Aquí podrás encontrar todas las noticias relacionadas con tu deporte favorito.

lunes, 28 de diciembre de 2009

Terremoto en el Calderón





Lo que parecía imposible ha sucedido: el Atleti ha cambiado de dueño.

Emir Al-Mussah , miembro de la familia real de Arabia , ha comprado la participación de Cerezo y la familia Gil, convirtiéndose en máximo accionista del club por una cantidad que no ha sido revelada.
La noticia ha caído como una bomba en el mundo futbolístico , que no esperaba un suceso semejante en la siempre complicada trayectoria del equipo colchonero. En el momento más oportuno, cuando el Atleti estaba sufriendo una crisis deportiva e institucional que amenazaba incluso la existencia del club, se ha producido el milagro.
En el curso de una rueda de prensa, celebrada hace unos minutos en el Calderón, a la que han sido convocados los medios de comunicación con representación en Madrid, incluidos los mas conocidos de Internet, Al-Mussah ha comunicado personalmente la nueva situación.
El saudí se ha presentado en el estadio madrileño con toda sencillez, llegando en un taxi con su asesor Mike Sullivan, hombre de confianza y amigo personal desde hace muchos años, ya que fueron compañeros de clase en el colegio Finnigan, el prestigioso y elitista centro de estudios inglés donde el nuevo presidente atlético pasó parte de su adolescencia y donde se aficionó al futbol.

La reunión informativa se ha celebrado en español, sin necesidad de intérprete, pues el empresario árabe habla correctamento nuestro idioma, en una muestra de su esmerada educación. Hombre serio, de modales sencillos y amables, ha desvelado sus planes con una claridad de ideas a la que no estamos acostumbrados en el turbulento mundo del fútbol español.

"Lo más importante a corto plazo es acabar con la peligrosa situación actual. Aunque el mercado de invierno no es el más adecuado para grandes fichajes, Mike tiene el encargo de buscar los refuerzos necesarios, no vamos a escatimar medios. Queremos mejorar todas las líneas, especialmente de medio campo para atrás, siempre de acuerdo con el entrenador, que seguirá siendo Quique Sánchez Flores. No venderemos a la figuras aunque forzosamente habrá algunas bajas.

"Quiero dejar bien claro que nuestro proyecto es a largo plazo. He venido para quedarme y convertir al Atlético de Madrid en un grande de España y Europa, recuperando el prestigio que nunca debió perder. No sólo vamos a traer futbolistas consagrados, vamos a formar un grupo de ojeadores para buscar jóvenes promesas españolas y extranjeras. A ejemplo del Barça, queremos dar todas las opciones a nuestra cantera. Nuestra intención es incorporar dos jugadores como mínimo a la primera plantilla cada temporada".

"Trabajaremos a la inglesa. El entrenador finalmente elegido, que podría ser el mismo Quique, tendrá un contrato largo que facilite la planificación y el trabajo, único método de obtener resultados. No prometo a la afición títulos imposibles a corto plazo. Pero sí garantizo que no saldrán defraudados." "Sí, me gusta Arsene Wenger".

No sólo se habló del plano deportivo. El nuevo dirigente subrayó la importancia de niños y jóvenes en el nuevo Atleti, que tendrán un trato preferencial con la aparicion de un nuevo carnet que les permitirá ver tres o cuatro partidos por sólo 10 euros en total. Eso es hacer cantera en todos los sentidos. También se abrirá una tienda en una zona céntrica de de la ciudad, para resaltar la presencia del equipo en el ámbito madrileño, sin olvidarse de potenciar la actual tienda del estadio, con el lanzamiento de una línea de productos variados y asequibles de precio. Hay que reconocer que lo tiene todo pensado.

A preguntas de los periodistas en referencia a los anteriores propietarios del club, Emir ha preferido no entrar en detalles. Por cierto, los antiguos "gestores" (por decir algo) del club no han aparecido por ningún lado. Han salido corriendo (esperemos que lleguen muy, muy lejos) y estarán celebrándolo en algun sitio.
Parecía que la reunión tocaba a su fin, pero faltaba lo mejor: respondiendo a un periodista el saudí no tuvo problemas en reconocer que una de sus aspiraciones era .... la vuelta de Fernando Torres al equipo. Alguno de los presentes, conocidos simpatizantes del equipo, se frotaban los ojos. ¡Increíble!. Este tío parece que va en serio.
Es cierto que no podemos echar las campanas al vuelo, pero los indicios no pueden ser mejores para la fiel y sufrida afición rojiblanca. De entrada se han librado de los Gil, Cerezo, García Pitarch y otras hierbas, que no es poco. Pero además parece claro que ha llegado una nueva era para la gran familia colchonera, como me decía entusiasmado hace unos minutos en el bar "El doblete" un veterano y leal socio colchonero, hombre devoto y cabal que me confesaba su intención de ir a poner una vela a los santos del día en su parroquia habitual.





sábado, 12 de diciembre de 2009

Tiger Woods anuncia su retirada


ÚLTIMA HORA: El golfista estadounidense y número 1 del mundo, el multimillonario Tiger Woods, ha anunciado en su web hace escasos minuos su retirada temporal y quizás definitiva del mundo del golf, tras los últimos escándalos públicos que se han cernido sobre su persona. Dichos escándalos, de los que son remarcables la infidelidad a su mujer, sus incidencias contínuas en el mundo de la prostitución o su falta y absoluta carencia de cumplimiento de sus deberes como padre han mancillado totalmente su nombre, ocasionando que el deportista mejor pagado de la historia, reconocido icono de marcas como Nike, EA Sports o Gillette, anuncie su adiós quizás definitivo al golf, para centrarse casi exclusivamente en limpiar su imagen pública. Cuando ésto ocurra (si es que Tiger lo logra, algo bastande difícil), solo Dios sabe qué pasará. De momento, únicamente se sabe que las últimas habladurías y hechos han causado la retirada del mejor golfista de todos los tiempos, y uno de los máximos ídolos a escala plantetaria.

martes, 8 de diciembre de 2009

¿Quién se apunta al baile?



Si hay algo que el final de la temporada 2009 de Fórmula 1 dejó claro, es que muchos, muchísimos pilotos, ingenieros y demases trabajadores, no volverán a vestir aquellos colores que durante un largo periplo han llevado por bandera. Y buena parte de la culpa de ello han tenido la dichosa crisis, que obligará a muchos pilotos a buscar nuevas alternativas para no ver reducidos sus salarios y que ya está haciendo forzar la retirada de varias escuderías, como la de BMW, tercera en 2008 o la clásica Toyota, unida al rumor de que ciertos equipos hayan tenido que pedir dinero a los pilotos por un asiento, la irrupción desenfrenada de hasta cinco nuevos equipos que el año que viene formarán en la parrilla (USF1, Campos Meta, Sauber F1, Lotus F1 y Virgin Racing), y como no, el fichaje de nuestro gran Fernando Alonso por Ferrari. De nuestro bendito sueño, de ese tedioso, irrefutable pero inalcanzable matrimonio que se ha alargado muchísimo más de la cuenta y que por fin es una realidad.




De una vez por todas, el señor Montezemolo se decidió por firmar al posiblemente mejor piloto de cuantos conformal la parrilla como principal base de su proyecto 2010: volver a lo más alto. Para ello a Fernando no le faltará apoyo, pues contará con un escudero de lujo, como es el desdichado Felipe Massa, y otros tres hombres, como su compatriota Gené (que veamos si sigue finalmente) o los italianos Fisichella (que por otro lado podría marchar a alguna de las nuevas escuerías) o Badoer, además de con el maravilloso y envidiable grupo de trabajadores que conforman la escudería del Cavallino Ramplante. Todos ellos trabajarán a destajo para que el español se sienta con total comodidad en su nueva casa.




Ante esto, el gran damnificado de este enlace no ha sido otro sino que el finés Kimi Raikkonen. El ex-campeón del mundo ha pagado con su puesto su ensombrecida e irregular temporada del pasado año, y que, aunque todo parecía indicar que terminaría firmando por McLaren, Toyota o Brawn, parece haberse decantado por los rallies, confirmándose la firma de un contrato con la escudería Citröen, por lo que la máxima categoría automovilística se queda huérfana del campeón de 2007.




Pero en Ferrari no ha sido, ni de lejos, en el único lugar en el que irán a sucederse cambios. Y es que a día de hoy, más de un mes después del fin de temporada, solo cuatro escuderías, al margen de la italiana, han confirmado su formación para el año que viene. Red Bull abogará por la continuidad y mantendrá a Webber y a Vettel, mientras que Williams cambiará totalmente de cara sustituyendo a Rosberg y Nakajima por el decano de esta competición, Rubens Barrichello, y el campeón de la GP2 Nico Hulkemberg. También Force India mantendrá su formación, reteniéndo a un Sutil que competirá junto a Liuzzi, dejando de lado la opción tan suculenta económicamente hablando de introducir un piloto indio como Karthikeyan o Chandhok, o a nivel automóvilístico, un piloto veterano y de talento como Trulli o Pedro de la Rosa, y que sonaba con fuerza para ocupar el volante de Mercedes GP (antigua Brawn) junto a Nico Rosberg. Sin embargo, el cambio más destacable ha sido el del campeón del mundo, Jenson Button, que optó por dejar de lado al hombre gracias a cuyo trabajo pudo lograr el pasado Campeonato, Ross Brawn, para irse a McLaren, donde correrá acompañado del talentoso Hamilton, en lo que será una unión de lo más competitiva entre pilotos británicos en una escudería de la misma nacionalidad, y que parece apostar con fuerza por el patriotismo inglés.




Además, cabe destacar la compra de la vigente Campeona del Mundo, Brawn GP, por la multinacional Mercedes, por lo que se producirá una especie de enlace entre McLaren y Mercedes, aumentándo aún más (si se puede) la fuerza e influencia de esta última en la Fórmula 1. De este modo, no extraña el hecho de que si McLaren quiera britanizar al equipo, Mercedes quiera germanizarlo. Así, la marca ha confirmado ya a Nico Rosberg como uno de sus asientos, y queda pendiente la espera de la confirmación del otro alemán que viene sonando fuerte bastante tiempo, Nick Heidfeld. Pese a ello, se habla también de un posible interés por otros corredores, como los probadores De la Rosa o Conway, que a su vez suenan para varias escuderías, junto al denigrado finlandés Kovalainen, que ya corrió en McLaren los dos últimos años. asi como de un hipotético fichaje de Kubica si Renault, escudería por la que ha firmado el polaco, finalmente decide retirarse de la parrilla o es comprada por Prodrive. Incluso se ha llegado a especular con la vuelta de Schumacher. Con esto, a dia de hoy, lo único claro es un guiño preciso realizado por Heidfeld a la escudería, aparte de rumores. Muchos rumores.



