clase y tenacidad, hacerlo tantas veces obliga al toque mágico de los elegidos. Magia, como el Gran Premio de Europa de 1993, en el circuito de Donnington Park, donde arrancó sexto en la parrilla con su McLaren, para llegar primero y distanciado al final de la primera vuelta. Ganó la carrera, donde Damon Hill fue segundo y Prost tercero. Había doblado a todos, pero permitió desdoblarse a Damon para evitar que dejara pasar a Prost (su compañero de equipo en Williams) y sumara más puntos. Llovió toda la carrera.
Ayrton dejó siempre su marca de piloto serio, trabajador, implacable en la puesta a punto. Si consiguió el respeto de su equipo fue por sus ganas de mejorar, de buscar el detalle, no sólo por su natural facilidad de pilotaje. Fue partidario de las innovaciones, como la primera suspensión activa que montó su Lotus con los colores de Camel en el 86. Esta novedad no le dio resultado, posiblemente por la falta de desarrollo a causa de unas finanzas algo justas , aunque años después sirviera a Nigell Mansell que llevaba un Williams para ganar un título mundial con un sistema muy mejorado.
De cara a la prensa era un personaje introvertido, más bien callado, alguien a quien parecía no gustarle demasiado la popularidad. Esta característica fue aprovechada por Alain Prost, un gran piloto que no dudaba sin embargo en apoyarse en la prensa francesa y en el presidente de la Federación Jean Marie Balestre (también francés). Éste no tuvo empacho en perjudicarle todo lo que pudo, influyendo decisivamente en varias carreras y llegando incluso a descalificarle, como en la famosa carrera de Japón 89, para que su compatriota ganara el título. Senna estuvo a punto de abandonar la competición, pero al año siguiente volvió con fuerza y ganó el mundial, en otra polémica y peligrosa escaramuza final con Prost y su Ferrari (y Balestre) de nuevo en Suzuka.


Sus duelos con Mansell y Prost han pasado a la historia. Las escenas que se vivían entonces, en la época de los motores turbo, los entrenamientos con ruedas y ¡motores! para una sola vuelta y más de 1.000 caballos de potencia son inolvidables. Las carreras magníficas, como ese famoso adelantamiento del Williams de Mansell al McLaren de Senna donde ambos pilotos se miran cara a cara al final de una frenada a fin de recta. ¿Sabéis cuál es el final más apretado de todos los tiempos? Senna contra Mansell en Jerez 86. El brasileño ganó por 14 milésimas. Por desgracia no llegó a producirse un duelo entre Senna y Schumacher, que hubiera llenado, muchas, muchas páginas.
Se me olvidaba comentar que Senna había creado una fundación para ayudar a los niños desfavorecidos de su país. Esta institución editaba unas historietas que se llamaban "Senninha e a sua turma", que contribuyeron a la difusión y conocimiento de la misma. En ellas aparecía Ayrton niño, siempre vestido con su mono de piloto, y su grupo de amigos . También tenía un enemigo que utilizaba malas artes pero que siempre acababa perdiendo (no se parecía a Alain Prost, malpensados). Estas ingenuas y curiosas viñetas podéis encontrarlas en Internet, recuerdo haber visto alguna en la web de O Globo.
Para no alargar más esta modesta crónica os animo a buscar fotos de Ayrton en Internet, o mejor aún, a buscar las miniaturas en escala 1/43 o Slot, de sus Lotus negro y oro de JPS, o el amarillo de Camel, o el ya clásico e inolvidable McLaren con los colores de Marlboro. Son coches preciosos y difíciles de encontrar, pequeñas joyas deslumbrantes en cualquier vitrina, en vuestra habitación.

Pero lo que de verdad me molesta es que la imagen más difundida de su trayectoria deportiva sea aquel día de mayo del 94 en el infausto circuito de Imola que se llevó su vida y la de Roland Ratzemberger el mismo fin de semana. Yo prefiero quedarme con otras imágenes, las de su victoria a los mandos del Lotus con motor Renault en Estoril, aquel día que nos calamos hasta los huesos, que aplaudimos y gritamos aunque el vendaval no permitió que se nos oyera, bajo la inmensa cortina de agua entre las llamaradas de los escapes de los turbos,.. cuando acabada la prueba nos subimos a nuestro fiel Renaut 4, y mientras poníamos rumbo a Madrid íbamos comentando satisfechos, entusiasmados, quitándonos la palabra, la maravillosa primera victoria de Ayrton, porque estábamos convencidos que había nacido un piloto que proyectaba el arte de conducir a otra dimensión... Ayrton Senna da Silva, la lluvia del sur, el mejor piloto que vi correr.



jueves, 16 de abril de 2009

Cambio de formato

Saludos lectores. Les comunicamos que tras varias deliberaciones, hemos decidido dedicar la página más hacia análisis subjetivos de los temas de actualidad que a los resúmenes, por lo cual, a partir de hoy, las síntesis de los partidos de cada jornada serán eliminadas casi definitivamente del blog, para en su lugar inclinarnos hacia opiniones más concretas del equipo sobre los temas de interés deportivo. Esperemos que este cambio no les incomode demasiado, y agradeciendo que continúen actualizándose con nosotros, se despide cordialmente.

La direccion

Dejen paso a los 'playoffs'


Al fin, tras más de seis meses de competición, la NBA abre las puertas al momentro culminante de la temporada, el que esperan los equipos ganadores para dar el 'do de pecho' definitivo y hacerse con el objetivo por el que disputan más de 100 partidos en una sola temporada: el preciado anillo de campeón. Cavaliers, Lakers y Celtics, en ese orden, son los tres principales candidatos en todas las apuestas, pero también hay varios equipos en la sombra que podrían dar la campanada (véase Magic, Spurs o Nuggets). Otros, como los Blazers, se presentan a los playoffs tras una aciaga década de estrepitosos fracasos, mientras que los Pistons, tras más de un lustro de éxitos (seis años seguidos llegando, como mínimo, a la Final de Conferencia) parecen un equipo venido a menos tras el intercambio de su estandarte en las últimas temporadas, Chauncey Billups, por el díscolo (aunque grandísimo jugador) Allen Iverson, que no disfruta de minutos en Auburn Hills y ha llegado a plantearse la retirada.
Así, se prevee una 'post-temporada' vibrante e igualada, que seguro hará disfrutar a todos los aficionados al baloncesto.

