Aquí podrás encontrar todas las noticias relacionadas con tu deporte favorito.

lunes, 1 de agosto de 2011

Baja España 2011: Esencia pura







Saludos a los aficionados al mundo del motor. Con permiso de los redactores y seguidores del blog, voy a tener el honor de reiniciarlo con la prueba más bonita del verano y aun del año, nuestra siempre querida y esperada Baja España, que vuelve, y van veintiocho ediciones, a tierras de Aragón.
¿Qué es la Baja España? Oficialmente una prueba del Campeonato del Mundo FIA de Cross Country que reúne a coches, quads, motos y camiones bajo la misma reglamentación que el Rally Dakar para surcar los caminos de Aragón. Sí, es la misma clase de vehículos que en Enero de 2012 cruzarán las pistas de Argentina, Chile y Perú. La prueba empieza con el prólogo el viernes 22 de julio y sigue con las etapas del sábado 23 y domingo 24.
El prólogo se disputa en el Motorland de Alcañiz y nada más llegar nos encontramos con las máquinas que descansan en el parque cerrado. En coches impone la presencia del equipo BMW X-Raid, con dos coches para el portugués Campos y el ruso Novitsky, además de otro X-3 con carrocería de Mini para el luso Moniz, el coche que llevará Nani Roma en el próximo Dakar. No faltan los habituales del campeonato de España: Plaza, Collelldevall, Segura, Reyes, Termens..., además de un atractivo Mitsubishi Pick Up, preparado por Tot Curses en Girona y pilotado por Joan Roca. También hay un buen grupo de italianos, la mayoría al mando de Mitsus, que nunca faltan a la cita y son apreciados por su velocidad y simpatía. Qué decir de los holandeses, que este año alinean nada menos que cuatro Mitsubishi Racing Lancer, aerodinámicos y espectaculares, un gozo para la vista. Hay un precioso invento, un Opel Astra Proto pilotado por Nuno Matos del que desconocemos todo, claro que siendo portugués ... Entre los 72 equipos que tomarán la salida está Jean Louis Schlesser, a los mandos de su buggy con motor Chevy v-8 de más de cinco litros de cilindrada. El abuelo veloz suma cuatro victorias en la Baja y dos en el Dakar, casi nada.
En la categoría de motos destaca la presencia del bicampeón dakariano Marc Coma con su KTM. También encontramos a Farrés, con otra KTM y la Yamaha de Guasch. Se hace notar la presencia de un nutrido grupo de Husqvarnas, con Barreda, Busquets, Mancini, Bianchi Prata y Gonçalves, sin olvidar la Husaberg de Toral y la Aprilia del local Jesús Portolés. En quads, un año sí y otro también es forzoso citar a Oscar Romero, ganador de la prueba los dos últimos años con su Polaris, así como a Mario Gajón y su KTM.
Hay otra categoría, la de los Buggies con motor de moto que presenta tres incritos, que probarán en las pistas la resistencia de estas divertidas y económicas monturas. En realidad son cuatro, pero el conquense Plaza, que ha subido al podium absoluto en todas las carreras españolas este año disputadas, se ha inscrito en coches para competir al máximo nivel.
Y para terminar están los camiones. Nada menos que doce encabezados por Pep Vila, sexto en el último Dakar, con el Iveco preparado por el mago holandés de Rooy. A señalar el Mercedes de otro antiguo ganador de la Baja, el catalán Oliveras.
Es el momento ideal para dar una vuelta por el paddock del circuito, donde se encuentra toda la caravana de la Baja. Como tenemos unas fotos de años anteriores, vamos buscando a los pilotos para que las firmen. El primero de todos es Manolo Plaza, el más simpático de todos, el actual campeón de España, el conquense que nunca falta y que nos dedica sus dos fotos ampliadas, además de contarnos su actividad como preparador y su aventura con el buggy Polaris, el Tamagochi, como le llama. Nos indica que junto a la asistencia de BMW encontraremos a Filipe Campos, ya que tenemos una foto con los dos, y el portugués que empieza hoy su decimoctava Baja nos atiende con la cordialidad y educación propias de su país. Le deseamos suerte y le decimos que esta vez le toca ganar, a lo que responde con una sonrisa y un apretón de manos. Más allá nos encontramos con Marc Coma, como siempre hablando bajito, parece que sólo quiere darse a notar cuando vuela subido en la moto. Otra firma más y a la salida del restaurante del circuito aparece Nani Roma, el primer español en ganar un Dakar que hoy no participa pero acompaña como espectador la prueba. Qué tío más sencillo, no podía faltar, nos firma tres fotos con paciencia y nos despedimos deseándole suerte, el 2012 puede ganar su primer Dakar en coches y ampliar aún más su leyenda. Disculpad que me extienda con estos detalles, pero es una gozada estar tan cerca de los participantes, sin necesidad de acreditaciones ni otras historias. Estas carreras nos muestran la cara más amable y accesible del mundo del motor, tan lejos de las siempre cerradas y aparentes historias de la Fórmula 1 por ejemplo, donde sólo importa la publicidad. Aprendes más aquí en media hora, escuchando a un piloto, observando una asistencia, hablando con un aficionado o un periodista, que en un año entero de Lobato en televisión.