Por lo demás, el paddock es de lo más incierto. Con claridad se sabe que el suizo Sebastien Buemi seguirá en Toro Rosso, y que su compañero casi a buen recaudo será el español Jaime Alguersuari, que aún no ha sido confirmado, lo que ha dado pie a habladurías sobre si Neel Jani, el joven australiano Ricciardo o incluso el propio (posibilidad más que remota) Juan Pablo Montoya podrían acompañar al helvético. También hay conocimiento de que Kubica ha firmado por Renault, equipo que sin embargo no sabe si podrá formar el año que viene, y que podría estar secundado por varios pilotos. Han sonado los franceses Montagny o Grosjean, el subcampeón del Mundial de GP2 Lucas di Grassi, la sorpresa de la última mitad del pasado año Kamui Kobayashi, el prometedor Vitaly Petrov, el considerado por los japoneses 'El nuevo Alonso', Ho-Pin Tung e incluso el indio Narain Karthikeyan. También se ha relacionado a Kovalainen con la escudería gala, pero la posibilidad de que Briatore y Symonds sean indultados no le molaría un pelo en su hipotética vuelta. Incluso se habla de que el propio Kubica podría haber pedido a Renault que trate de contratar a Heidfeld, que ha formado junto a él durante las cuatro últimas temporadas, en las que han protagonizado piques sanos pero a la vez apasionantes.





Otro piloto confirmado ha sido Bruno Senna, sobrino del para muchos mejor piloto de la historia, se ha comprometido con el mítico Adrián Campos y su nuevo equipo, Campos Meta, que se convertirá en Marzo en la primera escudería española en competir en la Fórmula 1. Al lado del precoz brasileño, se han especulado con varios pilotos, en su mayoría españoles, como son De la Rosa, cuya opción, a priori patente y fluida se ha ido diluyendo con el paso de los meses, Marc Gené, probador de Ferrari y con escasas posibilidades, todo sea dicho, el campeón de la renacida Fórmula 2 rápido y completo Andy Soucek, el jovencísimo asturiano Javi Villa, que ya compitió para Campos en GP2, o el propio Adrián Campos Jr, hijo del propietario y cuyas últimas actuaciones en las pruebas le han venido a confirmar como un serio candidato, además de otra retaíla de nombres como los del Campeón del Mundo de GP2 en 2008 Giorgio Pantano, Vitaly Petrov o el agresivo e irregular venezolano Pastor Maldonado.



Del resto de las nuevas escuderías, únicamente Virgin Racing, que ha adquirido las acciones de la verdadera escudería que iba a entrar, Manor GP, ha confirmado algún piloto. Ese no será otro que el alemán Timo Glock, que tras el abandono de Toyota por la crisis financiera, ha optado por enrolarse a este nuevo proyecto. Todo parece indicar que, aunque todavía no es seguro, le acompañará el español Andy Soucek, absoluta revelación de lo que llevamos de pretemporada, pese a que a esta lista también se han unido hombres como los veteranos Gary Paffett, Giorgio Pantano, Takuma Sato o Anthony Davidson, además de los promiscuos Paul Di Resta (que ya ha destacado en el DTM), Mike Conway o Lucas Di Grassi.




USF1, otra de las nuevas, todavía no ha confirmado a nadie, pero a su entorno se han cernido nombres de pilotos que podrían ser, al igual que la escudería (que, por cierto, dispondrá de su base de rodaje en Aragón), de nacionalidad estadounidense. En este contexto, han sido relacionados los nombres de Scott Speed (que tuvo un fugaz y desafortunado paso por la categoría), Danica Patrick (que podría convertirse en la primera mujer a lomos de un Fórmula 1), Johnnie Johnson (cuatro veces Campeón del Mundo en la Nascar), JR Hildebrand (ganador de la Indy Lights 2009 y que ha estado probando con Force India), Marco Andretti (dispuesto a seguir la estela de su padre y abuelo, que fue Campeón del Mundo) o Jonathan Summerton (mediático piloto estadounidense). Sin embargo, si ninguna de las cuatro opciones, como parece podría ocurrir, termina cuajando, han sonado los nombres de varios pilotos, en su mayoría veteranos. Es el caso del ex-campeón del mundo Jacques Villeneuve, que parece haber reconsiderado su retirada, Pedro de la Rosa, Heikki Kovalainen, Alex Wurz (que parece haberse retractado en las últimas horas de su rechazo a una oferta de este equipo), Giancarlo Fisichella o Anthony Davidson, pero también destaca la presencia aquí de futuros talentos como el argentino Pechito López y, una vez más, el español Andy Soucek, junto a otros hombres como el nipón Sakon Yamamoto, el holandés Christijan Albers o el conflictivo brasileño Nelsinho Piquet.




En tanto, los propietarios de la nueva escudería malaya Lotus han afirmado que la semana que viene se harán oficiales los nombres de los pilotos que formarán en parrila el año que viene. Todo parece indicar que el veterano Jarno Trulli será el primer piloto, y que podría verse secundado por otro piloto para cuyo puesto han sonado hombres de nacionalidad múltiple, como el joven malayo Fairuz Fauzy o los experimentados (pero torpes) Takuma Sato, Narain Karthikeyan o Kazuki Nakajima, cuya nacionalidad oriental les otorga predilección para este puesto. Junto a estos, se han vinculado a otros ccomo Sebastien Bourdais, Tiago Monteiro, Jacques Villeneuve o Romain Grosjean, e incluso el catalán Marc Gené.





Por último, la plaza del equipo Toyota ha sido comprada en estos últimos días por el millonario suizo Peter Sauber, que vendió las acciones de su propio equipo, Sauber a BMW en 2005, y que ahora se las ha recomprado a la magnánima empresa alemana. Sauber volverá bajo el mismo nombre, el mismo creador, y básicamente los mismos trabajadores que en su día sustentaron su base. En este proceso de retornos, podría producirse también, dato que destaca sobremanera, la posible vuelta de Heinz-Harald Frentzen, antiguo piloto de la marca, de 42 años, al Gran Circo, como uno de los dos asientos. Como ocurrió en la temporada 2003, Frentzen podría volver a formar pareja con Heidfeld, lo que conformaría un extraño retorno al pasado. Sin embargo, es un caso bastante hipotético, y todo parece indicar que las posibilidades de que Frentzen vuelva a la Fórmula 1 son demasiado vagas. Aunque lo de Heidfeld no es ni de lejos tan descabellado. Si finalmente lo de Mercedes no culmina y no llega a ningún lado con Renault, Peter Sauber le recibiría con los brazos abiertos. No obstante, no han sido los nombres de ambos los únicos en ser ligados a Sauber, sino que también han trascendido hombres como los del, al parecer multiofertado Kovalainen, el ruso Petrov, los nipones Sato o Kobayashi, la promesa mexicana Esteban Gutiérrez o el veterano austriaco. probador antaño de Brawn y hace dos años de la propia BMW, Christian Klien, además de otros de nuestra nación como, una vez más, el prometedor Andy Soucek o el veterano Pedro de la Rosa.





Resumiendo, lo poco que se sabe es que la parrilla del año que viene quedaría configurada así:




1.- McLaren: Hamilton; Button


2.- Mercedes (antigua Brawn GP): Rosberg; (¿Heidfeld, Kubica, Schumacher, de la Rosa, Conway, Kovalainen?)


3.- Red Bull: Vettel; Webber


4.- Ferrari: Massa; Alonso


5.- Williams: Hulkenberg; Barrichello


6.- Renault (¿Prodrive?): Kubica; (¿Grosjean, Kovalainen, Kobayashi, Montagny, Karthikeyan, Petrov, Di Grassi, Ho-Pin Tung?)



7.- Force India: Sutil; Liuzzi



8.- Toro Rosso: Buemi; ¿Alguersuari, Jani, Ricciardo, Montoya?)


9.- Lotus F1 (¿Villeneuve, Trulli, Monteiro, Soucek, Sato, Karthikeyan, Fauzy, Nakajima, Grosjean, Gené?)


10.- Campos Meta.- Bruno Senna; (¿Petrov, Soucek, Maldonado, Piquet, Gené, Pantano, De la Rosa, Villa, Adrián Campos Jr?)



11.- USF1.- (¿Speed, De la Rosa, Patrick, Hildebrand, López, Fisichella, Davidson, Summerton, Villeneuve, Johnson, Yamamoto, Wurz, Andretti, Albers, Piquet, Soucek, Bourdais?)



12.- Virgin Racing (antigua Manor GP).- Glock; (¿Paffett, Davidson, Soucek, Pantano, Di Resta, Di Grassi, Sato, Conway?)



13.- Sauber.- (¿Heidfeld, Kovalainen, Soucek, Klien, Frentzen, Gutiérrez, Kobayashi, Sato, De la Rosa?)




Sin embargo, pese a tenerse ligeras ideas de todo ello, cuanto menos parece muy confuso. Hay únicamente 11 puestos para decenas de pilotos parados y que estarían dispuestos a todo para conseguir uno de esos bólidos. Todos los años por estas fechas igual. No hay nada clarificado, pero este año parece que la sombra de los volantes libres será más alargada que nunca. La Fórmula 1 está sometida a un baile constante, y solamente los líderes de cada equipo decidirán con quién bailar. Y en mucho casos, se dejarán guiar por el mejor postor. Y ya saben a lo que me refiero. ¿Quién se apunta?

miércoles, 25 de noviembre de 2009

¿Esto es deportividad?

No estoy seguro de ser la persona apropiada para hablar sobre este asunto, porque es digno de alguien como Iker Jiménez. Esta historia, ha llevado a muchos aficionados a formularse una pregunta: ¿Qué sucede entre los árbitros y el Fuenlabrada?

Quizá, alguien puede pensar que "estos del Fuenla son unos quejicas", pero si echamos la vista atrás y repasamos los 9 partidos que lleva jugados el Ayuda en Acción, vemos como el arbitraje, partido tras partido, ha perjudicado al conjunto fuenlabreño. Las cuatro primeras jornadas, no podemos poner muchas pegas, pero a partir de la quinta jornada, el nivel del arbitraje ha ido descendiendo.

En la quinta jornada, el Fuenlabrada se midió al Obradoiro, quien fulminó a base de triples al Fuenlabrada en el último cuarto. Lo único extraño que cabría destacar son un par de jugadas que se produjeron en el último cuarto. No nos llamó la atención, ya que pensamos que "un error lo tiene cualquiera".

En la sexta jornada, el conjunto naranja se enfrentaba en casa contra el Valencia, el cabreo de la afición fue monumental. De la mano de la colegiada Anna Cardús, robaron el partido al Fuenlabrada. Además, por si no estábamos cabreados, arrebataron una bocina a un señor que simplemente la estaba tocando a pie de campo, y al ir a reprender una acción de las muchas criticables, la levantó ligeramente. Patético.

