Aquí podrás encontrar todas las noticias relacionadas con tu deporte favorito.

lunes, 20 de octubre de 2008

España buscará el 'Maracanazo' tras vencer de forma agónica a Italia


España estará en la final. Tras un campeonato bastante cuestionado por los medios por la falta de resultados, la vigente campeona del mundo y defensora del título se enfrentará a Brasil en la final soñada, entre los dos mejores equipos de la última década. Los brasileños tendrán como grandes bazas el calor de su afición y el inagotable potencial ofensivo de su plantilla, mientras que los nuestros deberán hacer gala de su solidez defensiva y aprovechar la presión que supone para los cariocas partir como favoritos.
Todo eso y mucho más, el próximo domingo a las 14:30 desde el Gimnasio Maracanazinho de Río de Janeiro.

Centrándonos ya en el partido de semifinales, España se encontró con el rival más duro hasta el momento, que no le permitió manejar el partido tan fácilmente como con el resto de rivales. Los italianos se confirmaron desde el primer momento como un hueso duro de roer y trataron de evitar el dominio de España. Así, los de Nuccorini salieron muy agresivos a la cancha, defendiendo fuerte al hombre e imposibilitando la correcta circulación de balón.
Como consecuencia de este agresivo planteamiento de Italia las ocasiones eran prácticamente inexistentes, debido también al respeto que se ofrecían ambos equipos, que se estudiaron durante unos minutos. Apenas terminado este periodo de 'estudio', en el minuto 5, Daniel dio el primer zarpazo y, aprovechando un pase de Fernandao, batió a Feller de tiro cruzado.
El gol dio tranquilidad a España, que disminuyó la velocidad del juego y trató de tocar con más paciencia y orden. Los 'azzurros', por su parte, perdían las ideas con el balón en los pies, y sólo daban signos de vida con algún que otro contraataque aislado.
El encuentro se tornó en aburrido, y nada ocurrió durante gran parte del periodo, hasta que, a falta de cinco minutos del final, un disparo de Saad desembocó en un intenso correcalles improductivo para los equipos y el marcador, que seguía registrando el 1-0 al final de los veinte primeros minutos, tras el bocinazo.

Los transalpinos saltaron por segunda vez al terreno de juego mucho más centrados que los de Venancio. Activos en ataque y sólidos en defensa, los de Nuccorini no tardaron en avisar a Luis Amado, que detuvo satisfactoriamente varias acometidas. España no encontraba su sitio, y perdía el balón rápidamente debido a la férrea defensa rival. Las cosas pintaban muy mal en aquellos momentos, y Foglia certificó la superioridad 'azzurra' en el marcador con un bonito tanto en el minuto 27.
A partir de ahí España reaccionó, y volvió a hacerse con el control de la situación. Los de Nuccorini comenzaron entonces a sufrir, y sus ocasiones se redujeron a disparos lejanos de Saad.
Borja gozó de la mejor oportunidad española, pero no pudo batir a Feller en el mano a mano.
Los últimos minutos fueron un asedio constante de España a la portería italiana, pero no dio resultado, teniéndose que prolongar el partido en una prórroga de diez minutos.
En el tiempo extra los de Venancio lo siguieron intentando, pero de nuevo sin suerte. El partido parecía condenado a los penaltis, ya que Italia estaba desaparecida y España no acertaba, pero, al filo del descanso, el 'killer' Fernandao volvió a desnivelar el marcador tras zafarse de un defensor transalpino. A Italia le quedaban cinco minutos para obrar el milagro, que se antojaba imposible por la superioridad de 'La Roja'.
Sin embargo, España se echó atrás, y cedió todo el dominio a los transalpinos, que no lo desaprovecharon. Nando Grana, que había entrado como portero-jugador a falta de tres minutos, lideró a los suyos, y estableció de nuevo las tablas con un potente disparo lejano ante el que nada pudo hacer Luis Amado. El gol fue un jarro de agua fría para los de Venancio, que ya acariciaban la final y que se veían sometidos ahora a un minuto de sufrimiento.
Sufrimiento que no fue tal, ya que Nuccorini sacó de la pista al portero-jugador, volviendo a jugar con la estrategia habitual. Aunque achucharon, los italianos no metieron miedo y, cuando todo apuntaba a que el partido se decidiría por penaltis, a falta de cinco segundos para el final, Marcelo recuperó un balón en la medular y se lo cedió a Kike que, apurando la línea de fondo, sacó un pase bastante bueno para el hispano-brasileño, que corría hacia el segundo palo. El centro de Kike fue desviado con mucho infortunio por el italiano Foglia, que se replegaba tras la pérdida. Éste, tras ver el ésférico dirigiéndose hacia la portería, apuró su carrera, pero el rechace se estrelló en el palo. El italiano no lo esperaba e, incapaz de disminuir la velocidad acumulada, introdujo el balón en su propia portería, cavando la tumba de su propio equipo sobre la bocina.
Entonces, los italianos iniciaron una protesta que se prolongó más de quince minutos, exigiendo los lanzamientos desde el punto de penalti y argumentando que el gol estaba fuera de tiempo.
Tras muchos minutos de espera, los árbitros dieron validez al gol de Foglia y permitieron a los transalpinos ejecutar un libre directo desde el medio del campo, con tres jugadores españoles taponando al borde de la 'galleta'. Obviamente, el esférico se estrelló en la barrera, y los españoles estallaron de júbilo.
Habían vencido, y defenderían su corona el domingo.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

un poco retrasado, pero bueno xD

como kedo iran?

Quique dijo...

Irán no logró pasar a semifinales tras empatar contra Italia en el último partido (5-5).
Vamos, que cayó en cuartos.

Quique dijo...

Sííííííí.....
Toma Fernando, toma patera!!!!

Remontadón y con 10.

P.D. Sigue sin gustarte Simao?

Fernando dijo...

Hombre, hablando de remontadones...En cualquier caso, partidazo. Sois un equipo de leñeros. No podemos hablar de remontada ninguno. De 0-2 a 4-2, y de 4-2 a 4-4.

PD: No me gusta Simao, pero te reconozco que es bastante bueno (8). Y cambia la fecha de las entradas del Mundial de F.S.

Quique dijo...

No, no.
Sois un equipo de simuladores.
Ya cambio la fecha.

P.D. Simao es la hos...

Otro año sin Puerta