La organización ha preparado una vez más una prueba prólogo muy interesante, algo más lenta quizá que el año anterior, utilizando parte del circuito de autocross de esta magnífica Ciudad del Motor y la zonas de tierra que rodean los accesos al circuito de velocidad. Como siempre es básico hacerlo bien, pues aquí se juega el puesto de salida y hay que estar lo más arriba posible, ya se sabe lo difícil que es adelantar luego en los tramos. Son cinco kilómetros a todo gas, sin concesiones y nos vamos a llevar unas cuantas sorpresas.
Primero salen las motos y los quads. Barreda, el bravo piloto de Castellón, que busca hacerse un nombre y lograr un patrocinio que le permita ir en condiciones al Dakar, pasa como un obús ante nosotros, aprovechando toda la pista, buscando el límite. Marc Coma apura todo lo que puede, es increíble que no se vaya al suelo en la cruzada que ha hecho en la pista de autocross, pero queda detrás del bravo piloto levantino y delante de Farrés, Gonçalves y Guasch. Sin embargo si hay un héroe en esta breve especial es el quad de Romero, que ha metido cinco segundos a Barreda y ¡doce! a Roma. Simplemente sensacional. Ni siguiera los coches le conseguirán igualar.
En coches gana Filipe Campos con su conducción siempre al ataque, pero nos asombra el segundo puesto del Isuzu de Rui Sousa, y sobre todo el tercer tiempo de Roca, a quien sinceramente no esperábamos ver tan arriba, ha pasado como un auténtico avión. El primer holandés es Ten Brinke que hace quinto por delante de Nuno Matos. O sea que el Opel marcha, y de qué manera. Novitsky, teórico primer piloto de BMW, decepciona sin más desde su cuarto puesto.
Como siempre lo mejor de todo son los camiones. Vila gana con su monstruoso Iveco y su conducción espectacular, pero Oliveras no se amilana y coloca el Mercedes en segundo lugar. Pero a mí lo que más me ha gustado ha sido el Pegaso de Juan Francisco Mayor. Es un modelo como el que llevaba hace más de veinte años Salvador Cañellas en el Dakar, un auténtico camión clásico que muestra su rótulo de Pegaso y su caballo alado en el radiador. Una aparición entre el polvo, pura historia y realidad que nos dejará sorprendidos por su ritmo durante toda la prueba.
Terminada la prólogo nos vamos a dormir a Zaragoza.
Y llega el sábado y la primera etapa, que consta de dos tramos cronometrados. La primera especial, de 131 Km., se disputa por la comarca de Cinco Villas, cerrando un bucle entre Tauste y Ejea de los Caballeros. El cierzo, el viento frío y seco que tantas veces recorre Aragón, se deja sentir y baja la temperatura a 14º a la salida de este tramo. Espectadores y participantes saludan con alegría su presencia, pues significa que este año no vamos a pasar calor, de hecho no superaremos los 28º. Además su fuerza evitará en buena parte las temibles nubes de polvo en suspensión que tanto perjudican al vehículo que va detrás. Este tramo es rápido y complicado, pues a esta velocidad los errores se pagan muy caro. Tras ver la salida de un buen grupo de coches en Tauste ( donde hemos aprovechado para hablar un momento con Termens y Schlesser) nos hemos acercado al final del tramo en Ejea de los Caballeros. La visión en este punto es magnífica, se ve perfectamente la llegada precedida de una zona rápida con varias eses, y si caminamos un poco más avistamos desde una loma los coches a varios kilómetros gracias a la polvareda que levantan, y les vemos acercarse hasta que cruzan frente a nosotros a toda mecha, muchos con las luces encendidas. En coches queda primero Campos y es un placer verle pasar atacando en cada curva. Pero la gran sorpresa es Joan Roca, segundo con el Mitsubishi, achuchando al BMW sin complejos ha quedado a 39 segundos y confirma lo visto en Alcañiz. Tercero es Ten Brinke con el Mitsu chulo. Rui Sousa se ha quedado algo atrás con problemas y Novitsky es cuarto. El primer español es Segura, seguido de Reyes y Collelldevall. ¿ Cómo ha quedado el Opel portugués? Ha sido sexto lo que no está nada mal. En camiones y como se esperaba Vila es primero y segundo Oliveras, con sus tiempos hubieran quedado casi en mitad de la tabla de los coches.