En la séptima jornada se jugó el derbi madrileño. Como dije anteriormente en este blog, Guil recibió una técnica y le acusé de no saber medir sus palabras, pero cuando ves lo que está pasando te preguntas: ¿Lo qué le dijo fue realmente merecedor de técnica? Y lo más curioso fue que se produjo en plena reacción fuenlabreña.

Jornada 8: El Ayuda en Acción necesita romper su mala racha, pero el rival no es el más adecuado para ello. Además un goteo continuo de faltas y una antideportiva muy polémica, provocó otro nuevo enfado de la afición e influyó bastante en la derrota ante el Barcelona.

Ya en la jornada 9 el Fuenla se medía ante el Caja Laboral (antiguo Tau), y se llegaba al último minuto con el marcador muy igualado: 68-69 para el equipo vasco, entonces fue cuando, inexplicablemente, pitan una antideportiva a Batista. Esta falta no mereció tal castigo, además, Pau Ribas acababa de cometer una similar que no obtuvo esta consideración, y por si fuera poco, no pitaron como antideportiva una falta cometida sobre Thomas en la que se iba en contrataque.

La afición del Fuenlabrada no puede más, hasta ahora había tratado de dejarlo al margen, pero esto ya no es casualidad. Y yo pregunto, ¿Tienen que estar arriba los de siempre, aunque no se lo merezcan? ¿No quieren que la liga sea cosa de dos equipos? ¿El Fuenla no tiene suficiente caché para la Copa del Rey?

Como forma de protesta las peñas han decidido guardar un minuto de silencio antes del partido dando la espalda a la cancha, para ver si de una vez, la ACB recapacita y demuestra la deportividad de la que tanto hace gala. Desde aquí, mi apoyo a las peñas y mi repulsa a la actuación de los árbitros, porque la segunda mejor liga del mundo no puede dar este ejemplo si quiere seguir siéndolo.

viernes, 20 de noviembre de 2009

El Fuenlabrada: una auténtica montaña rusa.

Hace unas semanas, en la ciudad del sur de Madrid todo era felicidad: firmaron el mejor arranque de su historia (4 de 4) ganando a domicilio a Unicaja y Bilbao, dos fortines a priori infranqueables; además se consiguió por primera vez en la historia de la ACB 4 títulos de MVP consecutivos, primero Batista, luego Fitch, C.T. y por último Fitch otra vez, firmando la escalofriante cifra de ¡41 PUNTOS!. En 4 semanas, el "nuevo" Ayuda en Acción registraba 100 nuevos abonados, y dejó boquiabiertos a todos los medios, demostrando que con poco presupuesto y la continuidad de dos únicos jugadores (Sandes y Mainoldi) se podía formar una plantilla digna de PlayOffs.

En el horizonte dos partidos: Obradoiro y Estudiantes, considerados de "la liga del Fuenla". Es muy probable que estos dos conjuntos peleen por la permanencia, y como avisó Ferrán López en una entrevista concedida al programa Al Primer Toque: "Todo esto es muy bonito e ilusionante, pero si no ganas a Xacobeo BluSens y Estudiantes, las victorias en Málaga y Bilbao no habrán servido de nada". Y es cierto, lo suscribo, porque en una hipotética última jornada, los equipos que pueden dejarte fuera de la ACB, son los de esta categoría, y cobra mucha importancia el Basket Average.



Guil ya había avisado: "Igual que se ganan 4 partidos seguidos, se pierden otros 4 consecutivos". Y no se equivocaba. Hizo un llamamiento a sus jugadores, rogando que ante el Valencia, algún otro jugador tomase las riendas del equipo, no sólo el "Trío Mágico", pero no surgió mucho efecto, hasta que sucedió la catástrofe, lo impesanble, una frase tabú en el Fuenlabrada fue pronunciada: ¡Fitch se ha lesionado!, y por si fuese poco Berzins y Mainoldi también tuvieron que acudir a la enfermería, y no jugaron el derbi mencionado anteriormente.

Con este panorama, al Telefónica Arena saltó un Fuenlabrada mermado, con Fitch lesionado y Thomas apagado, depositando todo el peso en Batista. Fue demasiado. En este momento, el técnico sevillano recuerda que tiene un alero apartado en el banquillo, un alero que lo poco que le había dejado jugar, respondió con una actuación notable: Cortaberría. Salta a la pista, revoluciona al equipo, despierta a Thomas, y por si fuese poco, ¡anota 16 puntos sin fallo! El Fuenla reacciona, reduce la distancia por debajo de la barrera psicológica de los 10 puntos. Pero Guil no supo cerrar la boca a tiempo, ¡TÉCNICA PARA EL TÉCNICO! Que paradoja... el hombre que tiene que dar ejemplo a sus jugadores y no es capaz de mantener la compostura. El conjunto colegial abrió una brecha en el marcador insalvable.

Ya son tres derrotas: Obradoiro, Valencia y Estudiantes. La profecia de Luis Guil iba camino de cumplirse. Y se cumplió. Le tocaba medirse al Barcelona, otra vez sin Fitch, Berzins y Mainoldi. Es cierto que era un partido difícil, pero el Fuenlabrada no fue el que es, ese Fuenla que en 2 minutos te remonta 20 puntos, ese Fuenla que quiere ponerse por delante, ese Fuenla con garra, y sobre todo ese Fuenla que, aunque pierda, lo deja todo en la pista. Fue todo el partido por detrás, y se conformó con eso. Dejó los deberes para última hora, y no le dio tiempo a hacerlos. Thomas, de nuevo dormido, despertó, y lo hizo de manera espectacular. Colom, por fin demostró por que se le ha fichado: sus increíbles asistencias. Sandes, se dio cuenta de que el partido había empezado, esto es una buenísima noticia, pero que no puede llegar en el último cuarto. El Fuenla se puso a 3, pero Ricky demostró por que vale casi 4 millones de Euros, metiendo un triple que daba la victoria al conjunto catalán. Por cierto, nueva técnica a Guil.

Ahora la pregunta que nos hacemos todos: ¿qué le pasa a nuestro Fuenla? Es incomprensible que pase de tanto a tan poco, no pedimos que gane al Barsa, pero sí que no le humillen equipos como Obradoiro o Estudiantes. ¿Lesiones? Puede ser... ¿Exceso de confianza? Es posible... Personalmente, yo el problema lo veo en Guil, la temporada pasada, por muy mal que saliese todo, aparecían Saúl, Oleson, Valters y Bueno para arreglar el partido, creo que el sevillano sigue esperando que aparezca Oleson y le meta 5 triples. Debe darse cuenta de lo solo que está Batista en la zona, y quizá quitar peso al la línea de triple, porque este año no entran como el pasado.

Desde aquí, todo mi ánimo para el Fuenlabrada, y darle las gracias por los grandes momentos de disfrute que nos hace pasar. ¡Alé Fuenlabrada Alé Alé....!

miércoles, 28 de octubre de 2009

Bendita pasión

Si hay algo que la vida enseña día a día es que las cosas nunca son como parecen. Que el azar nos depara muchas sorpresas, y que la humildad debe ser siempre la mejor baza del ser humano. Da igual que te llames Karim Benzemá, tengas el mundo a tus pies o seas considerado como uno de los mejores en tu oficio, o que te llames Borja Pérez y tu nombre únicamente se haya escuchado por un homófono tuyo de una popular serie de La Sexta. Da igual que seas considerado como el mejor equipo del mundo, como quizás uno de los poquísimos clubes cuya existencia es sabida por todo el gentío habido y por haber sobre la tez de la tierra, que ser un equipo que con casi 40 años de historia haya logrado como máximo hito pasar a una segunda ronda de Copa del Rey y una clasificación para los play-off de ascenso. Da igual. Da igual que tu estadio tenga capacidad cómo para albergar casi cien mil personas, y que en cuyas dimensiones pueda entrar lo equivalente a más del total de agua que entra en todas las piscinas de la capital, que que juegues en un patatal en el que resulta imposible dar tres zancadas largas sin tropezar. Da igual. Da igual porque el fútbol no entiende de mundos, de comparaciones, de tener uno de los vestuarios más lujosos del mundo o de contar con otro con duchas compartidas, porque no entiende de Primeras Divisiones ni de Segundas. Porque eso es lo bonito del fútbol. Lo que le hace imprevisible, fortuito, repentino y en definitiva, tan apasionante. Que no entiende de lógicas.

Y anoche el Real Madrid, mejor club del Siglo XX, dio buena cuenta de ello. Se enfrentaba al modesto Alcorcón, cuyo estadio está situado a apenas 300 metros de la casa de un servidor, y de cuya existencia muchos sólo sabían por la mención que Chiquilicuatre le dio en su 'Chiqui-Chiqui' dos años atrás. Para todos los habitantes de Alcorcón, suponía todo un éxito ver sobre el césped dónde tantas veces algunos de ellos han jugado a hombres como el holandés Van der Vaart, el incombustible y mítico Raúl González, el 'Héroe de Ataturk' Jerzy Dudek que le dio una Champions al Liverpool, o al antes nombrado Benzemá, frente a los chavales del Alcorcón en proceso de formación como el canterano Borja Gómez o los jóvenes pero experimentados Ernesto, Carmelo o Diego Cascón, comandados por los veteranos Juanma Barrero, ex del Atlético, o Alberto Nagore, polivalente jugador de envidiable trayectoria en Segunda B, y por los ídolos alcorconeros Íñigo López o el 'capi' Rubén Sanz. La expectación era tal que en el campo (que tuvo que ser ocasionalmente ampliado por no cumplir los requisitos mínimos que debe de cumplir un estadio en un partido de Copa del Rey) no cabía un sólo alfiler. Ni en él, ni en las vallas ni tejados de edificios de alrededor, albergados por aquellos que, apelando a la inteligencia presenciaron el partido sin pagar esos cuantiosos 40 euros que valía la entrada.

Y si ya suponía toda una proeza el ver a los ídolos blancos sobre el Santo Domingo, imagínense lo que denotó el sorprendente primer gol del partido. Un tal Borja Pérez, que, a la sombra tuvo que emigrar hace diez años de la cantera madridista y que en ese tiempo les ha hecho a los hoy pupilos de Pellegrini 6 goles en 4 partidos, abría la lata tras una gran jugada de equipo y batía a Dudek con un inapelable disparo. Era el 1-0, que vino reforzado por el incondicional apoyo del no menos incondicional graderío, punto de inflexión para el equipo alfarero, que vio como el marcador reflejaba un claro 3-0 al final de los primeros 45 minutos fruto de grandes jugadas. 3-0 y porque Dudek y el palo evitaron una mayor debacle. La incredulidad se apoderaba de las aficiones de unos y de otros bandos. Xabi Alonso y Casillas, aponchados sobre las cochombrosas gradas, no daban crédito a lo que veían. El míster del Alcorcón, Juan Antonio Anquela, veía su nombre coreado en el mismo estadio dónde curiósamente el Real Unión de Irún, verdugo del Real M
adrid en Copa el pasado año justamente sobre estas fechas, apeó a sus pupilos del sueño del ascenso a Segunda en aquel fatídico mes de Junio. Y el Señor José María Gutiérrez, 'Guti' para los amigos, volvía a demostrar su educada y pulcra profesionalidad dedicando una peineta al público amarillo y mandando literalmente a tomar por culo a su entrenador, un Manuel Pellegrini que ayer pudo dejar firmada su sentencia de muerte.