En el Este, algo más descafeinado que la otra 'mitad' americana, los Cavaliers parten como principales 'cocos', con permiso de Boston y Orlando. Por detrás, los correosos Hawks y los Heat de Dwyane Wade, que lucharán entre ellos por un puesto en semifinales de Confrencia, y los impredecibles Pistons, que, a pesar de ser octavos, parecen guardar un as en la manga y darán problemas a los 'chicos' de LeBron.
En otro plano, Bulls y Sixers se tomarán estas 'finales' como recompensa al gran esfuerzo realizado en los 82 partidos de la temporada regular, pero sin aparentemente muchas opciones de lograr pasar la 1ª ronda (se enfrentarán a Boston y Orlando, respectivamente).

En el Oeste, sin embargo, todo está mucho más igualado y, aunque los Lakers parecen claros favoritos, en frente tendrán a los potentes Jazz, que intentarán redimirse de la eliminación del año pasado y de la mala temporada regular que les ha llevado a un octavo puesto que, sin duda alguna, por potencial no ocupan (son superiores a Dallas y New Orleans, por ejemplo).
Quitando este primer encuentro que suponemos será para los Lakers, el resto se puede decir que están al 50%, por lo que el factor cancha será vital a la hora de desequilibrar la balanza hacia uno u otro lado (Nuggets-Hornets, Spurs-Mavericks y Blazers-Rockets).

Dejando a un lado ya los playoffs, vamos a pasar al análisis de una temporada bastante buena para los españoles.
Gasol afrontaba la temporada con el objetivo de afianzarse definitivamente como escudero de Kobe e incluso arrebatarle esa hegemonía en algunos encuentros. Si miramos las estadísticas, parece que lo ha logrado (18'9 puntos, 9'6 rebotes y 3'6 asistencias), aunque esperamos verle ahora, en el momento decisivo, a un nivel todavía superior.
Por otro lado, Rudy ha logrado en su primera temporada lo que ningún europeo había logrado nunca antes: participar en el concurso de mates (y con nota), y lograr el récord de triples de un rookie en una temporada, hazaña que ha culminado hoy con un espectacular 6 de 9 en lanzamientos de 3 para alcanzar los 159 necesarios (Kittles metió 158). El mallorquín finaliza así la Regular Season con 10'4 puntos 2'7 rebotes y 2 asistencias, números nada malos para un debutante que aporta muchísimo espectáculo (ya son muy conocidos sus alley-oops con Sergio), e incluso en el marcador del Rose Garden aparece escrito 'Spanish Armada' cuando ambos conectan.
El canario, por su parte, volvió a ser 'maltratado' por Nate McMillan, que sigue 'erre que erre' en su tratamiento con el base, sin duda el más ofensivo del equipo, al que acusa de no prodigarse en tareas defensivas. Las cifras de 'Mojopicón', obviamente, no son destacables (4'4 puntos, 1'6 rebotes y 3'7 asistencias) pero jugando una media de 10 minutos por encuentro mucho más no puede hacer.
El otro 'novato' español, Marc Gasol, que estuvo presente junto con Rudy en el All Star de rookies, se puede decir que destacó incluso más que el ex de Joventut. Sus 11'9 puntos, 7'4 rebotes y 1'7 asistencias le avalan, y ya ha recibido numerosos piropos de gente con nombre en la NBA y del que pudo ser su equipo, Los Ángeles Lakers, que lamentan haber vendido al hermano de Pau, considerado por muchos el center dominante del futuro.
Por último, José Manuel Calderón. El extremeño saltó al quinteto titular tras la salida de TJ Ford y, aunque la marcha del equipo no ha sido buena (no ha logrado el objetivo: playoffs) la actuación individual del base ha sido de lo más destacada: 12'8 puntos, 2'9 rebotes y 8'9 asistencias (cuarto de la liga en este apartado y máximo asistente de la historia de los Raptors gracias a esta temporada). Además, también cabe nombrar su espectacular récord de tiros libres, errando únicamente 3 de 154 en todo el año para un 98'1 % de acierto, mejor porcentaje de la historia de la NBA.

Hablando ya del resto de la Liga, LeBron James lideró todas las estadísticas (28'4 puntos, 7'6 rebotes y 7'2 asistencias) y llevó a su equipo al mejor récord de la competición, lo que les permitirá mantener el factor cancha (muy importante, sólo han perdido dos encuentros en el Quicken Loans Arena) durante todos los playoffs. Es el candidato unánime (aunque no comparto esa opinión) al MVP.
El segundo en la carrera por obtener el preciado galardón es el angelino Kobe Bryant, que ya lo hganó el pasado año. 26'8 puntos, 5'2 rebotes y 4'9 asistencias le avalan pero su flojo final de temporada y el hecho de que los Cavs hayan logrado el mejor récord le dificulta mucho las cosas. Técnicamente (en mi humile opinión) es mejor que James, pero la potencia física de King no la tiene el escolta angelino.
Por último, y para mí el que más lo merece, Dwyane Wade. Ha llevado al flojo equipo de Miami (peor franquicia de la temporada pasada) a los playoffs con poca colaboración (los novatos Beasley y Chalmers y quizá la tardía incorporación de Jermaine O'Neal han liberado un poco al espectacular base-escolta que, a pesar de eso, ha tenido que dar lo mejor de sí). 30'2 puntos, 5 rebotes y 7'5 asistencias son sus credenciales, aunque parece que tampoco tendrá opción alguna ante el despegue de LeBron esta temporada (el hecho de haber situado a Cleveland como el mejor equipo de la NBA va a ser seguro decisivo).
Últimamente ha sonado también con fuerza el nombre de Chris Paul (22'8 puntos, 5'5 rebotes y 11 asistencias) por su gran final de temporada pero, insisto, lo normal sería que se lo llevase LeBron.