La segunda especial de la jornada se disputa entre Perdiguera y Pina de Ebro en el desierto de los Monegros. Tiene 175 Km. y es inevitable que por su longitud y dificultad sea decivisa para la clasificación . Este tramo resume todo lo que ha hecho famosa la Baja España, antigua Baja Aragón: selectividad, dureza, variedad y la belleza inapelable de su árido paisaje. Llegamos hasta el pueblo de Monegrillo, siguiendo las indicaciones de punto de interés facilitadas por la organización. Es increíble que en menos de dos kilómetros encontremos una trialera muy larga y difícil, una zona de curvas que acaba en un alto rodeado de balsas de agua, un sector breve muy roto y complicado donde cuesta encontrar la trazada y para terminar un bonito salto que hace volar antes de abordar una curva en ángulo recto y ver perderse las máquinas con su inseparable cortina de polvo. Elegimos el salto y lo pasamos en grande. El italiano Manfrinato, que ha sido noveno en el tramo anterior, ha entrado cruzado y ha dado un gran salto, no estando muy lejos de volcar. Su coche, el veterano Renault Megane Proto de Tot Curses está pintado este año con los colores de la bandera italiana y ha quedado precioso. Pero quizá el mejor despegue lo hace el rumano Casuneanu, con un preciso golpe de gas, que eleva su clásico Mitsubishi con un salto olímpico en altura y longitud.¡Genial! Lo que ha progresado este hombre desde el año anterior. Abandonamos la pista con prisa e intentamos llegar a Pina de Ebro antes que el primer coche. Justitos, sólo nos ha sobrado un minuto, presenciamos la llegada de Campos al final de la especial en otra zona rápida y de buena visibilidad. Campos ha vuelto a ganar y después vienen Ten Brinke, Wevers y Van Loon, los tres mosqueteros holandeses, que como ya es sabido son cuatro en realidad, pues Huzink queda undécimo. Pero bueno, dónde entrena esta gente si en su país no hay desiertos, ni montes, si es casi todo liso y verde, si hay pocos espacios libres y está todo lleno de casas. Y encima sus fieles monturas son los Mitsus Lancer Racing, esos que que hay que llevar cruzados para ir deprisa. ¡Bravo, fieras! Y eso que este año no ha venido Van Deijne. Es una pena, pero Roca ha roto la transmisión y nos ha dejado con la miel en los labios. Blázquez es primero entre los españoles, seguido de Segura, Reyes y Rottier (sí es español), francamente bien con el Mercedes creado por el alcarreño Villalba. Termens demuestra que a su Volkwagen Amarok le falta preparación, pero estamos seguros que lo hará evolucionar con su equipo técnico, pues el pilotaje y la mecánica han ido siempre de la mano de este campeón. Plaza ha terminado a duras penas y no podra salir al día siguiente. El Tamagochi no ha aguantado la dureza y el ritmo impuesto por el campeón nacional. En camiones gana Pep Vila, seguido de Oliveras y el holandés Huzink con su Ginaf. Como habéis visto los tres mosqueteros, que eran cuatro, son cinco. (Suponemos que los pilotos del Mitsu y el Ginaf son familia, pues aparte del apellido sus coches comparten los mismos colores.)