Ya en el segundo tiempo, se terminó de desatar el jolgorio en la pequeña localidad sureña de Madrid. Otro gol de Borja Pérez cerró la justa goleada nada más comenzó el segundo periodo. A partir de entonces, Anquela estuvo bastante listo y se limitó a defender el resultado ante un Madrid que continuaba a verlas venir. Y así se llegó al final, al apoteósico final. Las caras largas del madridismo, que de nuevo se había mostrado prepotente y confiado, contrastaba con la descomunal fiesta en Alcorcón, que se alargaría hasta altas horas de la madrugada, donde jugadores, afición y todo el mundo presente se uniría en nombre de su pueblo para poder seguir creciendo juntos. No era relevante lo que fuese a ocurrir en el partido de vuelta en el Bernabéu de dentro de dos semanas. Porque lo que importa es que el fútbol ha sido justo con un Alcorcón que en ningún momento pareció un equipo de Segunda B, sino que más bien las tuercas parecieron intercambiarse, convirtiéndose los alfareros clandestinamente en 'Galácticos', y los merengues en mártires.

Os lo habéis ganado campeones, eso y mucho más. Porque habéis vuelto a despertar el sentir de una pasión, porque gracias a vosotros Alcorcón vuelve a disfrutar con el fútbol sólo poco tiempo después del fiasco del ascenso. Porque sois los responsables de que ahora todo el mundo sepa y bien dónde está Alcorcón. Porque muchos de vosotros habéis copado vuestra primera portada de un periódico. Porque le habéis infligido su goleada más dolorosa al, para muchos, 'mejor Madrid de la historia'. Enhorabuena, campeones.

viernes, 2 de octubre de 2009

Merecemos estos Juegos




Por nuestro espíritu. Por nuestra unidad. Por romper de una vez con el tópico de que somos el culo del mundo. Porque todos "tenemos una corazonada". Porque todos los partidos políticos habidos y por haber se han unificado para poder cumplir este anhelado sueño. Porque queremos callarle la boca al COI con la celebración de dos Olimpiadas consecutivas en el mismo continente. Porque hemos demostrado que podemos y que queremos. Porque nombres propios como Alberto Contador, Arturo Casado, Nuria Fernández, Raúl González, Felipe Reyes, Rafa Martínez, Iker Casillas o Fernando Torres avalan nuestra ciudad, y otros como Marta Domínguez, Pau Gasol, Andrés Iniesta, Rafa Nadal, Gemma Mengual, David Meca, Paquillo Fernández, Amaya Valdemoro, Fernando Alonso, Rudy Fernández, Mireia Belmonte, Alejandro Valverde, Teresa Perales o David Villa hacen lo propio con nuestro país. Porque todos los que nos sentimos españoles lo queremos y deseamos con toda nuestra fuerza. Porque, de una vez por todas, queremos demostrar que somos una ciudad importante, y que somos capaces de poder tocar el cielo.




¡ÁNIMO MADRID!

jueves, 1 de octubre de 2009

La maldición del arcoiris también persiguió a Ballan.

Parece mentira que lleguemos a decir que en Mendrisio Alessandro Ballan, campeón mundial en 2008, se ha quitado un peso de encima. Pero así es. El triunfo que logró el altísimo corredor italiano el año pasado en el Campeonato del Mundo de Varese le ha reportado más consecuencias negativas que positivas. Desde su consagración en el panorama ciclista en 2007 con su victoria en el Tour de Flandes, el corredor italiano ha firmado su peor temporada, con tan sólo dos victorias (una etapa y la general final del Tour de Polonia) y sufriendo diversas lesiones y contratiempos que le han privado de disputar las clásicas de primavera y rendir a su mejor nivel durante prácticamente todo el año, firmando una más que mediocre actuación en el Tour de Francia.
Como cada año, Ballan dividió su temporada en dos mitades; una primera mitad dedicada en exclusiva a las clásicas de primavera, con su punto álgido en las dos clásicas de pavés, el Tour de Flandes, en el que ya se impuso dos años atrás, y la París-Roubaix, donde subió al tercer escalón del podio la temporada anterior, y la segunda mitad centrada en la defensa de su corona mundial. Pronto empezaron a torcerse los cálculos del ciclista transalpino cuando tuvo retirarse en Tirreno-Adriático aquejado de un virus. En principio tuvo que renunciar a disputar la Milán-San Remo, pero luego la situación se fue complicando y tampoco puedo disputar las clásicas de primavera. Entonces fue cuando se le diagnosticó el citomegalovirus, el cual le tendría alejado de las carreteras hasta el verano, cuando regresó para tomar parte en un Tour de Francia por el que pasó con más que pena que gloria. El italiano fue afinando poco a poco su forma física de cara al Campeonato del Mundo, donde partía inevitablemente con el cartel de favorito al defender título y debía dar la cara obligatoriamente como vigente campeón si quería mantener su reputación. Pero una vez fue avanzando la carrera pudimos comprobar que a Ballan le sobraron kilómetros y finalmente naufragó acabando a casi tres minutos y medio del vencedor. En resumen, un año aciago para olvidar. El próximo, ya libre del gafe que conlleva vestir el maillot arcoiris, ¿podrá volver a rendir al nivel que lo hizo años anteriores? De momento ya ha decidido cambiar de aires y dejará su equipo de toda la vida, Lampre, para aterrizar, sorprendentemente, en el conjunto estadounidense BMC Racing, en el que también recalará el incombustible George Hincapie.

El curioso caso de la maldición que lleva consigo el maillot arcoiris se ha analizado muchas veces y no se encuentra una explicación lógica. La mayoría de los corredores que lo han vestido han sufrido las consecuencias durante toda la temporada siguiente y algunos de ellos incluso ya han visto frenada su carrera deportiva para siempre. En los últimos años, sin ir más lejos, tenemos varios ejemplos. El bicampeón mundial Paolo Bettini, vencedor en 2006 y 2007, sufrió un durísimo golpe pocos días después de haberse proclamado campeón mundial por primera vez cuando su hermano Sauro falleció trágicamente en un accidente de tráfico. Bettini estuvo tentado de abandonar el ciclismo, pero se repuso y gracias a su enorme calidad recuperó su mejor nivel y fue capaz de revalidar el título en Stuttgart, hito sólo logrado anteriormente por los míticos Ronsse, Van Steenbergen, Van Looy y Bugno. Y de nuevo la suerte le dio la espalda al italiano y vivió un auténtico calvario durante buena parte del siguiente año sufriendo muchas caídas y lesiones que le apartaron bastante tiempo de la actividad. Finalmente no pudo conquistar por tercera vez el título y decidió retirarse del ciclismo. Otro buen ejemplo es el del español Igor Astarloa, campeón en 2003, quien desde aquel brillante e inesperado fue bajando su nivel progresivamente hasta acabar prácticamente repudidado por la UCI por sospechas de dopaje, eso sí, no confirmadas. No nos olvidamos tampoco del vencedor en 2002, el singular Mario Cipollini, el mejor velocista de todos los tiempos, que se impuso en el Mundial de Zolder tras muchos años de pelea. Su decadencia empezó a partir de ese triunfo aunque, eso sí, 'Il Bello' ya contaba treinta y cinco primaveras por aquel entonces. Cipollini se vio eclipsado por la emergente figura de otro velocista del país transalpino, Alessandro Petacchi, y fue cayendo en el olvido hasta que definitivamente abandonó la práctica del ciclismo profesional tres años después. Remontándonos muchos años atrás y obviando más casos similares a los comentados, llegamos sin duda al más trágico de todos, el del belga Jean-Pierre Monseré, quien venció en la edición de 1970, disputada en Leicester, y que apenas medio año después, a mediados de Marzo del año siguiente falleció de forma trágico al colisionar accidentalmente contra un coche mientras entrenaba. También es conocido el caso de Benoni Beheyt, corredor belga vencedor polémico en la edición de 1963 por delante del ídolo nacional Rik Van Looy, a quien privó de ganar por tercera vez unos Campeonatos del Mundo disputados, además, en Bélgica. Beheyt se saltó la estrategia del equipo y se impuso al claro líder del combinado belga para perplejidad de todos. Un grave error que pagaría para siempre, pues todo el país se volvió en su contra obligándole a abandonar el ciclismo precipitadamente pocos años después.

Hay muchos más casos en la larga historia de los Campeonatos del Mundo que confirman que no siempre es oro todo lo que reluce y que más de uno habría preferido no ganar el maillot arcoiris. Hagan sus reflexiones y pronostiquen: ¿Sobrevivirá Cadel Evans a la maldición del arcoiris?

martes, 29 de septiembre de 2009

Evans se viste de arcoiris.

La justicia siempre acaba prevaleciendo. O al menos eso parece repasando la presente temporada ciclista, la cual ya se está despidiendo. Pero sobre todo ha sido en este último mes cuando el ciclismo ha otorgado a dos de sus eternos segundones el premio que llevaban tanto tiempo persiguiendo. Si a principios de mes fue Alejandro Valverde quien, tras haber visitado todas las plazas de honor de la Vuelta Ciclista a España situadas entre los puestos 2º y 5º, por fin logró hacerse con el triunfo absoluto en la ronda española, ahora ha sido Cadel Evans, dos veces segundo en el Tour de Francia y tercero en la última Vuelta a España quien, pese a no ser la prueba que más se adapta a sus cualidades, por fin ha logrado ese gran triunfo que se le reclamaba ganando el Campeonato del Mundo, disputado en Mendrisio.

La cita más bonita del calendario ciclista, el Campeonato del Mundo, se presentaba una vez más con un amplísimo abanico de favoritos, fundamentalmente las puntas de lanza de España e Italia, eternas rivales en esta cita anual y que normalmente se reparten el botín. En esta ocasión, pese a ser los italianos quienes defendían título, era España la selección que partía un paso por delante de las demás, pues en el equipo que presentaba figuraban, entre otros, Alejandro Valverde, Óscar Freire (tricampeón del mundo) y Samuel Sánchez (campeón olímpico), además de algún actor secundario que podía tener algo que decir como Joaquim Rodríguez. Mientras, el cuadro italiano se presentó en la cita con el defensor del título, Alessandro Ballan, y el subcampeón, Damiano Cunego, como principales bazas. Al margen de las dos potencias del ciclismo mundial, aparecían en las quinielas el genial Fabian Cancellara, que corría en casa y había prometido batalla, los hermanos Schelck, los belgas Philippe Gilbert, campeón en ruta de su país, y Tom Boonen, campeón del mundo en 2005, o el combativo Sylvain Chavanel, pues el recorrido era propicio para sus cualidades, el joven danés Matti Breschel, defensor del bronce, o el eterno Serguei Ivanov, ganador de la última Amstel Gold Race.