Esto ha sido todo en la mejor liga de baloncesto del mundo. Esperamos que disfruten con la fase final de la temporada, que seguro será emocionante y espectacular, y les recomendamos que estén atentos a los tres representantes españoles (Pau, Rudy y Sergio) que darán que hablar, sin duda.

martes, 14 de abril de 2009

Jornada 30; el Fuenlabrada lejos de Playoffs

Este fin de semana se llegó a la treintena de jornadas, y aunque no quedan muchos partidos, todavía está todo por decidir. En esta jornada, hay que destacar la victoria del Tau ante el Gran Canaria, que le devuelve la confianza; la derrota del Estu en casa ante el Granada, le complica la permanencia al equipo colegial; y la victoria del Murcia ante el DKV.

El Fuenlabrada jugaba contra el Real Madrid en el Fernando Martín. Un partido clave para meterse entre los ocho primeros, ya que el Manresa descansaba. Los fuenlabreños salieron muy concentrados, y realizando un gran juego. Consiguió un parcial inicial de 8-0. Pero el Madrid fue mejorando y sumado a que el Fuenlabrada jugaba con demasiada ansiedad hicieron un parcial de 0-18. Al final del primer cuarto se llegaba con el resultado de 11-18.

En el segundo cuarto el Fuenlabrada mejoró su juego gracias a unos acertados cambios de Guil. Bueno, no tenía su día, y el entrenador decidió colocar a Tskitishvili de pívot, acabó con 19 puntos. Oleson sigue en caída libre, y fue sustituído por Radivojevic. Por último puso a Ferrán a dirigir el juego. Estos acertados cambios hicieron que se llegase al descanso con el marcador igualado a 37 puntos.

El tercer periodo fue muy igualado, pero el Madrid se lo acabaría llevando por 23-27, gracias a un excelente Bullock, y ayudado por Massey, que supo suplir la baja de Felipe por lesión.

En el último cuarto los locales empataron el partido, y a falta de poco más de un minuto, el marcador estaba empatado a 82 puntos. Un dos más uno de Bullock seguidos de dos tiros libres fallados de Blanco, dieron la victoria al Real Madrid, que le pone tercero en la clasificación.


lunes, 13 de abril de 2009

Liga Adelante, Jornada 32: Piti mete al Rayo en ascenso.


Pasado el fin de semana, hablaremos como siempre de lo que ha deparado la jornada número 32 de la Liga Adelante. No hay novedades en lo que respecta al liderato ya que Xerez y Tenerife consiguieron la victoria y se mantienen primero y segundo respectivamente con tan solo un punto de diferencia. En cuanto a la disputa del tercer puesto, el Rayo será el que duerma toda la semana detrás de Xerez y Tenerife tras su victoria ante el Huesca, sin duda una gran campaña del conjunto vallecano, que se merece jugar la próxima temporada en la máxima categoría española. Por la zona baja parece que se ha abierto una pequeña distancia entre los cuatro equipos en descenso y el Córdoba, concretamente 4 puntos, ventaja que no debe lugar a descuidos.

Comenzamos por el partido Huesca-Rayo, en el que el delantero Piti fue el héroe del Rayo al haber marcado el gol de la victoria cuando el partido estaba agonizando, gol que le permite al Rayo saborear durante la semana la miel de gozar de un puesto de ascenso.
En el encuentro ningun equipo fue el claro dominador, pero Piti marcó la diferencia con un golazo desde fuera del área que el meta oscense no pudo atajar.
Esta derrota no complica la situación del Huesca que se sitúa tranquilo en la mitad de la tabla.

La goleada de la jornada la protagonizó el Tenerife, que le endosó un contundente 5-1 al conjunto levantino.
El Tenerife se adelantó en el marcador por parte de Richi, pero la respuesta del Levante fue inmediata porque Álvaro del Moral empataba el partido aprovechando una mala salida del meta insular. Pero al final de la primera parte, el Levante vio como se escapa un partido en apenas tres minutos, primeramente Richi se aprovechaba del desconcierto de la defensa levantina, y posteriormente cuando aun no lo habían asimilado, Alfaro sentenció el partido dejando el marcador de 3-1 al descanso. Al reanudarse la segunda mitad, el Tenerife solo necesito seis minutos para marcar el cuarto por mediación de Nino, y ya en la recta final del encuentro Alfaro culminó un contragolpe de los tinerfeños, firmando el 5-1 definitivo.

Importante partido para la decisión de la zona baja, fue el que disputaron el Celta y el Córdoba que se jugaban el distanciarse un poco de la zona de descenso, y esta vez fueron los de Vigo los que se llevaron el gato al agua gracias a un solitario gol de Ghilas en el minuto 46, consiguiendo la primera victoria de Eusebio como técnico del conjunto celeste.

Un partido que se presentaba como interesante era el disputado entre el Xerez y el Hércules, dos equipos fuertes de la segunda división que luchan por subir a primera división. Pues bien, lo que parecía que iba a ser un partido complicado para el líder, no lo fue, y nos sorprendió con una goleada al Hércules por 3-0, gracias a los goles de Momo, que marco dos veces, y Calle. Con esta victoria el Xerez se consolida como líder de la Liga Adelante y nos adelanta que conseguirá el ascenso de categoría.

El Zaragoza vuelve a tropezar y evidencia otra vez más su irregularidad. Se mantuvo adelantado en el marcador durante toda la segunda mitad gracias al gol de Jórge López, hasta que en el minuto 94 de juego Pulido comete el error del encuentro haciendo un penalty sobre Nsue, que el argentino Ulloa se encargó de materializar estableciendo el 1-1 definitivo.

El Albacete volvió a ganar tras cinco partidos sin conocer la victoria, esta vez lo hizo ante el Elche, que se adelantó primero en el marcador pero el conjunto manchego reaccionó y supo remontar el marcador adverso tras los goles de Soriano y Diego Costa. Esta victoria le sirve al Albacete, para alejarse del abismo, y para prolongar la continuidad de su técnico Juan Ignacio Martínez.