En Pina de Ebro hemos conocido a Ramón Montoya, redactor de la revista digital www.bestialquad.com . Coincidimos en la curva donde está haciendo fotos de los coches con un amigo y la conversación surge de forma espontánea. No sólo salen Barreda y Marc Coma a la palestra, pues Ramón nos habla convencido de superman Romero y su forma imposible de pilotar un Quad, de que la Baja es quizá demasiado rápida este año y castiga excesivamente la mecánica, de las dificultades de los más modestos para pagar los 1200 euros de inscripción, de otras pruebas en Aragón y la Serranía de Cuenca donde los quads se expresan en toda su dimensión, ... Este tío es un erudito, rezuma gasolina por los poros, su entusiasmo es tan contagioso que no sabes, amable lector, lo que te pierdes si no te conectas con la citada página web. Mientras, se ha unido discretamente un señor que nos pregunta cuándo pasan los camiones. Le respondemos que tardarán un buen rato. - No tengo prisa, he terminado de comer en casa con mis dos hijos y mis nietos y como nadie quería venir, he tirado para acá, no me lo iba a perder..-. Es una gozada verle sonreír cuando llega el camión de Pep Vila absolutamente desencadenado, levantando mareas de polvo, haciendo temblar el suelo y lanzando un bocinazo justo al pasar a nuestro lado ... nuestro amigo no cabe de gozo, y seguimos comentando mientras llega el segundo y tercer camión. Nosotros nos vamos ya para Zaragoza, pero el se quedará hasta el último. Y nos despedimos convencidos de vernos otra vez el próximo año cuando pasen los camiones.
Las motos han hecho el recorrido al revés, primero el tramo dos y luego el uno. Esto se hace por seguridad, para evitar que los primeros coches alcancen a las últimos motos con el riesgo que esto supone. Barreda (qué bueno es) se impone a Coma , seguidos del quad de Romero, Farrés y Guasch. El dakariano Gonçalves y el debutante Adriá han hecho muy buenos tiempos y el Portolés empieza a sacar la cabeza. Cómo se nota que es de la tierra y saber ir de menos a más, menudo rally va a completar.
En el segundo tramo rompe Barreda y se queda un año más sin acabar. No tiene suerte este valiente y espectacular piloto que merece un hueco en un equipo oficial. Coma, Farrés, Romero, Guasch, Adriá, Portolés es el orden de esta especial, muy similar a la anterior. Todos pensamos que Marc Coma impondrá a partir de ahora ese ritmo demoledor que le caracteriza, que le hace ser el número uno. Pero la Baja es larga, muy larga.
Hemos vuelto a Zaragoza y tras la ducha y un ligero descanso vamos a comer algo. Para encontrar un buen sitio lo mejor es preguntar a los lugareños, y así orientados nos encontramos en la zona que llaman" El Tubo" famosa por sus locales y que está a menos de quinientos metros de la Basílica del Pilar. Y aquí está uno de los descubrimientos de la Baja de este año: Vinos Nicolás, en la esquina de Libertad y Estebanes. Croquetones de jamón ibérico, calamares del tubo, paleta ibérica con pan tumaca, etc, etc,... sabrosísimas tapas y raciones, con buen precio y mejor trato. Absolutamente recomendable, tanto que volvimos dos veces más y os puedo asegurar que ya forma parte del paisaje de nuestra Baja.
Como me estoy alargando mucho procuraré ser breve. La segunda etapa arranca muy pronto el domingo y repite exactamente los mismos tramos y en el mismo orden. La primera moto arranca a las 06;42 y el primer coche a las 07:15, el madrugón se impone. Una vez más estamos en la llegada del primer tramo en Ejea de los Caballeros, donde vuelve a imponerse Campos, seguido de Ten Brinke, Wevers y el BMW del checo Zapletal, que al fin puede correr algo después de empezar con muchas dificultades en su mecánica. Casuneanu sigue su ascensión y es séptimo. El BMW de Novitsky empieza a dar problemas y seguirá así hasta el final. Entre los españoles se destaca Blázquez, ya que Colelldevall ha tenido un toque, cosa rara en él y ha quedado descolgado. Reyes abandona después de un fuerte golpe y Schlesser aparece en los primeros puestos una vez superados los problemas que le han retrasado el primer día. El ronco bramido del motor Chevrolet nos recuerda a los añorados Fornasari italianos que este año (maldita crisis) echamos tanto en falta.