Una vez se dio el pistoletazo de salida, todas las quinielas y estadísticas quedaban como anécdotas y la realidad era que todo tenía que suceder ya en la carretera. Como siempre, todos los corredores que no tenían opciones de medalla se dejaron ver formando numerosas escapadas durante la primera mitad de carrera. Alguno de los sprinter, que sabían que con un recorrido tan exigente no iban a tener opción alguna de medalla, se dejaron ver en esas escapadas. La tranquilidad reinante durante esa primera mitad de carrera desapareció fugazmente con la entrada en cabeza de pelotón de la escuadra italiana. Los hombres de Franco Ballerini empezaron a subir un ritmo que estaba siendo demasiado cómodo para sus intereses y realizaron una gran escabechina, reduciendo considerablemente el número de unidades que componían hasta entonces el numeroso pelotón. Los hombres que sacrificó el seleccionador transalpino para esta tarea fueron tres gregarios de lujo como Michelle Scarponi, Giovanni Visconti y Marzio Bruseghin.

Con esta ofensiva la carrera quedó completamente destrozada, con numerosos grupos de corredores y con los principales favoritos aún escondidos en el pelotón. En los grupos que comandaban entonces la carrera andaban, entre otros muchos, el defensor de la corona Alessandro Ballan, Tom Boonen y los españoles Joaquim Rodríguez y Carlos Barredo. A pesar de que el final aún estaba bastante lejos, la selección española, sabedora de que la situación de carrera no era la más favorable que podía darse, se colocó al frente del pelotón y comenzó a reducir distancias respecto a los distintos grupos de escapados. Con una buena coordinación de los gregarios españoles la carrera volvió a estabilizarse y se reagruparon todos los corredores que aún resistían en un cada vez más reducido grupo.

Hasta que a falta de 20 kilómetros se desataron las hostilidades, y no fue otro que la gran esperanza local, ganador tres días antes de la prueba contrarreloj, Fabian Cancellara, quien desencadenó la batalla final. El suizo puso un ritmo infernal que realizó la selección final y dejó en la cuneta al defensor de título, Alessandro Ballan, o al tricampeón del mundo y siempre favorito Óscar Freire, entre otros muchos corredores que decían adiós a sus opciones de medalla. Así pues, la última vuelta de la carrera llegó con un grupo de nueve corredores en cabeza, entre los cuales había nada más y nada menos que tres españoles, que debían jugarse el triunfo. Todo era favorable para el combinado nacional español, pues contaban con tres hombres en cabeza con el añadido de que dos de ellos entraban en las quinielas como principales favoritos (Valverde y Samuel) y otro que ya fue el mejor español en el pasado Mundial y que se estaba mostrando pletórico durante toda la jornada (Joaquim Rodríguez). Pero la superioridad numérica se volvió en contra de la selección española, la cual no supo gestionar sus recursos y fue derrotada de manera incomprensible.

La desidia se apoderó del grupo cuando a falta de poco más de 5 kilómetros para la conclusión demarró el que nadie esperaba, el gran tapado, el invitado sorpresa, Cadel Evans. El australiano movió ficha ante la sorpresa general, ya que no es precisamente un corredor que se caracterice por su agresividad y valentía pues, es más, gran culpa de esas amargas derrotas que ha sufrido en el Tour de Francia o en la Vuelta a España la ha tenido su exceso de conservadurismo y racanería. Pero en un Mundial no hay normas de ningún tipo y todo puede suceder. Y gracias a ese ‘gafe’ que Evans había mostrado siempre en las grandes citas gozó de un margen del que no habrían dispuesto los otros, y logró abrir un hueco considerable que a la postre sería decisivo. Tuvo que ser el otro tapado del grupo, el ruso Alexandr Kolobnev, un auténtico especialista en Mundiales, pues ya ha conseguido dos medallas de plata, quien reaccionase e intentase dar caza a un desatado Cadel Evans. Y junto a él arrastró a un inmenso Joaquim Rodríguez, el mejor de los españoles durante toda la jornada. El pescado estaba ya todo vendido. La reacción de Kolobnev fue tardía, y la de Cancellara aún más, pues el suizo pagó la entrega realizada anteriormente en los últimos kilómetros y su intento de llegar a la altura de Kolobnev y ‘Purito’ no sirvió para otra cosa que para poner en bandeja Samuel Sánchez la cuarta plaza, que tampoco era un botín muy apetecible para el asturiano.

Con un ritmo brutal y ya sabedor de que la gloria era suya, Evans se presentó así en meta con casi medio minuto de ventaja respecto al dúo que se repartió las medallas restantes, Kolobnev y Joaquim (plata y bronce respectivamente), y escasos segundos más respecto al otro dúo, formado por Samuel Sánchez y Fabian Cancellara que de haber dispuesto de dos kilómetros más se habría sumado a la lucha por las medallas y que sin embargo tuvieron que conformarse con pelear por el agridulce cuarto puesto. A prácticamente un minuto del ganador cruzaron la meta los otros cuatro corredores de ese corte de nueve, quienes habían tirado la toalla ya hacía tiempo. La suerte había sonreído por fin a Cadel Evans. El australiano, de un especial temperamento, no manifestó especial alegría en sus celebraciones, quizá decidió guardarlo todo para la intimidad. Estos días ya estará reflexionando tranquilamente sobre la gesta que ha logrado a nivel personal y, sobre todo, para su nación, pues se ha convertido en el primer australiano en proclamarse Campeón del Mundo (antes únicamente habían ganado una medalla de plata con Robbie McEwen en el controvertido Mundial 2002) y ha logrado despertar el interés por el ciclismo en el país oceánico, que albergará el próximo Campeonato del Mundo y que por lo tanto presenciará la defensa del título de Cadel Evans en su tierra.

Así pues con la sorprendente victoria de Evans en la prueba de ruta se cerraban un año más los Campeonatos del Mundo en un año en que los países menores han puesto contra las cuerdas a las dos grandes potencias y han discutido seriamente su hegemonía, dejando a cero el casillero de la selección ganadora de los tres anteriores Mundiales, Italia, y poniendo contra las cuerdas a una España salvada sólo sobre la bocina por un amargo bronce de Joaquim Rodríguez. De esta forma, nos despedimos de nuevo de los Campeonatos del Mundo y esperamos ya la llegada de una nueva edición que traerá más incógnitas que nunca al disputarse por primera vez en suelo australiano. Así que, ya saben, no duden en seguirlo con nostros.

sábado, 19 de septiembre de 2009

Una de Dos: ¿Es cierto que Renault obligó a Piquet a estrellarse en Singapur?


¿Obligó Briatore a Piquet a estrellarse contra las protecciones del circuito urbano de Singapur?


SÍ : ALEX JIMÉNEZ

"Querido Quiquín, hasta el momento de ésta redacción, tenía claro tu eras una de esas personas que tenía la cabeza en su sitio. Pero vamos a ver hombre de Dios, ¿cómo puedes creer que el funesto Nelsinho no recibió órdenes de equipo para estampar su bólido contra las vastas cercas del circuito urbano de Singapur? Todo parece encajar. Nuestro joven protagonista, quizás el peor piloto que ha dado la Fórmula 1 en los últimos años, venía reforzado por un tan sorprendente como suertudo podio en Alemania pocas semanas antes, lo que le habría abierto las puertas de su renovación con Renault. Así, en el país asiático, la suerte vino de la mano de Alonso, compañero de Nelsinho en la factoría de Briatore, tanto que el primer triunfo del año para su escudería quedaba únicamente supeditado a la aparición de un Safety. Entonces, milagrosamente, su compañero Piquet sufre un espectacular accidente que obliga al deseado coche a salir. ¿Coincidencia? En ese momento muchísima gente pensaba que sí. Pero ahora, las cosas han cambiado. Si la situación anterior ya era de lo más sospechosa, en este momento ya podemos decir que es casi un hecho que desde el paddock del equipo francés se le ordenó a Nelsinho la abrumada colisión. El caso es que, justo después de ser relevado de sus cargos en la Renault en detrimento del francés Grosjean, el joven piloto, de mano de su padre, no dudó en revivir polémicas y aclarar que se le sugirió estrellarse en beneficio de Alonso para de ese modo garantizar su ampliación de contrato. El Gran Circo volvía a quedar una vez más consternado. En un principio, todo apuntaba a unas acusaciones infantiles para llevar a cabo una venganza personal, e incluso Briatore indicó que llevaría a los Piquet con llevarles a los tribunales por falsas alegaciones, pero con el tiempo, y con la publicación de una serie de vídeos recogidos durante todo aquel fatídico fin de semana en los que se aprecian como Piquet parece estar entrenando su accidente, las cosas han ido mucho más lejos. La familia brasileña sigue erre que erre, y eso, unido a la presión, ha hecho que la escudería gala haya decidido creer a los Piquet, y, por ello, prescindido de sus dos peces gordos, Briatore y Pat Symonds, al considerarles culpables de la trama, de la que, por otro lado, Alonso asegura haber siempre estado al margen. Así las cosas, el destierro de los dos hombres que han abanderado el nombre de Renault durante prácticamente la última década ha sido la gota que ha colmado el vaso. Nadie ha dudado jamás de la profesionalidad de ambos, pero una vez más, las apariencias nos han vuelto a engañar a todos. Y a tí el que más."


NO: QUIQUE

"No, Alex, no. Deja de buscar argumentos porque no tienes razón. Por muchas vueltas que le des al asunto, solo puede sacarse una conclusión: Es totalmente inconcebible que un equipo ordene a uno de sus pilotos jugarse la integridad física en beneficio del otro, y menos aún si el padre de éste es un tal Nelson Piquet, el equipo no se juega nada en el campeonato y se trata de un cricuito urbano, con el peligro que ello representa. De todas formas, si se diera el estrambótico caso de que Briatore y compañía pidieran al joven Nelsinho tal barbaridad , ¿creen ustedes que éste habría aceptado jugarse la vida por ayudar al que, a fin de cuentas, es su máximo rival en la parrilla? ¿Creen que el mítico Nelson habría permitido que su hijo cometiera tal atrocidad? Y es que en los tiempos que corren, en la F1 ya no reina ese espíritu de compañerismo y buen rollo de antaño, y el paddock se ha convertido en un auténtico hervidero de polémicas y discusiones gran premio tras gran premio. Les vendrá rápidamente a la memoria la relación entre Hamilton y Alonso en McLaren, en la temporada 2007-2008. Un ejemplo lamentable que demuestra con claridad que, en estos momentos, ningún piloto haría algo por su compañero de escudería. Y menos aún tratándose del problemático brasileño, que se pasó la temporada quejándose de las diferencias entre su coche y el de Fernando. Pero... ¿qué quería? ¿Que Renault arriesgara con un rookie teniendo en sus filas a un bicampeón del mundo? No, Nelsinho no llevaba razón, pero aún así tenía un gran enfado con el equipo y con su compañero, una prueba más que me impulsa a asegurar que bajo ningún concepto habría aceptado el 'trabajito' si la marca francesa se lo hubiera sugerido. Además, ¿creen ustedes razonable que un equipo sin opción alguna en el campeonato se arriesgue a perder a uno de sus pilotos por ayudar al otro a vencer una carrera? No, no y no."