El Salamanca no pudo aprovecharse de la mala situación del Alicante para llevarse la victoria y no pudo pasar del empate inicial. Poco más que decir de este encuentro sin goles, en el que las mejores ocasiones llegaron antes del descanso.

El otro partido sin goles de la jornada lo protagonizaron el Gimnastic y Las Palmas, que nos brindaron un partido soporífero de esos que hacen feo al fútbol. Tan solo decir que el Nàstic apretó los dientes en los últimos minutos, aunque tampoco puso en apuros a Santamaría. Los locales lo intentaron hasta el final, pero fueron incapaces de perforar la portería canaria.

Un partido importante para unos e insignificante para otros, fue el disputado entre el Alavés y el Sevilla Atlético que acabo con 1-1. El Deportivo Alavés buscaba desesperadamente la victoria para no perder comba del Córdoba y poder engancharse a los puestos de salvación, pero esta vez no pudo ser.
Como era de esperar los manchegos se adelantaron con un gol de Roberto Cuevas, pero el conjunto hispalense quería defender su orgullo y Fali aprovechó una recuperación de su compañero Coto para anotar el empate a uno definitivo.

El derbi de la jornada entre el Eibar y la Real Sociedad, acabó 1-1.
El Eibar necesitaba el triunfo para albergar alguna esperanza de permanencia y la Real para soñar aún con el ascenso, pero el empate no era válido para ninguno de los dos y puede que les condene a ambos.
Los goleadores del encuentro fueron Aranburu por parte de la Real Sociedad y Alaña de penalti por el lado del Eibar.

Ausencia justificada

Saludos lectores. Les informamos que, debido a las vacaciones de Semana Santa, los miembros que hacemos posible esta página no hemos tenido tiempo de publicar ningún artículo. Pedimos disculpas por ello, y les garantizamos que desde hoy mismo retomaremos toda la información correspondiente al mundo del deporte.

Gracias por actualizarse con nosotros.

La dirección

viernes, 3 de abril de 2009

Siempre Grandes: Rozando el cielo.

No es necesaria la presentación para el hombre que viste el maillot amarillo de líder y, en esta ocasión, ya campeón del Tour de Francia. Además, realmente, él aquí no pinta nada. No, esta vez no. En esta ocasión el protagonista es el otro hombre de amarillo. Que viste con un 'maillot' patrocinado por ONCE. Él es el verdadero protagonista. Y, quien sabe, quizás, si el destino lo hubiese querido, habría sido protagonista en muchas otras ocasiones posteriores. Y, en consecuencia, el hombre que le acompaña, quizás no estuviese aún en candelero. Pero la suerte no sonrió a Joseba Beloki. No en el momento indicado. No un 14 de Julio, fiesta nacional en Francia, su país maldito desde aquel fatídico día, situado en el año 2003. No mientras bajaba La Rochette. La 'Diosa Fortuna' se puso de parte de su rival. Ella quiso que pasase a la posteridad la 'Senda Armstrong', y no una hipotética 'Senda Beloki'. Una mala pedalada, un erróneo movimiento, un mal derrape...


Nada ha cambiado desde aquel día para el Col de Rochette. Con sus 1121 metros, sigue en el mismo sitito, sin mala conciencia por lo que hizo, sin sentirse mal. Ahí sigue la cima alpina, impertérrita y pasiva, sin importarle lo que hizo. Aquel día en que Joseba descendía sin cadena por sus pronunciadas pendientes, detrás del de siempre, del incansable Vinokourov, camino de Gap. Tan inofensiva a simple vista. Una simple montaña, como tantas otras, vista desde abajo. Desde una población cercana, por ejemplo, Gap, por qué no, lugar también maldito para Beloki. Empinadas rampas, asfalto inseguro y vulnerable al calor, poca altura y corta ascensión, y desde 2003 el ‘’Pasaje Armstrong y la Caída Beloki’’ son los rasgos característicos del Col de Rochette. Y no hay quién lo sepa mejor que el corredor vasco. Él si se siente mal. Siendo el damnificado, todos los daños son para él. Injusticia la cometida aquel día, quien sabe por quién, quizás por La Rochette, quizás por el calor, tal vez por Vinokourov, o, probablemente, por la caprichosa suerte. En su memoria siempre quedará grabado aquel momento. Vistiendo de rosa, el guipuzcoano asustaba a Armstrong. Le tenía más cerca que nunca. Cuarenta segundos que La Rochette podía encargarse de arrebatarle. Ese era su papel en el Tour 2003. Ese y no el de malo. El de destrozar carreras. No era el día. Pero el destino se equivocó. Y desde entonces no ha rectificado. No fue un error de Beloki, ni de Saíz, sino de los complejos esquemas del destino. Esos esquemas que se escapan de la capacidad mental de una persona normal. Pues, ¿por qué le tocó eso a Beloki?, un corredor que ya tenía en su haber tres podios en la Grande Boucle, que iba segundo en la clasificación general, con una pérdida de tan solo cuarenta segundos con todo por pasar, demostrando además bravura, sin tácticas conservadoras, sino todo lo contrario, siempre mentalidad ofensiva. ¿Por qué? Eso no lo sabremos.

Pero la carrera del de Lazcano también tuvo momentos dulces; sonrisas. Pronto ya, cuando ni siquiera había saltado al profesionalismo, fue segundo en el Campeonato de España Contrarreloj de 1997, disputado en Melilla, que ganó José Enrique Gutiérrez. Apuntaba maneras ese chico vasco. Por ello, Euskaltel le cazó dándole la oportunidad de darse a conocer a nivel internacional. A pesar de que en ese primer año, el más difícil en la carrera de un profesional, aunque en el caso del de Lazcano, de sobra sabemos cuál fue, las victorias no llegaron, dejó al descubierto sus cualidades parta las grandes vueltas, para las carreras de tres semanas, firmando un excelente Tour del Porvenir en el que fue quinto y ganó la general de la montaña, dándose así a conocer en el mejor escenario posible, en el ‘hermano pequeño del Tour de Francia’. Algo grande acababa de nacer. El año siguiente, 1999, el del primer de Armstrong, el último en casa, en Euskaltel, también fue de sequía, pero cada vez fue acercándose más a la cabeza en los compromisos de verdadera entidad. En las fechas cercanas al verano Beloki firmó las mejores actuaciones de la temporada con el bronce en el Campeonato de España en ruta, y sendos cuartos puestos en la Volta a Catalunya y la Dauphiné Libéré. Como premio al gran año que estaba completando, Euskaltel le brindó la posibilidad de debutar en una de las grandes, en la Vuelta a España. Aunque, eso sí, no hubo suerte, el primer paso estaba dado.