Vamos otra vez a Monegrillo a disfrutar del último tramo. Pero esta vez nos quedaremos aquí hasta el último coche. Primero a la zona de las balsas de agua, donde pasan los primeros, hasta que pincha Novitsky y todo el mundo corre para verle cambiar la rueda. Este percance y los persitentes fallos del coche le relegarán a un séptimo puesto final. Después de un buen recital de cruzadas varias, pues en esta parte hay una sucesión de curvas cerradas, nos dirigimos a la trialera donde se concentra buena parte de la afición. Es una especie de tribuna natural de vista privilegiada. En la parte superior hay algunas tiendas de campaña, hay gente que ha pasado aquí la noche y ha visto pasar todo el rally, incluídas las motos de las seis de la mañana. La trialera es larga y angosta y en la cima es necesario parar casi del todo, pues hay una arqueta de riego a la izquierda que es muy fácil de tocar. No es nada difícil pinchar, o incluso doblar una rueda, ya que está en el sitio más inoportuno y el paso es muy estrecho. Encima el fuerte viento sopla en la misma dirección que los coches, por lo que el polvo "adelanta" a los propios vehículos y forma una barrera visual a la salida de la cima.
Qué bonito es ver pasar a los coches, unos con dificultades, otros parece que lo suyo es el trial. Los que mejor lo hacen son sin duda los camiones, beneficiados por su altura al suelo y la cabina elevada. Extraordinario el paso de nuestro precioso Pegaso ayudado de su menor peso en comparación con los demás.
Campos ha tenido problemas con el intercambiador del turbo, por lo que ha perdido algún tiempo y llega cuarto detrás de los tres primeros holandeses, esta vez encabezados por Van Loon.
La clasificación final deja a Filipe Campos como ganador, al fin, del Rally en su decimoctava participación, seguido de Ten Brinke y Van Loon en el podio, mientras Zapletal ha completado una buena remontada que le deja en cuarta posición, delante de Wevers y Casuneanu. Schlesser es décimo, mientras Blázquez es primero entre los españoles, seguido de Segura y Termens. No quiero olvidar a otro destacado : el Buggy Mc Rae de Chris Leyds, que ha corrido la prueba solo, sin copiloto y ha terminado decimonoveno, y ¡sorpresa! también es holandés. También hay que destacar que Marta Suria y Cristina Rodríguez han terminado la prueba. Las dos han llegado a Zaragoza tras una buena actuación, más si tenemos en cuenta que ambas eran debutantes.
En la categoría de camiones ha ganado Pep Vila, seguido de Oliveras y Aguirregaviria con Mercedes, siendo Mayor nada menos que séptimo, con el Pegasito. Una pena la rotura de Huzink en la última etapa.
En los buggies con motor de moto, Jordi Perera ha colocado su Polaris por delante del RBS de Miquel Vila, que es hijo de Pep, el ganador en camiones, y que ha visto como el salvaje de su padre le superaba en algún tramo, pues los camiones salían detrás.
En motos se ha producido la gran sorpresa, al romper Marc Coma el cárter en la última especial, dejando la victoria a la KTM de Marc Guasch, que se apunta su tercera Baja,quedando a continuación las Husqvarnas del portugués Gonçalves y el debutante Adriá, que ha estado espléndido. Cuarto ha quedado el maño Portolés, que demostrando lo bien que pilota a la espera de las próximas evoluciones de la Aprilia.
En quads triunfa Romero, el magnífico, que se apunta su tercera baja consecutiva. En la entrega de premios en la explanada del Pilar, el piloto vasco nos dirá que algunos problemas mecánicos le han impedido ganar la general de la Baja. Hubiera podido acabar delante de todos, coches y motos incluídos. Este tío no se conforma con nada. Al Dakar con él , que se van a enterar. Segundo ha sido el italiano Masante y tercero el francés Albira
La Baja 2011 ha terminado y estamos cansados, con polvo hasta las orejas, con sueño, pero satisfechos como nunca. Porque la Baja es exigente y seductora, toma lo mejor de los hombres y mujeres que la crean y les devuelve su magia, pura esencia del motor.
Ya falta menos para el 2012 y queremos volver. Volver a disfrutar de Aragón, de sus recios paisajes y la hospitalidad única de su gente. Volver a encontrarnos con Plaza, Campos, Roma, Termens, Coma y todos los demás, para aprender con el periodista sabio y el abuelo camionero, para ver de nuevo las acrobacias de las motos, la fiereza de los Quads, los derrapes de los Mitsus y sentir moverse el mundo al paso rompedor de los camiones. Y cuando se disipe la estela infinita de las máquinas, ya tranquilos, sosegados, rematarlo con un riquísimo taco picante de ternera, ese que con cariño y esmero, sirven nuestros amigos de Vinos Nicolás.
s

No hay comentarios:

Otro año sin Puerta