¿Y ustedes qué piensan? ¿Creen que el brasileño recibió órdenes de equipo, o por el contrario que se trata de una estúpida niñería que ha traído más polémica de la esperada? Sea cual sea el dictamen final, lo que está claro es que Nelsinho va a tener muy, muy complicado volverse a subir a un bólido. Tanto por sus malas actuaciones en la pista como fuera de ella.

jueves, 17 de septiembre de 2009

Ganará el menos malo

El pasado 28 de Agosto comenzó la clásica Vuelta Ciclista a España, con salida en la localidad holandesa de Drenthe, y marcada por una gran expectación tras el éxito mediático del Tour, disputado hace solo un mes y en el que Alberto Contador volvió a demostrar que tiene nivel para dar y tomar para largos y largos años. Pero, en la Vuelta, si bien la afluencia de público se ha disparado con respecto a las últimas temporadas, el nivel de los ciclistas que este año la confrontan parece dejar mucho que desear. Sin Contador, Nibali, Armstrong, Sastre, Kloden y tras la retirada de los hermanos Schleck, sacrificados en la ronda gala, a las primeras de cambio, es menester darse cuenta de que no quedan ciclistas llamados de primer nivel en la carrera hispana.


Alejandro Valverde, a priori gran favorito, lleva años y años intentando demostrar que tiene tantas cualidades como en un pasado auguraba, pero siempre es lo mismo. Pese a su indudable calidad, nunca termina de vaciarse, nunca acaba con esa racanería que le caracteriza, y únicamente se deja ver cuando los demás ya lo han hecho. Ante esto, las principales alternativas serían Iván Basso, salpicado de lleno por aquella fatídica Operación Puerto, y Cadel Evans, que continúa un año más sin encontrarse con su mejor nivel, que pese a todo sigue siendo huraño, aburrido y conservador. Ante la carencia de efectivos de unos y otros, salen a escena otros ciclistas, como los españoles Ezequiel Mosquera, que siempre se ha mostrado combativo pero que no es un hombre que pueda ser candidato al triunfo en una de las tres grandes, 'Purito' Rodríguez, que a priori no puede intentar nada por participar como gregario de Valverde, o Samuel Sánchez, cuyas paupérrimas chapuzas en las contrarrelojes le hacen ser un hombre con el que contar en etapas y clásicas de montaña, mas no como para ganar una grande. Así las cosas, queda como gran favorito a disputarle la victoria final al murciano el holandés Robert Gesink, del Rabobank, un chaval con mucho presente y futuro a quien todavía falta bastante experiencia para hacerse sonar. ¡Cómo tendrían que estar las cosas cuando muchos pronosticaban al irregular Tom Danielson, del Garmin, como uno de los favoritos al triunfo final!


Pero no todo van a ser peros en esta crítica. Cabe destacar en la Vuelta de este año la presencia de varios valientes dispuestos a dar el todo por el todo en cada etapa y a hacer que desde la televisión no se vea todo tan monótono, demostrando una vez más que el ciclismo no tiene por qué ser un deporte aburrido. Es el caso de David Moncoutié, Roman Kreuziger, David de la Fuente, Amets Txurruka, Paolo Tiralongo, Remy Di Gregorio, Juanma Gárate, Philip Deignan, Rein Taaramae, Jacob Fuglsang, Juanjo Cobo, Igor Antón o el jovencísimo Johnny Hoogerland, del Vacansoleil y que está siendo junto a Mosquera la absoluta y gran revelación de lo que llevamos de carrera.




Por contra, está el otro extremo contrario. El de aquellos corredores que no han dado pie con bola en ninguna de las etapas disputadas hasta hoy. Se trata de hombres como Alexandre Vinokourov, que volvía tras dos años sancionado por dopaje, el insípido Jose Ángel Gómez Marchante, el sprinter Julian Dean, el escalador francés Christophe Riblon, o los venidos a menos Francisco Pérez Sánchez o Massimiliano Mori.



Además, hemos de sumar a este conciso grupo a los hermanos Schleck, que tardaron nada y menos en retirarse de la ronda española. Y no han sido los únicos. Y es que, un año más, la UCI, en otro alarde de excelencia, ha vuelto a poner los Mundiales de Ciclismo justo después de la Vuelta, lo que ha hecho que muchos de los ciclistas que estaban disputando la carrera hayan tenido que abandonar para prepararse. Wegelius fue el primero en inagurar esta lista, y le siguieron hombres como los propios hermanos Schleck, Chris Horner, Sandy Casar, Óscar Freire, Stuart O'Grady, Linus Gerdemann, Rubiera, Tyler Farrar, Tom Danielson (situado durante la mayor parte de la Vuelta entre los cuatro primeros), Albasini, Rinaldo Nocentini (líder del Tour durante mucho tiempo), el antes mencionado Vinokourov, Carlos Barredo, Ciolek, Tom Boonen, o los ganadores de etapas Simon Gerrans, Damiano Cunego o Ryder Hesjedal, dejando a la ronda con sólo 140 de los casi 200 que tomaron la salida al inicio. Es para hacérselo mirar, y para darse cuenta de que un calendario así es una locura.


Pero ese no es el tema. El tema está en que, a excepción de Contador, los Schleck, Nibali y alguno más, no hay a día de hoy ciclistas llamados a marcar la diferencia. Y eso sí que es un problema: que la vuelta ciclista a España, un año más no la ganará el más fuerte. Sino el menos débil.

martes, 8 de septiembre de 2009

El Barça sigue siendo favorito


Arrancó por fin la esperadísima nueva temporada de la liga BBVA, con múltiples movimientos en el mercado que, sin embargo, no han hecho variar para nada el 'pelotón' de favoritos a las primeras plazas.
Barcelona y Real Madrid parten un año más como grandes y casi únicos favoritos a conquistar el título liguero, y más aún tras el terible esferzo económico de Florentino para combatir con un Barça que, a día de hoy, sigue estando un escalón por encima del resto de equipos, por mucho que les pese a algunos. La seguridad de Piqué y Puyol, la agresividad de Alves, el toque de Iniesta y Xavi, la veteranía de Henry y la magia de Messi e Ibrahimovic, todo ello sumado a un gran trabajo en equipo da como resultado un explosivo cóctel inigualable ahora mismo en el panorama futbolístico.
Los blancos, eso sí, gozarán este año de un gran potencial ofensivo en su plantilla debido a la incorporación de grandes estrellas mundiales, lo que, sumado a la consistencia de los Albiol, Pepe y Sergio Ramos y la seguridad de tener bajo palos al mejor portero del planeta, hará que esta Liga sea una de las más igualadas del último lustro.


Por detrás de los dos 'gigantes' se encuentran los que podrían acabar siendo jueces de la competición. Atlético, Sevilla, Valencia y Villarreal se rifarán seguramente los cuatro puestos europeos restantes, pues a priori no podrán competir con los dos grandes favoritos por el título, aunque si darles algún que otro susto. Se trata de cuatro equipos muy parejos y con plantillas bastante parecidas, por lo que probablemente el premio de disputar la Champions se lo llevarán los dos conjuntos que salgan mejor parados de los enfrentamientos directos entre ellos. Los otros dos tendrán que conformarse con la Europa League (antigua UEFA).
Son prácticamente los mismos equipos del pasado año, pues no se han movido demasiado en el mercado, lo justo para apuntalar sus ya temibles plantillas. Atlético y Valencia se han esforzado en proteger sus porterías con dos porteros jóvenes con mucho futuro, pero también con mucho presente, mientras que Villarreal y Sevilla han preferido potenciar aún más sus delanteras con las incorporaciones de Nilmar y Negredo, respectivamente.
Así, su objetivo será, un año más, estar lo más cerca posible de los dos grandes y asegurarse una plaza europea.
Luego está otro manojo de clubes que podrían ser capaces de presionar a los anteriores por lograr algún puesto europeo y que representan un gran peligro en la Copa del Rey, pues es el escenario propicio para demostrar su potencial, aunque siempre son una incógnita. El Deportivo, que ya plantó cara al 'Floren Team' en la primera jornada, un Zaragoza muy bien reforzado y quizás el Getafe (dos veces finalista copero en tres años), un Málaga que ya estuvo a punto de colarse en Europa la pasada campaña o el Espanyol, que pretende volver a la cumbre tras unos últimos años algo grises, puedan dar la campanada sorprendiendo a equipos teóricamente superiores aunque, repito, no son apuestas seguras pues se trata de equipos bastante irregulares e imprevisibles.


Por último ya encontramos el ramillete de equipos que año tras año luchan por mantenerse en la máxima categoría sin más aspiraciones. Dos recién ascendidos (Tenerife y Xerez), un histórico que está cada vez más hundido (Athletic), y el resto de equipos que pierden año tras año a sus mejores futbolistas en busca de dinero pero que, a pesar de todo, intentan dar la mayor guerra posible. Hablamos de Racing, Sporting, Valladolid, Almería, Osasuna y un Mallorca que ha perdido a su gran referente Arango.

Así, este año se nos presenta una Liga de lo más apasionante, con múltiples alternativas en todos los terrenos. Madrid y Barça se jugarán un año más el título, pero detrás de ellos habrá equipos que lucharán, como siempre, por estar lo más arriba posible.
Todo esto y mucho más hasta el domingo 16 de mayo, así que ahora toca disfrutar.

martes, 11 de agosto de 2009

Simplemente Atleti


"Yo me voy al Manzanares, al estadio Vicente Calderón, donde acuden a millares los que gustan del fútbol de emoción. Porque luchan como hermanos, defendiendo sus colores, con un juego noble y sano, derrochando coraje y corazón".