Y, con el cambio de siglo, llegó el progreso. Llegó el salto. Festina, escuadra en pleno apogeo por aquel entonces, se hizo con los servicios de Joseba, cuya actuación en los dos últimos años no había pasado desapercibida para el cuadro galo. Entonces, la cosa cambió. La sala de trofeos del vasco empezó a contar con nuevas condecoraciones y triunfos. El punto de inflexión de la temporada fue el Tour de Romandía, una carrera en la que se encontró muy bien y a punto estuvo de llevarse al saco. Segundo en la clasificación general final, fruto de, en gran parte, la victoria qué logró en la contrarreloj de la tercera jornada. La estelar actuación que había firmado en la ronda suiza había invitado a soñar a los más optimistas. Pero en ningún caso se esperaban lo que se vendría encima. Joseba superó el bache que sufrió en las fechas previas a la Grande Boucle, ya que en el Campeonato de España de Contrarreloj solo pudo ser sexto y en el preludio del Tour, la Dauphiné Libéré, finalizó muy alejado de la cabeza, 24º. Así, se presentó en Futurascope, lugar de inicio de la primera edición de la carrera en el siglo XXI, como gregario de Christophe Moreau en Festina, como debutante. Sin embargo, las distintas circunstancias de carrera crearon un desorden interno en Festina, organizándose finalmente una dura pugna por el tercer puesto del podio en los Campos Elíseos entre Beloki y Moreau. Y, en esta ocasión sí, la suerte sonrió al ciclista de Lazcano, que salvó el tercer puesto por un escasísimo medio minuto. Tras las debidas y merecidas celebraciones, Beloki cerró el curso con la victoria final en la Vuelta a Asturias, acompañada de una etapa.

Después del intachable curso que había completado en 2000, su sitio estaba en casa. Lejos no se encontraba como en casa. En Festina no debió sentar demasiado bien la disputa entre sus dos corredores por el tercer lugar en el Tour y, lógicamente, el equipo barrió para casa. A principios de la nueva temporada, 2001, el corredor vasco se desligó de la formación gala y pasó a formar parte de ONCE-Eroski, bajo el mando de Manolo Sáiz. La planificación de la temporada, obviamente, estuvo centrada en el Tour de Francia, y el vasco se presentó en la carrera en un momento inmejorable, tras arrasar en la Volta a Catalunya, la cual se llevó con un par de victorias parciales y la clasificación de la regularidad como complemento. Saíz le entregó los mandos del equipo para la ronda francesa y no decepcionó. Al igual que el año anterior, Beloki fue el mejor de los ‘actores secundarios’, siempre bajo la sombra de Lance Armstrong y Jan Ullrich. Repitiendo la actuación del año anterior, subió al tercer escalón del podio en los Campos Elíseos. Por segundo año consecutivo, Joseba Beloki lograba copar el tercer lugar del podio del Tour, consolidándose como uno de los grandes en las carreras de tres semanas. Bajó el pistón en la mitad restante de temporada, circunstancia que no le privó de acabar segundo en la Euskal-Bizikleta, de comandar una Vuelta a España que no terminó finalmente durante tres días, y de ser segundo en la Escalada a Montjuic.

Hábilmente, a sabiendas de las altas posibilidades de Beloki a la hora de terminar ente los tres primeros del Tour de Francia, Sáiz le reservó durante la primavera de 2001, manteniéndole en una actividad a nivel de competición casi nula y preparándole a conciencia para el asalto a la Grande Boucle. Tan sólo firmó un cuarto puesto en el Campeonato de España Contrarreloj. Desde luego, el estado de forma de Beloki era una incógnita. Con esas dudas de cara al público se presentó en el Tour, como segundo candidato al triunfo tras la sanción impuesta a Ullrich poco tiempo antes. Su condición de segundo aspirante a la victoria se confirmó, pues aprovechó perfectamente la ausencia del teutón para subir un escalón en el podio y acercarse un poquito más a un Armstrong que ya sumaba cuatro triunfos ininterrumpidos. Segundo en el Tour deFrancia, la temporada ya estaba cubierta. Pero todo eso que reservó por primavera le sirvió para firmar una recta final de temporada de ensueño, con una aplastante victoria final en la Euskal-Bizikleta, la victoria también la Escalada a Montjuic y, por supuesto, el tercer lugar en la Vuelta a España, demostrando que no sólo era un ‘hombre Tour’.

Con esta magnífica temporada, la popularidad del guipuzcoano subió como la espuma, figurando entonces en todas las casas de apuestas de cara al Tour de Francia 2003. En su preparación para el asalto al Centenario del Tour, Beloki se impuso en la Clásica de Alcobendas y fue segundo en la Euskal-Bizikleta. Todo pintaba bien, y una vez dio comienzo la carrera las cosas se pusieron aún mejor. Corría la novena etapa de carrera y Joseba tan perdía poco más de medio minuto respecto a Armstrong. Pero ahí acabó el sueño. Una cota aparentemente intrascendente le condenó a los infiernos. Todo el cuerpo echo añicos, y adiós a un Tour que podía ser el del ‘Centenariazo’ y adiós a una prometedora campaña.

Afortunadamente, y en teoría, Beloki se recuperó para iniciar el nuevo año 2004 según los médicos, y, sin equipo tras la desaparición de ONCE, se enroló, extrañamente, al modesto Brioches-La Boulangère. Una extraña decisión que traería cola hasta que el corredor español decidió cambiar de aires a mitad de temporada en vista del poco futuro que tenía en el conjunto francés, incorporándose a Saunier-Duval. Lamentablemente, las cosas no mejoraron en el cuadro español y Beloki no pudo regresar al Tour. Tampoco apareció en las primeras posiciones en ninguna de las escasas carreras en las que tomó parte, provocando serias dudas sobre sí realmente estaba recuperado de su lesión.

La inestabilidad que había vivido durante el año anterior no podía continuar, de modo que Beloki optó por regresar junto a Manolo Sáiz, ahora al mando de Liberty. Saíz le recompensó con incluirle en las tres grandes de la temporada, pero, lamentablemente, no entró en ninguna de las tres entre los veinte primeros. En el Giro tuvo que abandonar, en su regreso a la Grande Boucle acabo en el puesto 75, y en la Vuelta a España estuvo algo mejor y acabó 40º. La paciencia comenzaba a agotársele a un corredor que estaba cayendo en picado. Sin embargo, y una vez más, Manolo Sáiz volvió a confiar en él, le tuvo en cunato en 2006 y el ciclista vasco lo agradeció firmando buenas actuaciones en las citas previas al Tour, en el que le incluyó una vez más. Pero la desgracia volvió a caer sobre él cuando apareció en las listas de la 'Operación Puerto' como implicado, vetándosele en consecuencia en el Tour de Francia 2006. Este fue el final de su carrera deportiva, pese a que tiempo después se demostró en un certificado por escrito que Joseba Beloki había sido llamado como testigo y no como imputado, y, lógicamente, fuese indultado.


Pero ya no había vuelta atrás. El hombre que pudo toser a Armstrong había tocado fondo, y el 21 de Diciembre de 2007, tras una temporada sin correr, anunció su retirada del ciclismo profesional. Uno de los hombres más fructíferos que había dado nunca el cilismo español y que se fue al traste por una desafortunada caída. Pero la vida es así de injusta con algunos. Y sin duda lo fue con Joseba Beloki, ese hombre que quiso y no pudo, el hombre que se quedó, rozando el cielo.

El Madrid se despide de la Euroliga; el Barcelona fuerza el quinto partido.

Ayer se disputó una nueva jornada de la Euroliga, en ella, el Madrid estaba obligado a ganar para forzar el quinto partido en la cancha griega.

El encuentro comenzó bien para los madridistas, dominaban en el marcador, y el Olypiacos no era capaz de ponerse por delante. Pero entonces el Madrid se durmió, y un parcial de 0-10, les puso por delante.

En el segundo cuarto, el Real Madrid supo remontar la pequeña ventaja que habían conseguido los griegos, y dirigidos por Llull, y ayudados por Van Den Spiegel, lograron llegar al descanso con una cómoda ventaja.

Después del descanso, Plaza volvió a confiar en su quinteto de gala, Raúl, Bullock, Hervelle, Mumbrú y Reyes, pero se equivocó. Mumbrú estaba atascado, y a Reyes no le entraba nada. Plaza reaccionó, y sacó a Llull, Massey y Winston. Este último realizó un gran partido. El Madrid, con estos cambios, volvió a meterse en el partido, y una gran defensa, hizo que se volviese a abrir brecha en el marcador. Pero entonces se hizo notar la gran carencia de la Euroliga, esa que tanto atormenta a muchos equipos: el arbitraje. Como dijo Siro López: "No queremos que nos regalen nada, pero tampoco que nos quiten". Los colegiados favorecieron al equipo visitante, y el Madrid no tiene plantilla para luchar contra el Olympiacos y los árbitros.

En el último cuarto, el Madrid iba siempre por encima, pero a falta de 4 minutos para el final, se dejaron alcanzar. El Olympiacos llegó al final de partido por encima, y el Madrid no pudo superarle. Además, varias decisiones polémicas, se lo pusieron más difícil. El resultado final fue 75-78.

En el otro partido con españoles, el Tau-Barcelona. La victoria fue para el Barcelona. El partido fue igualado hasta el descanso. El Barsa, fue capaz de dar la vuelta a un marcador que durante casi todo el partido había tenido en contra. El resultado final fue 63-84 favorable al conjunto azulgrana, y es que este Tau, parece capaz de lo mejor y de lo peor. El quinto partido se jugará en Barcelona.

En el partido disputado entre el Panathinaikos y el Montepaschi, la victoria fue para el Panathinaikos (3-1), que ya está en la Final Four. El último enfrentamiento de cuartos de final fue el del CSKA Moscú - Partizan Belgrado, que ya resolvió el CSKA (3-0).

Como apunte sobre la ACB, decir que el gran partido que hizo el Fuenlabrada ante el Granada, le ha permitido que dos de sus canastas, aparezcan entre las cinco mejores jugadas de la jornada. Además, Valters y Bueno, forman parte del quinteto ideal de la jornada según la revista Gigantes.

Este es el vídeo de las cinco mejores jugadas:

¡Los comisarios podrían dar a Alonso la victoria en Australia!


Desconcertante. Increíble. Sorprendente. Pero cierto. Alonso podría ganar el GP de Australia disputado el pasado 29 de Marzo en el circuito de Albert Park de Melbourne, tras la descalificación de Hamilton por "engañar deliberadamente" a la FIA durante la disputa de la carrera. En ella, Hamilton se 'durmió' justo cuando Trulli rodaba tras él, por lo que el italiano le adelantó. Sin embargo, McLaren alegó que el adelantamiento estuvo bajo el yugo del coche de seguridad. Por ello, el de Toyota fue sancionado, pero nuevas pruebas han evidenciado que la escudería británica mentía. Hamilton se durmió, y en el momento en que Trulli le adelantó salió el Safety. Tras la prueba, Hamilton y compañía, enfadados e impotentes, dijeron a los comisarios que la pasada había sido totalmente ilegal, pero una conversación entre piloto y equipo antes, durante y después de la pasada ha dejado vidente que Hamilton, una vez más se sirvió de las trampas.


Por ello ha sido descalificado de la prueba. Trulli ha recuperado la tercera plaza y perdido su sanción, y Alonso se mantiene quinto, eso en un principio.