Quizá estas escuetas líneas del ilustre himno rojiblanco pueden ofrecernos una aproximada idea acerca del eterno dilema colchonero "¿Por qué somos del Atleti?". Una pregunta que se hacen día tras día millones de 'indios' cuando tratan de explicar su procedencia, su amor por los colores rojiblancos, su sentimiento atlético. Y es que, como bien rezaba un spot publicitario hace algunos años "es difícil de explicar, pero es algo muy, muy grande". Algo de lo que debemos presumir y estar orgullosos, aunque muchos piensen todo lo contrario. Es un sentimiento, una revolución contra las normas establecidas, un acto de rebeldía contra una mayoría autoritaria, una manera de concebir y ver las cosas diferente a las demás. Una pasión por lo impensable e inesperado, por el sufrimiento, llegando en ocasiones al masoquismo incluso. Una forma de vida, sin duda.
Porque ser del Atleti no tiene precio, ni explicación, ni razón lógica alguna. Sin embargo, repito, es algo muy, muy grande. Es un caer para volver a subir constante, una decepción rápidamente respondida con una alegría, un estar siempre alerta que le convierte en un equipo único, que muere para nacer de nuevo en el momento más inesperado, simpre acompañado por una afición espectacular, completamente entregada al equipo, que acaba convirtiéndose muchas veces en un factor esencial y desequilibrante cuando el Atleti juega en el Calderón, su casa, ésa que el señor Cerezo se ha empeñado en vender para trasladarse a La Peineta, rompiendo así el corazón de los millones de hinchas colchoneros que se ven obligados a abandonar algo que les pertenece y les pertenecerá de por vida, una parte de sí mismos.

Domingo, 7 de mayo del año 2000. El Atleti se juega la salvación ante un Oviedo en situación también comprometida en el Carlos Tartiere.
Tras una desastrosa primera mitad, que acaba con 1-0 para los locales, los de Antic (que sustituyó a Ranieri a mitad de temporada), conscientes de lo que se juegan, salen de los vestuarios dispuestos a darlo todo para lograr la proeza y así mantenerse en Primera División. El equipo carbura y pone en problemas a los ovetenses pero, sin embargo, un despiste defensivo desemboca en un penalti que Paulo Bento acaba transformando. Era el minuto 64 y la definitiva reacción de los colchoneros, que asediaron sin descanso la portería defendida por un grandísimo Esteban. Finalmente el esfuerzo obtuvo recompensa y el Atlético, en un arreón de buen juego, empató el partido con dos tantos en cinco minutos, obra de Capdevila y el Pichichi Hasselbaink (en el 74' y 78', respectivamente). Los de Antic recuperaron la esperanza. Había vida en aquel infierno asturiano. Y vaya que si la había. Los últimos diez minutos contaron con más ocasiones que los ochenta anteriores, y el Atleti rozaba el sueño de mantenerse una jornada más con opciones de supervivencia. Sin embargo, en el minuto 84, Hasselbaink se suicidó junto con su equipo errando una pena máxima que habría dado la victoria a su equipo, y el sueño terminó.
Tras casi cien años de existencia y más de sesenta temporadas ligueras a sus espaldas, el ya por entonces denominado 'Pupas' descendía a Segunda División por primera vez en su dilatada historia, dejando un enorme vacío a una Liga que se quedaba sin uno de sus 'grandes' históricos.
La institución rojiblanca se venía abajo, pues nadie imaginaba a principios de temporada que los Valerón, Baraja, Kiko, Hasselbaink (que venía de ser el máximo goleador de la Premier League inglesa) y compañía pudieran caer tan bajo. Lo que se preveía como un año de éxitos, en el que el equipo lucharía por volver a los puestos altos de la tabla, acabó convirtiéndose en la peor pesadilla del conjunto madrileño, que consumaba el primer descenso de su historia.

Sin embargo, algo más inesperado aún sucedería la campaña siguiente, la primera del Atlético de Madrid en división de plata. La Junta Directiva, encabezada por el emblemático Jesús Gil, decidió bajar considerablemente el precio de los abonos, intuyendo una desbandada a gran escala que mermaría fuertemente a la entidad y a todo lo que ella significaba, pues una gran parte del potencial del club madrileño ha sido siempre su afición, su incondicional afición. Entonces, cuando todos pensaban que la hinchada les abandonaría, ésta irrumpió con más fuerza que nunca, duplicándose prácticamente el número de abonados colchoneros en la primera temporada en el 'infierno', una brutal demostración que sin duda tuvo mucho que ver con el rápido renacer de la escuadra rojiblanca que, al mando de Luis Aragonés, logró recuperar la categoría dos años después tras una primera temporada de adaptación en la que el sueño se frustró por goalaverage en beneficio del Tenerife.
Ésa misma temporada Carlos García Cantarero fue el que hizo debutar un lejano 27 de Mayo de 2001 al que se convertiría en la estrella y estandarte del club del Manzanares en un futuro no muy lejano, Fernando José Torres Sanz, 'El Niño'.
La campaña siguiente precisamente Luis, el mítico 'Sabio de Hortaleza', le otorgó su confianza y le dio los galones del equipo en su segunda temporada, la del asalto a Primera División, y el joven Fernando respondió como se esperaba.
Rápidamente, el ahora conocido como The Kid se erigió en ídolo de una afición que se aferraría a él en los años sucesivos como única vía de éxito. Su papel de héroe duró siete temporadas, en las que, sinceramente, de no ser por su calidad, su entrega y sus goles, el Atleti hubiera permanecido enclavado en los puestos peligrosos de la tabla. Detrás quedaron un Mundial y una Eurocopa, varios premios como máximo goleador español de la Liga y un sinfín de ofertas de potentes equipos europeos rechazadas debido a su amor por los colores rojiblancos.
Hasta que, un verano, destrozado por la fatal temporada de 'su' Atleti y algunos humillantes resultados (siempre se dijo que el 0-6 del Barça en el Calderón fue la gota que colmó el vaso), Fernando se vio 'obligado' a abandonar al equipo de sus amores para partir en busca de nuevos retos que le ayudaran a progresar, pues una carrera tan prometedora como la suya no podía quedarse en el camino. Seguramente él fue el más dolido de esta importante decisión, pues dejaba en Madrid amigos, familia, hogar y, lo más importante, al equipo de su vida.

Por todo ello muchos dieron por muerto al club del Manzanares en el verano de 2007 tras la marcha del ídolo, del hijo predilecto de la afición rojiblanca. El 'Niño' Torres cruzaba el Canal de la Mancha en busca de nuevos retos y desafíos, en busca de unos títulos que el equipo de sus amores no podía ofrecerle entonces. Se marchó porque estaba creciendo de manera inversamente proporcional a un equipo estancado, vacío, que contrataba año tras año reconocidos jugadores que terminaban resultando los mayores bluffs de la competición. Si quieren ejemplos, ahí están los casos de Kezman (Pichichi varios años de la Liga Holandesa con el PSV), Petrov (designado el mismo año de su fichaje mejor jugador de la Bundesliga Alemana), Maniche (campeón de Europa con el Oporto), Mista (pieza clave en el Valencia de Rafa Benítez que conquistó dos Ligas y una UEFA), que llegaron a la entidad madrileña con el fin de hacer crecer a la estrella, Don Fernando Torres, sin ningún éxito. La afición colchonera quedaba huérfana de su ídolo y referente en el último lustro, pero el Atleti, para sorpresa de todos, se recompuso. Sí sí, se recompuso y logró lo que llevábamos esperando más de diez años los jóvenes atléticos que, por suerte o por desgracia, nos habíamos perdido la época dorada del club: el acceso a la Champions League, la máxima competición europea a nivel de clubes. Lo consiguió gastando correctamente (¡qué raro!) el dinero que se había obtenido con la venta de Torres. Reyes, Forlán y Simao, entre otros, se incorporaban a un equipo que se marcó como objetivo desde principio de temporada estar entre los cuatro primeros. Lo consiguió sí, pero lo hizo en cuarto lugar, por lo que tuvo que enfrentarse al Schalke 04 en la fase previa que da el pasaporte definitivo a la competición.
La ida, disputada en Alemania, se saldó con un duro 1-0 (el Atleti fue el amo y señor del encuentro) en contra.
Ése fue un nuevo punto de inflexión en la historia de un equipo en el que nunca han faltado las dificultades y los problemas, casi siempre solventados sin embargo con enorme contundencia, como ocurrió en esta ocasión.
Los rojiblancos saltaron al campo con plena confianza en la victoria y motivación por lograr el ansiado objetivo. Entonces dejando patente su mayor calidad, arrasaron a los teutones como quisieron, y les endosaron un humillante 4-0 que sentenciaba la eliminatoria y significaba la vuelta del Atleti a la máxima competición continental tras diez años de exilio.

Esa misma temporada, la 2008/09, la pasada, el mundo entero disfrutó con el fútbol-espectáculo del Barça, que acabó consiguiendo un sonado triplete que pasará a los anales de la historia del fútbol español. Los atléticos disfrutamos, pues el conjunto azulgrana dejó 'en blanco' a nuestro eterno rival, a nuestro vecino madrileño. Pero no sólo disfrutamos con los catalanes, sino también con nuestra pasión, con nuestro equipo, con nuestro Atleti, que nos dejó varios partidos para el recuerdo. ¿Quién olvidará la agónica remontada, precisamente frente al Barcelona, que culminaron Agüero, Forlán y compañía tras ir perdiendo 1-3 a quince minutos del final? ¿O quién no recordará la espectacular victoria ante el Espanyol, con 0-2 y un hombre menos al descanso? ¿O el 4-4 en el Madrigal con 4-2 en el minuto 80 y Banega expulsado? ¿O el desgraciado empate en el Bernabéu tras haber enviado varios balones a la madera y habiendo sido dueño y señor del encuentro?

Para esta nueva temporada que comienza, al Atlético se le plantean nuevos retos que deberá superar para volver al lugar que nunca debió abandonar. Deberá codearse con los dos 'gigantes' de la Liga e ir a ganar a cualquier campo. Pero, ¿quién sabe?, porque este Atleti...


Desde luego, el fútbol del Atlético es un fenómeno paranormal, un equipo capaz tanto de lo peor como de lo mejor, que pasa de perder frente al colista a remontar espectacularmente al líder. Y es que este año 'El 'Pupas' ha dado motivos para merecer ese apelativo. Y también ha dado a sus seguidores razones suficientes como para que se expliquen el por qué de su sentimiento atlético. Aún así, es imposible de averiguar, es algo indescriptible, mágico. Por eso muchos nos preguntan por qué somos del Atleti. Yo sólo sé que estoy orgulloso.

lunes, 10 de agosto de 2009

Hasta siempre, Dani

Una vez más, el mundo del fútbol vuelve a sobrecoger nuestros cada vez más frágiles corazones. El capitán y símbolo de presente y futuro en el Espanyol de Barcelona, Daniel Jarque, falleció a los 26 años tras desplomarse repentinamente durante la tarde-noche del sábado en un hotel de la localidad italiana de Florencia, concretamente en la base de Coverciano, lugar habitual de concentación de la selección italiana y donde se encontraba de stage con su equipo.