Pero recordemos, la legalidad de los difusores de los Brawn GP, los Toyota y los Williams no ha sido probada. Si en la reunión que la FIA tiene prevista para la próxima semana, se demuestra que no cumplen los requisitos establecidos, las tres escuderías serán descalificadas. Teniendo en cuenta que los dos Brawn y los dos Toyota coparon las cuatro primeras plazas, ganaría el quinto, Alonso, nuestro Alonso. En este hipotético caso, el podio lo completarían los Toro Rosso de Buemi y Bourdais, pues Rosberg, que terminó quinto, también sería descalificado. Cuarto sería Sutil, quinto Heidfeld, sexto Fisichella, y completarían los puntos el local Webber y el alemán Vettel, que no logró siquiera terminar la carrera.


Las cosas podrían cambiar y mucho las próximas semanas. La victoria del Nanu, unida a que solo Heidfeld sumaría de los involucrados en la lucha por el título podría semi-allanarle el camino hacia su tercera corona. Si la suerte, el equipo y su trabajo se lo permiten, claro. Parece difícil, pero ¿quién dijo miedo?

jueves, 2 de abril de 2009

España sale victoriosa del infierno turco


Nuestra selección española de fútbol se llevó los tres puntos del estadio Ali Sami Yen, a pesar de la victoria nuestros jugadores no estuvieron a su máximo nivel y además aunque nos cueste asumirlo, desde que se fue Luis Aragonés la selección no vuelve a jugar con esa velocidad de toque de balón que desesperaba a sus rivales. De todas maneras, España se asegura practicamente el disfrute en el próximo mundial de Suráfrica gracias a esta victoria al mando de Vicente del Bosque, que ha ganado todos los partidos disputados como seleccionador nacional.


Nunca se nos quitará la fea y despreciable costumbre de pitar el himno de nuestros rivales, el último caso se dio el sábado pasado en el estadio Santiago Bernabeu donde los españoles pitamos al himno de Turquía, pues bien, esta falta de respeto nos ha costado caro, ya que los turcos convirtieron el Ali Sami Yen en un hervidero recibiendo al himno español con pitos, siendo tal la pitada que ni siquiera se apreciaba.

Dejando estas cuestiones aparte, comencemos hablando del partido, el cual era realmente importante para el conjunto turco que no podía permitirse otro tropiezo, pues bien, como era de esperar Turquía empezaría con mucha fuerza y garra, acompañados del empuje de sus seguidores que animaban sin parar con tal de que su equipo estuviera motivado.

En los primeros compases del choque, los jugadores españoles no sabían exactamente si estaban en un terreno de juego o aun descansaban en el hotel, ya que los turcos continuamente creaban peligro sobre la meta de casillas, pero pasados unos 20 minutos de juego la calidad de los nuestros empezó a despertar, primeramente con un tremendo zapatazo de Riera que el meta turco consiguió despejar y más tarde Fernando Torres con un disparo con el interior muy flojo que atajó sin problemas el portero, por cierto "el niño" no tuvo un gran día, falló múltiples ocasiones, controles y pases, algo extraño en este jugador que ayer estuvo a años luz del jugador goleador y matador del Liverpool.

Mala suerte tuvo España en el primer gol, ya que cuando estaba desplegando su juego aplastante y bonito, llegó el gol de Turquía, tras un pase de Arda a la espalda de los centrales que recibe Tuncay y cayéndose se la cede a Senturk para que remate a placer contra la meta de Casillas, el estadio del Galatasaray se convirtió en un estallido de júbilo ya que su equipo se adelantaba en el marcador y ganaba en ese momento a la campeona de Europa.

El primer tiempo acabó, y los jugadores se marcharon al túnel de vestuarios con el 1-0 a favor de los turcos.
Comenzó la segunda mitad, y todos esperábamos que Vicente del Bosque introdujera jugadores con nuevas ideas para poder remontar, pero no, el seleccionador vio conveniente proseguir con los mismos jugadores de la primera mitad.

La segunda parte comenzó y queríamos que la charla de Del Bosque hiciera efecto, pero viendo los primeros minutos, las cosas no habían cambiado nada, continuaban las imprecisiones, y la desconcentración.
Pero apareció Fernando Torres, el que nos hizo alcanzar el sueño en la Eurocopa, para rematar de cabeza tras un corner que impactó en el brazo del defensa que hizo que el árbitro señalará la pena máxima. El encargado de transformar el penalty, fue Xabi Alonso que engañó con facilidad al portero e igualaba el encuentro para España.

Después de esto ¿quién no estaba convencido de que España iba a ganar?. A continuación del penalty la inercia nos hacía llegar con más facilidad a la meta turca, y fue en la última jugada del encuentro cuando Dani Güiza, que relevó a Torres, le ganó la partida al defensa y dejó un pase para que Riera que llegaba desde atrás batiera por bajo al guardameta turco.

Otra vez más la selección vuelve a arrasar y a aniquilar a su rival, esta vez lo hacía en el infierno turco, encadenando una racha de 31 partidos sin conocer la derrota, igualando el registro de Javier Clemente.

Esta eficacia, buen juego, fe y compañerismo, evidencia el hecho de ser los campeones del Viejo Continenete.

miércoles, 1 de abril de 2009

GP Australia; Carrera: Doblete apoteósico de los Brawn


Como era de esperar, los bólidos diseñados el pasado año por el ingeniero británico Ross Brawn tiraron como carros poseídos durante el pasado GP de Australia, disputado este domingo en Albert Park. Button fue dueño y señor de la prueba desde su inicio, mientras que Barrichello, después de un inicio desastroso, finalizó en segunda posición aprovechando un accidente entre Kubica y Vettel cuando se disputaban el segundo cajón. Trulli llegó tercero pero luego fue descalificado. Y Hamilton, completando una vez más una magnífica carrera, y saliendo desde el 18º puesto, finalmente acabó en el podio.


Button realizó una salida espectacular. Sin embargo, su compañero de filas, demostrando una vez más que la primera linea se le queda enorme a estas alturas de su vida, se quedó clavado, y, en la primera curva, cuando había perdido muchas, muchísimas posiciones, decidió, muy listo él, embestir a Webber, que a su vez rodaba paralelo a Heidfeld, que realizaba gracias al KERS una muy buena salida. Lógicamente, ambos acabaron en la grava, con el coche tocado para la posteridad, en un accidente en el que también se vieron implicados Alonso, que sin embargo pudo seguir sin ningún problema, Sutil y Kovalainen, que tuvo que abandonar.


Pasaban las vueltas y solo Vettel parecía capaz de contrarrestar el incontestable dominio de Button. Kubica, Massa, Rosberg y Raikkonen rodaban en pelea constante por el tercer cajón, mientras que por detrás, Barrichello, sin un rasguño pese a los incidentes provocados, remontaba poco a poco, y Nakajima, Hamilton y Piquet adelantaban posiciones frenéticamente. Raikkonen, que no parecía poder seguir el ritmo de los de arriba, se quedaba detrás, permitiendo al brasileño de Brawn que le adelantase, propinándole, eso sí, un toquecito, otra muestra de su profesionalidad. Entonces llegaron las primeras paradas. Preparándose para un posible Safety Car, Rosberg la efectuaba de cerca de medio minuto, para no tener que parar más, pero siendo una auténtica tortuga en el resto de la carrera. En medio de esta coyuntura, Nakajima estampaba su Williams contra las protecciones. Coche de seguridad. A Rosberg le sale bien su jugada, mucho antes de lo que quería, pero no contó con un pequeño gran aliciente. Los neumáticos, este año lisos, que se degradan mucho más.


Cuando el Safety se marchó, Button seguía dominando, Vettel segundo, y la lucha por el tercer lugar estaba servida entre Kubica y Massa. Detrás, Raikkonen rodaba 5º, por delante de Rosberg, Piquet, Trulli, un espectacular Buemi y Timo Glock, que recordemos, salió desde los boxes, como su compañero. Barrichello, que perdió, al igual que Alonso y Fisichella (que cuando por fin parece hacerlo bien, se pasa de frenada en el pit), mucho tiempo en la parada, caía hasta la undécima plaza, mientras que Hamilton era 12º, y Alonso 13º. Sin embargo, en la recta de meta, Nelsinho volvía a demostrar, por enésima vez, que la F1 se le viene aún muy grande. Tratando de emparejarse con Rosberg, sus frenos le jugaron una mala pasada, e incapaz de controlarlos, acababa en la grava. Aprovechando el desconcierto, Barrichello, Alonso y Hamilton adelantaban a Glock, y ahora el español estaba justo pegado al rebufo del de McLaren. Fisichella no les perdía la pista y Sutil trataba de recuperar posiciones, al contrario que un desaparecido Bourdais, y que un Heidfeld y un Webber con un coche irreparablemente dañado.


Tras las segundas paradas, Button continaba su gesta, escoltado por Vettel, Kubica y Barrichello, que tenía que parar. Raikkonen estampaba su bólido contra el lateral de la pista, pudiendo continuar con muchas dificultades que le alejarían de los puntos. Su compañero, Felipe Massa, en otro alarde de los suyos de mala suerte, pinchaba su neumático trasero izquierdo, lo que le hacía retirarse. Por detrás, Alonso, pese a tener que volver a parar, mantenía a raya a un agresivo Glock, mientras que Rosberg, cuya estrategia fue absoltamente desacertada, comenzaba a ceder posiciones con Hamilton, Trulli y Buemi. Después de que todos parasen, Button 1º, con Vettel 2º y con Kubica acercándosele a ritmo de rock. Detrás, Rosberg, que podía haber hecho podio si los neumáticos se lo hubiesen permitido, caía a la 10ª plaza. Barrichello, 4º, Trulli, 5º, Hamilton, 6º, Glock, 7º, Alonso 8º, y Buemi 9º le precedían. En un supremo esfuerzo, el alemán lograba adelantar al Toro Rosso del debutante, situándose así a las puertas de los puntos a costa del genial suizo. Por detrás, Sutil se ponía 12º, justo por detrás de Bourdais, mientras que Heidfeld, Fisichella, que perdía mucho en el segundo repostaje, Raikkonen, que se retiraría poco después, y Webber, que no pudo brillar ante los suyos gracias al majestuoso Rubinho cerraban la parrilla.


En el tramo final de la carrera, Vettel comenzaba a ver peligrar su segundo puesto merced a un Kubica que se aproximaba sin piedad. Poseído por la avaricia, el alemán le embistió cuando Flyer Polish le iba a pasar, y ambos terminaron fuera de juego y en medio de la pista. El Safety volvía a aparecer, y ya marcaría la posterior clasificación de una carrera que terminó bajo su yugo. Button, que no cedió el liderato en ningún momento, ganó incontestablemente, logrando merecidamente la segunda victoria de su carrera, seguido de su compañero, que pese a todo culminó una buena remontada y un Trulli que salía 19º, y desde los boxes, y que pese a ser posteriormente sancionado con 25" por adelantar a Hamilton cuando el coche de seguridad se hallaba en pista y finalizar 12º, completó un carrerón. Hamilton, que protagonizó una escalada magnánima, era 4º, tras la descalificación del italiano de Toyota, justo por delante de un muy suertudo Alonso. Rosberg, pese a todo, finalizaba sexto, mientras que los Toro Rosso de Buemi y Bourdais completaban los puntos. Sutil entraba noveno, Heidfeld 10º, y Fisichella y Webber completaban el cupo de esos valientes que terminaron la carrera.


Esto fue todo lo que nos deparó el GP de Australia. ¡Como tiran estos Brawn! Esta semana la Fórmula 1 vuelve a los circuitos, a Sepang, en Malasia, donde siempre tenemos emoción hasta el final. Y la semana que viene puede haber una monumental sorpresa. La descalificación tanto de los Toyota como de los Brawn y los Williams de las dos primeras pruebas si se confirma la ilegalidad de sus difusores en el recurso presentado por el resto de equipos. Todo eso y más se lo contaremos desde aquí. No se lo pierdan.

Otro año sin Puerta