El central, un tipo humilde y sencillo donde los haya, era alguien muy querido dentro del vestuario perico, y todo un espejo de profesionalidad para todos los allegados espanyolistas. Empezando porque Dani siempre creyó en su equipo, siempre dio la cara por él, tanto en los buenos como en (sobretodo) los malos momentos, en el club de sus amores, en ese club cuya camiseta portó con honor, desparpajo y sin vergüenza durante catorce largos años. Su espíritu de superación, su liderazgo, su siempre vivaracha tranquilidad y su extraordinaria presencia tanto dentro como fuera del campo hacían de Jarque todo un seguro. Si él decía que ganar la Copa del Rey era posible, era posible. Si decía que salvar la categoría siendo colistas a falta de no más de seis jornadas para el final de la Liga era posible, era posible. Sus palabras siempre fueron un clavo ardiendo al que se aferró la parroquia albiazul desde el primer momento y ello provocó que hace apenas un mes, el entrenador del club, Mauricio Pochettino, que le consideraba como su sucesor en la zaga del equipo, decidiese otorgarle los galones de capitán, de maestro de ceremonias de un equipo que preveía una temporada color de rosas, en detrimento de un Raúl Tamudo que perdía enteros tras sus flirteos con Wigan o Palermo. El chaval, respaldado por la inmensa mayoría del vestuario, aceptó encantado. Veía cumplido uno de sus grandes sueños. El otro era el de ver nacer a su hijo, a su pequeño, un niño que llevaba formándose durante casi siete meses en el interior de su mujer, su amada Jessica. Por desgracia, esa última espinilla siempre le quedara clavada.


La puesta de largo de Dani como capitán tuvo lugar hace solo una semana en la inauguración del anhelado nuevo estadio periquito. El Liverpool, invitado de gala a esta gran fiesta, cayo goleado por un 3-0 animado por un pletórico Ben Sahar que invitaba al optimismo y a la juerga. En medio de este jolgorio, Dani Jarque era sustituído y ovacionado con un emocionante "Jaaaaaaarque, Jaaaaaaarque". ¿Quién iba a sospechar que solo una semana después nos encontraríamos ante uno de los días más negros de la larga historia espanyolista? Solo el destino, ese infranqueable destino que arrasa con todo cuanto encuentra a su paso.

Lo cierto es que la temporada que viene se presentaba de lo más positiva para el conjunto albiazul. Los fichajes de los Nakamura, Ben Sahar o Pillud, unidos a la apuesta por la juventud de los Sielva, Smiljanic, Roncaglia o Javi Márquez por la que aboga Pochettino y a la contundencia y seguridad que inspiraban atrás una de las parejas de centrales más sólidas y solventes de la Liga, la formada por nuestro póstumo protagonista y por el argentino y revelación de la pasada temporada Nico Pareja, con el plus que supone la experiencia de Kameni, Luis García o Iván de la Peña presagiaban una magnánima temporada. Pero, al igual que le sucedió hace dos años al Sevilla, se trataba de un mero presagio.


Quienes le conocieron decían que era una grandísima persona, alguien que nunca te negaba un autógrafo, una foto, incluso un reportaje, y que nunca perdía su sonrisa, una sonrisa que sin quererlo, ha hecho perder a todo un sentir. Así es la vida. Cuando menos te lo esperas, ¡zas!. Cuando estrenas estadio, haces fichajes de gran calidad y formas un bloque de lo más contundente para una temporada que promete tan grandiosa como exhultante, ¡zas!, te tocó. Es lo que hay. Por mucho que nos pese.


Dani Jarque siempre fue un referente para sus compañeros. Desde que entró con solo 12 años al fútbol base del Espanyol procedente de la genial cantera de la Cooperativa de Sant Boi de Llobregat. Su liderazgo y solvencia fueron los avales que le convirtieron en todo un portentoso seguro, en un enorme jugador, en quizás el hombre más importante, junto a sus dos amigos del alma Ferrán Corominas y Jonathan Soriano, de la cantera espanyolista y como no, de las categorías inferiores de la Selección, donde logró, junto a hombres como Carmelo, Miguel Ángel Moyá, Fernando Torres o Juan Carlos Cebellos, el Campeonato de Europa sub-19 de la mano de Iñaki Sáez. Ramón Moyá, un hombre de la casa, tomó cuenta de ello y le hizo debutar un 20 de octubre del año 2002 en Primera División ante el Recreativo de Huelva. A partir de ahí, todo fue coser y cantar. Poquito a poco fue erigiéndose en el primer equipo, y Lotina apostó fuerte por él en 2005, en detrimento de curiósamente quién hasta el fatal sábado era su entrenador, Mauricio Pochettino, formando pareja junto a Alberto Lopo. Su fuerte irrupción hizo que equipos como Villarreal o Tottenham llamasen a su puerta, pero Dani sólo pensaba en blanquiazul, en triunfar en el equipo que le vio crecer. Se hizo un fijo en el once, llegando hasta tal punto que se convirtió en uno de los intocables del equipo de un tiempo a esta parte. Con la marcha de Lopo, su rol en el equipo se acrecentó, y con ello su entrega y profesionalidad, alardes de esperanza para la grada perica.


Y esta temporada tenía toda la pinta de que iba a ser la suya. Como ya recalco, junto a Nico Pareja formaba una de las parejas más sólidas de la Liga. Tanto Luis Aragonés primero como Vicente del Bosque después le tenían en su lista de futuribles para la roja. Lo que son las cosas: este año prometía ser el de su debut con la selección. La baja forma de Marchena y Juanito y la falta de rodaje de los Torrejón, Marcano y compañía así lo rubricaban. Curiósamente, en la última lista del seleccionador, publicada hace sólo cuatro días, el nivel de expectación en la Ciudad Condal era enorme, pues se esperaba como agua de mayo la entrada de Jarque por Marchena. Finalmente no hubo sorpresas, el valencianista fue convocado, mas el mundo entero sabía que el debut de Dani con la roja era cuestión de tiempo. Con permiso del maltrecho porvenir, claro.


Pero, ¿cómo se iba a pensar que solo dos días después la historia de un debut anunciado sería pasto de la maldita ventura? ¿Quién podría imaginárse que un chaval fuerte, fornido, robusto, que hacía solo una semana y media había pasado la revisión médica con su equipo y que estaba como un toro, fuese a dejar este mundo para engrosar el dinástico campo de estrellas? Nadie. Absolutamente nadie. Nadie.



La historia de su más que sorprendente fallecimiento fue de lo más impactante. El central no quiso salir a dar una vuelta junto a varios de sus compañeros de equipo, entre los que se encontraban dos de sus grandes amigos dentro de la plantilla, el meta Carlos Kameni, y el delantero Ferrán Corominas, su mejor amigo (más de una vez han afirmado ser como hermanos) y con quien compartía habitación, puesto que prefirió quedarse a hablar por teléfono con su novia en el hotel y navegar por Internet con su portátil. En estas, Dani comentó a su señora sentirse mal y de repente la comunicación se cortó. La chica volvió a llamarle, y en pos de que no contestaba, marcó a Corominas para que fuese a ver qué era lo que estaba sucediendo. Ferrán, que en ese momento se encontraba a kilómetros del hotel, llamó a Moisés Hurtado, gran allegado de ambos y que se encontraba descansando en la base, a la vez que pedía un taxi que le enviase de vuelta a Coverciano. El centrocampista bajó de inmediato a la recepción del hotel a por un duplicado de la llave de la habitación de Jarque, pero cuando llegó al aposento Dani yacía en el suelo agonizante. Inmediatamente, Moisés fue en busca del médico del club, el doctor Cervera, cuyas prácticas de RCP no pudieron hacer nada. Su rápido translado al hospital de Florencia fue un mero trámite para certificar su muerte. A Dani se le paró el corazón, en lo que fue una asistolia no desfibrilante: es decir, absolutamente mortal.


Absolutamente nada pudo hacerse por salvar su vida. Una hora estuvieron tratando de reanimarle en el hospital, pero lo único que se hacía era retrasar lo inevitable. Daniel Jarque González fallecía a las siete y media de la tarde del sábado 8 de agosto de 2009, colmosamente un año después de la disputa del mayor acontecimiento deportivo a nivel mundial, los Juegos Olímpicos de Pekín. El mundo entero quedaba consternado, muy desconcertado, y de lo más sobrecogido. El capi espanyolista se había ido sin previo aviso.

La noticia corrió como la pólvora. Las cabezas de la totalidad de aficionados al fútbol volvían a recordar aquellos fatídicos hechos de finales de agosto de 2007 que acabaron con la vida del sevillista Antonio Puerta. Equipos de todo el mundo no tardaron en mostrar sus condolencias a la familia blanquiazul. Cabe destacar el caso del Barça, eterno rival de los pericos, quienes les arrebataron la Liga 2006/2007 en el ya conocido Tamudazo, que se volcó de lleno con la parroquia catalana. En Mestalla, se vivía una fiesta de presentación del Valencia que quedó paralizada cuando en el descanso se supo el triste suceso. En todos los estadios en los que había partidos en juego se guardaron emotivos minutos de silencio, y se siguió jugando al fútbol porque la impotencia no dejaba ver qué otra cosa hacer. El bético Carlos García se desplomó en el descanso del Betis - Zaragoza correspondiente al Nuevo Colombino tras conocer la súbita muerte de su amigo. Rufete tuvo que pedir el cambio en el Eldense - Hércules tras romper a llorar. El jugador del Córdoba y gran amigo de la familia Juan Carlos Ceballos, compañero de Jarque en las categorías inferiores tanto de la selección como del club periquito, y de cuya hija había sido padrino el central hacía solo un mes, se mostraba absolutamente destrozado. Jonathan Soriano, gran amigo de Dani y ahora en el Barça-Atletic se enteraba terriblemente conmocionado y tuvo que precisar hasta ayuda psicológica. Nico Pareja, su compañero en el seno de la defensa blanquiazul y que debía de marcharse concentrado con Argentina, acudía de madrugada al improvisado santuario montado por la afición en la puerta 21, correspondiente al dorsal que durante tantos años portó con ahínco el defensa del nuevo estadio del equipo para depositar entre sollozos su camiseta con el número 16. El entrenador que le hizo debutar en Primera, Ramón Moyá, afirmaba balbucenante que se le habia muerto un hijo. Las lágrimas de Valdo, Sergio Sánchez, Riera o Sergio García de poco servían ya. Dani se había ido, seguramente a hacer aquello que más le gusta, que no gustaba. Jugar al fútbol junto a relucientes estrellas como Antonio Puerta, Miklos Fèher, Marc Vivien Foé o Chris O'Donell en algún lejano confín de éste recóndito universo. Porque así era Dani, un tío sencillo, estelar, que rechazó ofertas de clubes a priori aún más estelares como Valencia, Liverpool, Atlético de Madrid, Milan e incluso Barcelona por triunfar en el equipo de sus amores. Sin embargo, puede irse tranquilo, sin el pesar que supone no haber cumplido un cometido. Porque has triunfado Jarque, has logrado en muy poco tiempo algo que muchos no han logrado en décadas de profesionalidad: ser un tipo admirado y querido por todos. Así lo evidencian las más de 50.000 personas que han ido a homenajearte a Cornellá en los últimos dos días. Descansa en paz, capitán.

Otro año sin Puerta